Buscar

Alejandro A. Tagliavini

"Hay quienes piensan distinto a mí, incluso yo, al cabo del tiempo, pienso distinto a mí", J.L. Borges

Categoría

Sin categoría

Argentina goes “Chavista”, for that the quarantine was made

El chavismo y el kirchnerismo hicieron de todo con la corrupción ...

Alejandro A. Tagliavini *

                “There are those who think differently from me, even I, after some time, think differently from me”, J.L. Borges.

                  The world lives a “state of fear”. From the Chinese Communist Party and the WHO -bureaucracy led by a former member of the Marxist government of Eritrea– terror was installed by a “pandemic” that is showing , as serious specialists such as Pablo Goldsmith advanced, that it is just another flu: the Covid 19 has killed around 420,000 people while the WHO estimates that up to 650,000 die from influenza annually.

                  And fear induces the violence that subjugates, that’s why the “Do not be afraid!”, with which John Paul II greeted from Saint Peter, when he began his Pontificate, in 1978, was his motto. He knew that courage is the opposite of violence and so he defeated the USSR, without blood, without wars, peacefully.

                  Thanks to fear they forced “quarantines” using the state monopoly on violence and citizens live in fear of the virus and for being imprisoned if they disobey confinement. And they ridiculously justify them, such as the “report” by the not credible Imperial College that ensures that confinement in 11 countries in Europe has prevented more than three million deaths. “Science” fiction.

                    For their part, economists such as Juan Ramón Rallo, without caring about the human right to freedom, says that many will think “that it has been the physical distancing measures decreed by the Government that have sunk the economy… In the absence of government impositions , they will say, perhaps the death toll would have been higher, but a good part of the economy would continue to function … conclusion … essentially wrong: even without imposed physical distancing measures … citizens would apply them … sinking … economic activity … “.

                  First, there is no evidence that “the death toll would have been higher” but to the contrary. But even if citizens applied the same measures voluntarily – doubtful if they were not for the panic spread by governments – the difference would be enormous: in one case it is state violence repressing the market, in the other it is the market in search of its development and balance.

                 This violence, the quarantines, produce enormous global damages and the malnourished will increase by millions. In Argentina, for example, the State expanded strongly and its last action was the intervention and future expropriation of Vicentin, the largest soy marketer, which is one of the largest exports in the country, such as oil for Venezuela.

                 As I. Cachanosky and A. Etchebarne point out, “expropriation on the lips of a government that has praised … Maduro … generates deep concern … it is not the first … and the most serious thing is that it will probably not be the last”.

                    José Luis Espert, economist and politician, wrote that the president said “they want … to ensure food sovereignty.” According to Víctor Salmerón, in 2007, Chávez announced “food sovereignty”, and until 2012 the State took control of 26 companies in the food sector and founded ice cream, sardines and tuna companies, expropriated silos, collection centers and six million hectares.

                     The trend in Argentina is towards Chavismo, beyond ideology, out of inertia, because with quarantine they greatly enlarged the State while destroying the private sector and, in a vicious circle, as companies go bankrupt, following the same ideology, they will be expropriated and the State will have the weight, and the authoritarianism, of the Venezuelan.

* Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and Member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Argentina se “chaviza”, para eso se hizo la cuarentena

El chavismo y el kirchnerismo hicieron de todo con la corrupción ...

Por Alejandro A. Tagliavini*

                “Hay quienes piensan distinto a mí, incluso yo, al cabo del tiempo, pienso distinto a mí”, J.L. Borges.

                  El mundo vive un “estado de miedo”. A partir del partido comunista chino y la OMS -burocracia dirigida por un ex integrante del gobierno marxista de Eritrea- se instaló el terror entre el público por una “pandemia” que muestra ser, como han dicho especialistas serios como Michael Levitt o Pablo Goldsmith, otra gripe. De hecho, al Covid 19 se le atribuyen unas 420.000 muertes mientras que la OMS estima que anualmente por influenza mueren hasta 650.000 (en Argentina, son 32.000 al año).

                   Y el miedo provoca a la violencia que sojuzga, por eso el ¡No tengáis miedo!, con el que Juan Pablo II saludó desde la Plaza de San Pedro, al iniciar su Pontificado, en 1978, fue el lema de su trabajo. Porque sabía que el coraje es el opuesto a la violencia al punto que volteó a la URSS, sin sangre, sin guerras, con acciones pacíficas.   

                    Con el miedo han instalado “cuarentenas” forzadas por el monopolio de la violencia estatal y los ciudadanos viven entre el temor al virus y a ser encarcelados si desobedecen el confinamiento. Y las justifican ridículamente, como el “informe” del fallido Imperial College que asegura que el confinamiento en 11 países de Europa ha evitado más de tres millones de muertes. Un verdadero acto de ciencia ficción o de ficción ciencia.

                   Por su parte, economistas como Juan Ramón Rallo, sin que le importe el derecho humano de la libertad, dice que muchos pensarán “que han sido las medidas de distanciamiento físico decretadas por el Gobierno las que han hundido la economía… En ausencia de imposiciones gubernamentales, dirán, tal vez el número de muertos hubiese sido mayor, pero buena parte de la economía seguiría en funcionamiento… conclusión… esencialmente errónea: incluso sin medidas de distanciamiento físico impuestas… los propios ciudadanos las aplicarían… hundiendo… la actividad económica…”.

                  En primer lugar, no hay evidencia de que “el número de muertos hubiese sido mayor” sino lo contrario. Pero lo importante es que, aun si los ciudadanos aplicaran las mismas medidas voluntariamente, cosa que dudo que hicieran de no ser por el pánico difundido desde los gobiernos, la diferencia sería fundamental: en un caso es la violencia del Estado que reprime al mercado, en el otro es el mercado que busca su desarrollo y equilibrio.

                 Esta violencia, estas cuarentenas, han producido daños globales enormes y los desnutridos aumentarán en cientos de miles. En Argentina, por caso, el Estado se ha agrandado siendo su última acción la intervención y futura expropiación de Vicentin, la mayor comercializadora de soja, que es una de las mayores exportaciones del país, como el petróleo para Venezuela.

                   Como señalan I. Cachanosky y A. Etchebarne, “la palabra expropiación en los labios de un gobierno que ha elogiado… (a) Maduro… genera honda preocupación… no es la primera empresa expropiada, y lo más grave es que probablemente no será la última”.

                    José Luis Espert, destacado economista y político, escribió que el presidente “dijo con toda claridad que quieren… asegurarse la soberanía alimentaria”. Según Víctor Salmerón, en 2007, Chávez anunció la “soberanía alimentaria”, y hasta 2012 el Estado tomó el control de 26 empresas en el sector de alimentos y fundó compañías de helados, sardinas y atún, expropió silos, centros de acopio y seis millones de hectáreas.

                     La tendencia en Argentina es hacia el chavismo, mas allá de la ideología, por la misma inercia, porque con la cuarentena se ha agrandado enormemente el Estado mientras se destruye al sector privado y, en un círculo vicioso, a medida que las empresas privadas vayan quebrando, siguiendo la misma ideología serán expropiadas y Estado tendrá el peso, y el autoritarismo, del venezolano.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Opciones de inversión: Wall Street o Uruguay

Por Alejandro A. Tagliavini*

               El Nasdaq 100 llegó a un nuevo máximo histórico de 9.824,39 puntos, en tanto que el Dow Jones sube hasta los 27.110,98 y el S&P 500 queda a un 1,1% de ponerse en positivo en el año. Mucha liquidez sobrante y optimismo con la recuperación de las represiones al mercado por parte de los Estados, con la excusa del coronavirus. EE.UU. generó en mayo 2,5 M de empleos, regreso a la creación de puestos laborales que significa la mayor creación desde al menos 1939.

               La semana pasada las acciones más alcistas fueron las de American Airlines (NASDAQ: AAL) 72%, Occidental Petroleum (NYSE: OXY) 57%, Simon Property (NYSE:SPG) 53%, United Airlines (NASDAQ:UAL) 49%, Apache (NYSE: APA) 48% y Boeing (NYSE: BA) 40%. El índice de volatilidad (Vix), que llegó a los 82 puntos en marzo cae hasta los actuales 24,52.

                El euro sube 0,75% en lo que va del año hasta los US$ 1,13. Entretanto, los futuros del Brent ya están en la zona de los US$ 42,30/barril y los del WTI rondan los US$ 39,55. El oro por su parte anda por los US$ 1.688,35/Oz, y todavía sube 10% en 2020. La recuperación del dólar podría relajarlo hasta caer a los 1.666, según analistas.

               Es atractivo el PER esperado del Eco30, que incluye 30 acciones internacionales seleccionadas, con las ganancias previstas para el año que viene, que se sitúa en las 14,5 veces frente a los multiplicadores de beneficio de 15,3 veces del mercado europeo o las 18,9 veces del americano para el mismo periodo. Por cierto, atentos a AstraZeneca que le ha planteado a Gilead una posible fusión, según Bloomberg, que sería la mayor de la historia del sector.

                También atención a la reunión de la Fed del miércoles, la primera desde abril, y lo más probable es que vuelque optimismo, alimentando un repunte en las acciones y la venta de bonos del Tesoro, llevando la curva de rendimientos a un aumento demasiado rápido y así los costos de endeudamiento podrían asfixiar la recuperación económica y, entonces, la Fed podría intentar controlar la curva.

               En Argentina, abril fue uno de los peores sino el peor mes desde que hay registro, la industria cayó 18,3% en relación a marzo (desestacionalizado) y 33,5% interanual (i.a.). El desempleo llegaría a 13% mientras que el salario real caería 8% en 2020, según los analistas que, en mi opinión, son demasiado optimistas porque esto está reprimido (como por la doble indemnización) lo que tarde o temprano estallará.

               BAE Negocios da cuenta de que los principales bancos comerciales y de inversión estiman que la economía caerá 9,7%, más que el promedio de 7,5% de la región, según recabó el IIF. Muy optimistas (la línea verde punteada de recuperación no se dará).

                Estos días se conocerá la suba del IPC de mayo que, según los analistas, rondaría el 1,5% marcando una ralentización lo que no extraña dada la fuerte represión por parte del Estado, cosa que estallará.

            Casi todos los economistas aseguran que no quedaba alternativa a la fuerte emisión. A ver, en primer lugar, no debió existir la cuarentena y, luego, hay mucho margen para achicar el gasto y vender las incalculables propiedades estatales. Como señala el destacado economista hispano argentino Carlos Rodríguez Braun, es una “Vieja falacia: la peste no fue buena para los negocios, porque miles de empresas cerraron. En cambio, ningún Estado cerró, y todos crecieron”.

            En lo que va de 2020, el BCRA emitió $1,052 B, así financió el 91% del gap financiero del Gobierno originado en que la recaudación crece al 12% mientras el gasto al 100% i.a. y va para peor. En junio, con la extensión de la cuarentena, emitirán por al menos el equivalente a US$ 3.500 M y si sigue la represión al mercado, la asistencia monetaria al fisco podría llegar a los $2 B este año, en clave muy optimista en mi opinión. Así las cosas, el blue luce sin techo.

               El cepo ultra hard permite al BCRA cortar la racha de ventas y sumar reservas, hasta que esta represión, como todas, estalle. Luego de casi 14 días en los que perdía reservas, logró volver a comprar. Así, descontando las ventas, desde el 29 de mayo hasta el 3 de junio sumó US$ 83 M hasta los US$ 42.672 M, siendo las reservas netas menores a US$ 7.000 M. En tanto que el mercado de futuros está previendo que el BCRA tiene más chances de mantener el tipo de cambio por unos meses. Aun así, el BCRA continua con una posición vendida de dólares importantes de unos US$ 2500 M. Según el REM del BCRA, el tipo de cambio nominal promedio alcanzaría $88,5 por dólar en diciembre y $122,4 en diciembre de 2021, en mi opinión quedará bastante más arriba.

               Dejando de lado el dólar MEP, los US$ 200 por mes y otras alternativas además del clásico blue, se puede mantener la posición en pesos y evitar la devaluación con los Fondos Comunes de Inversión (FCI) Dollar Linked que protegen el capital frente a variaciones del tipo de cambio y con los CEDEARs que cotizan en pesos pero que se pueden canjear por una acción en el exterior como una de Mercado Libre en Wall Street, o TESLA, Microsoft, Amazon, etc.

               En mayo los plazos fijos saltaron 8,5%, en buena parte debido a las restricciones al dólar. Se revirtió así la tendencia negativa de abril. Y en lo que va de junio se mantuvo la tendencia con la nueva tasa mínima arriba de 30% que quedaría casi 20 puntos por debajo de la suba del IPC. Aunque, en términos mensuales, la remuneración puede llegar a ser mayor ya que el IPC aumentaría 1,5% mientras que la tasa mensual que paga un plazo fijo sería de 2,5%, aunque detrás del blue.  

               También, las acciones argentinas crecieron en Wall Street, 3,5% en promedio el viernes, destacándose Despegar, Transportadora de Gas del Sur, Supervielle y Edenor. La tendencia se replicó en la bolsa porteña y el SP Merval, que sigue barato en dólares, subió el viernes mientras los inversores se mostraban atentos a novedades sobre la reestructuración de la deuda.

                 En cuanto a los inmuebles urbanos, según la Cámara Inmobiliaria se espera una rebaja de hasta 20% o 30% de los precios en dólares. O sea, es hora de vender, si se puede porque la sobre oferta es histórica, y comprar en Uruguay. El Presidente, Luis Lacalle Pou, prepara medidas para atraer a los extranjeros -y las consultas de argentinos crecen exponencialmente- según El Observador. Lo que dispararía el precio con lo que, un FCI que invierta en inmuebles en la Banda Oriental, quizás sea una muy buena idea. Qué les parece… espero sus comentarios. 

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Hay inflaciones (globales) e hiperinflaciones (en Argentina)

Por Alejandro A. Tagliavini*

             La represión de los mercados -cuarentenas y demás- han provocado una muy fuerte recesión y, fiel a su filosofía según la cual solo los Estados pueden salvar a las sociedades -y no el mercado- proyectan enormes emisiones monetarias que tendrán distinto impacto según sean absorbidas por la demanda o no.

             Mientras Trump propone unos estímulos de US$ 1 B más sobre los 3,5 B que aprobó el mes pasado el senado, el BCE acaba de anunciar un aumento de compras de € 600.000 M, hasta un total de 1,350 B hasta junio de 2021, lo que ayudó a la subida del euro hasta 1,13 US$. Con esta liquidez, claro, las acciones suben y la inflación que vendrá no será tan cruel dada la alta demanda global de dólares.

              El Nasdaq 100 cerca de sus máximos históricos de 9.718,72 puntos, si bien luego bajó algo, acumulando una subida del 11% en lo que va de año. El Dow Jones ronda los 26.170 puntos y aun pierde 8%, mientras el S&P 500 sube y ronda los 3.100 unidades perdiendo 3,4%.

              Por cierto, el 27 de abril escirbí (Mmm… ¿en qué andará Warren Buffett?) que era llamativo el silencio de Buffett, pero finalmente habló… y se equivocó, vendió sus acciones en las aerolíneas que suben fuerte dado que su recuperación está siendo más rápida de lo esperado. Un 74% aumentaron la demanda de vuelos de American Airlines (NASDAQ: AAL) cuya acción trepó 85% esta semana, en tanto que la de United Airlines (NASDAQ:UAL) subió casi 105%.

               La tendencia es alcista y no será fácil darla vuelta, dicen los analistas y muestran el siguiente gráfico sobre lo que sucedió hacia el futuro cuando el Nasdaq ha subido durante 50 días como ahora:

                 Aun cuando los indicadores muestran una fuerte sobrecompra, como se ve el Price/Earning ratio está muy arriba contando las últimas dos décadas:

               Por su parte, el MSCI de mercados emergentes está cerca del máximo de tres meses mientras que el MSCI World Index se recupera y lleva perdido solo un 7% en lo que va de 2020.

               En fin, como bien señala el destacado economista español Daniel Lacalle los inversores pueden estar cayendo en un exceso de optimismo ya que gran parte de la recuperación del PBI viene por un aumento brutal del gasto público y del endeudamiento, que va a alcanzar máximos históricos de forma global, en 2020 y 2021. Y esto no es gratis.

                Entretanto, en otro mundo está Argentina cuyo gobierno cree que su moneda es tan “virtuosa” como el dólar y que, por tanto, puede emitir lo que quiera sin que se desmadre la inflación.

                En abril los ingresos crecieron en torno al 14% interanual mientras que los gastos por encima del 97%. Así, el déficit acumulado en el primer cuatrimestre equivale a 1,3% del PBI.

                  Y todo indica que la dinámica empeora: la asistencia del BCRA al Tesoro (en M) fue de $60.000 en Noviembre 2019, $290.000 en Diciembre, $107.000 en Enero 2020, $205.000 en Marzo, $310.000 en Abril y la friolera de $430.000 en Mayo.

                 La recaudación fue de $499.543 M en Mayo, cayendo 22% en términos reales. Así, durante los primeros cinco meses los recursos tributarios acumularon un monto de $ 2,3 B, o sea un derrape de 15% en términos reales, y sigue para abajo. Vamos a un déficit fiscal primario de entre 5 y 6 puntos del PBI, financiado 100% con emisión monetaria, dicen los analistas y, en mi opinión, son optimistas ya que la caída debido a la represión del mercado -la cuarentena- ha desplomado la actividad y no se ve recuperación al final del túnel ya que se prolonga y, para cuando acabe esta represión, la actividad será bajísima por empobrecimiento general.

               El Estado ya se financia mitad con recaudación ($499.543) y mitad con emisión ($430.00). Al cierre de mayo, la base monetaria promedio presenta un crecimiento interanual del 16% mientras que el M2 creció casi el 32%, en términos reales, récord. Y va por mucho más.  

              Desde el comienzo del mes de mayo, las Reservas Internacionales cayeron US$ 1.119 M, de los cuales casi el 70% fue por ventas en el mercado de cambios. A raíz de esto, las Reservas Netas bajaron a menos de US$ 6.000 M.

  

                 Para detener esto, el gobierno tomó medidas represivas que van a provocar más inflación y un aumento del IPC. La última es la restricción al acceso de las empresas al MULC para el pago de importaciones y deudas previas. Las que cuenten con activos líquidos originados en la formación de activos externos deberán disponer primeramente de esos recursos para pagos al exterior.

               Así, muchas empresas tendrán que comprar dólares en el CCL para importar, encareciendo los costos. Sobre un total de 22.500 empresas registradas para importar, unas 17.500 no podrán cumplir con las nuevas condiciones. Y quedarán al margen del mercado de cambios oficial.

   

           A este ritmo de emisión acelerándose al infinito y con una demanda de moneda decreciente, dada la caída del PBI y otros factores, será difícil escaparle a la inflación.

              Según las Normas Internacionales de Información Financiera, NIC 29 o IAS 29, “Información financiera en economías hiperinflacionarias”, se llama hiperinflación o alta inflación cuando supera el 100 % acumulado durante 3 años, con lo cual Argentina ya estaría en hiperinflación o alta inflación.

               Yendo a una definición más usada, en 1955, Philip Cagan escribió “La dinámica monetaria de la hiperinflación”, considerado el primer estudio serio al respecto y la definió como una inflación mensual de al menos 50%, o sea, más de 1300% anual.

               En 1989 en Argentina, la hiperinflación -que llevó el porcentaje de pobres al récord histórico de 47,3 % cuando hoy vamos camino de superar el 50%- provocó que el IPC aumentara 3079% anual con el dólar subiendo -mejor dicho, la moneda nacional bajando- el 2038%.

                 Los analistas estiman que hay un margen para girar $ 1,6 B al Tesoro en 2020, y creo que superarán ese límite. Esto, más el margen proyectado de adelantos transitorios, da un total de margen de financiamiento de $ 2 B, cerca de 7,3 % del PIB. De cumplirse, sería un récord histórico y representaría casi el 90% de la base monetaria en solo medio año, si consideramos la caída en la demanda -supongamos 30%- estaríamos en una inflación anual de por lo menos 240% lo que podría disparar la huida del peso hacia la hiper.  

                 En fin, para darnos una idea del empobrecimiento general dada la inflación, hoy un metro cuadrado de una vivienda usada en la CABA se necesitan 5,82 salarios promedio, la más baja de la historia, una caída de 38,5% en el poder adquisitivo respecto al mismo mes del 2019, según la UADE, y eso que cae fuerte el precio en dólares dada la histórica sobreoferta, y va para peor. Y, por cierto, sigue barato el SP Merval que está en unos US$ 390 cuando la media histórica ronda los 500. Así las cosas, además del blue, están de moda los CEDEARS que permiten comprar acciones de Wall Street.

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

They opened the gates of hell

By Alejandro A. Tagliavini *

            A spring of fury has gripped the US A curfew was established in more than 25 cities. After George Floyd’s death, images like those of a historic church on fire in front of the White House or the Army patrolling Santa Monica went viral. At least one person died in Louisville, and two others, in Los Angeles and New York, were shot. It is the longest and most intense wave of protests in this country since the assassination of Martin Luther King in 1968.

            There have been more than 5,000 detainees and a long list of looting, fires and skirmishes, with multiple injuries. The 1992 riots in Los Angeles were more violent, when more than 60 people died, but did not spread to the rest of the country. There were also demonstrations of racial violence in 2014 in Ferguson, Missouri, and in 2015 in Baltimore, Maryland, but never throughout the United States, for so many days.

            This crisis is unleashed in full frustration given the forced quarantines – imposed through the state monopoly on violence – with the excuse of stopping the coronavirus and after the atrocious murder of George Floyd. I hope someday we will learn that violence only destroys, as science has conclusively established.

            Thus, they opened the gates of hell. These quarantines have achieved unemployment that already reaches the incredible number of 40 million people, many of them alienated and marginalized, an excellent breeding ground for violence. To which was added the murder of Floyd who, although it is not clear that it was racism since it is not known that the policeman has commented on the color of his skin, was clearly abuse of authority.

            But the fault is not only of the States. “How Floyd’s death made the coronavirus disappear,” Vanessa Vallejo wrote, adding that some media “From one day to the next went from saying that we are all going to die and that we should never go out on the streets again, to encourage protests and crowds… months filling people with fear and saying that you have to stop the economy because “life first”, and suddenly… we don’t see the media calling attention to the danger of being in a crowd ”.

            And there are journalists who, out of fear or for business, lie, promoting enormous harm to millions of people. For example, Juanita Viale, who replaces Mirta Legrand in her traditional show on Argentine TV, always encouraged the mandatory quarantine, but behold, among her guests, there was a personal friend who, without realizing what she was doing, praised the party that Juanita organized at her house, that is, revealed that she violates the quarantine.

            Others do terror journalism showing photos and figures without the necessary clarification in order to create panic, or fiction journalism as when assuring that if it were not for the quarantines, millions would die. At the moment, the so-called “COVID-19” has caused some 380,000 deaths worldwide, a figure that is consistent with the annual deaths from influenza, up to 650,000.

           And the global scandal is growing with the lack of evidence that quarantines have been helpful, as Sherelle Jacobs wrote in the Daily Telegraph. In return, people working in freedom, live in peace and develop the world. Elon Musk, after defying quarantine and winning the brawl, privatizes space and can boast that he places men in Earth orbit as he has done with his SpaceX.

* Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and Member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Abrieron las puertas del infierno

Por Alejandro A. Tagliavini*

            Una primavera de furia se ha apoderado de EE.UU. En más de 25 ciudades se estableció el toque de queda. Tras la muerte de George Floyd, imágenes como las de una iglesia histórica en llamas frente a la Casa Blanca o el Ejército patrullando Santa Mónica se hicieron virales. Al menos una persona murió en Louisville y otras dos, en Los Ángeles y en Nueva York, recibieron disparos. Se trata de la ola de protestas más extensa e intensa en este país desde el asesinato de Martin Luther King, en 1968.

            Ha habido más de 5.000 detenidos y una larga lista de saqueos, fuegos y escaramuzas, con múltiples heridos. Fueron más violentos los disturbios de 1992 en Los Ángeles, cuando murieron más de 60 personas, pero no se extendieron al resto del país. También hubo manifestaciones por violencia racial en 2014 en Ferguson, Missouri, y en 2015 en Baltimore, Maryland, pero nunca por todo el territorio estadounidense, durante tantos días.

            Esta crisis se desata en plena frustración dadas las cuarentenas forzadas -por el monopolio de la violencia estatal- con la excusa de frenar al coronavirus y tras el atroz homicidio de George Floyd. Alguna vez aprenderemos que la violencia solo destruye como ya lo ha establecido la ciencia de manera concluyente.

            Así, abrieron las puertas del infierno. Estas cuarentenas han logrado un desempleo que ya alcanza la increíble cifra de 40 millones de personas, muchos de ellos alienados y marginados, excelente caldo de cultivo para la violencia. A lo que se sumó el homicidio de Floyd que, aunque no está claro que fuera racismo ya que no se conoce que el policía haya comentado el color de su piel, claramente fue abuso de autoridad.

            Pero la culpa no es solo de los Estados. “Cómo la muerte de Floyd hizo que desapareciera el coronavirus”, escribió Vanessa Vallejo y agregó que algunos medios “De un día para otro pasaron de decir que todos nos vamos a morir y que no debemos salir nunca más a la calle, a animar protestas y multitudes… meses llenando de miedo a la gente y diciendo que hay que parar la economía porque «primero la vida», y de repente… no vemos a medios llamando la atención sobre el peligro que implica estar en una multitud”.

            Y existen periodistas que, por miedo o por negocios mienten, promoviendo un enorme daño a millones de personas. Por caso, Juanita Viale, que reemplaza a Mirta Legrand en su tradicional ciclo en la TV argentina, siempre alentó la cuarentena obligatoria, pero hete aquí que, entre sus invitados, estuvo una amiga personal que, sin darse cuenta de lo que hacía, alabó la fiesta que Juanita organizó en su casa, es decir, reveló que viola la cuarentena.

            Otros hacen periodismo terror mostrando fotos y cifras sin la aclaración debida con el fin de crear pánico, o periodismo ficción como al asegurar que de no ser por las cuarentenas morirían millones. De momento, el llamado “COVID-19” ha causado unas 380.000 muertes a nivel mundial cifra que se condice con los muertos anuales por influenza, de hasta 650.000.

           Y cada vez crece más el escándalo mundial ante la falta de evidencia de que las cuarentenas han sido útiles, como escribió Sherelle Jacobs en el Daily Telegraph. Como contrapartida, las personas trabajando en libertad, viven en paz y desarrollan al mundo. Elon Musk, tras desafiar la cuarentena y ganar la pulseada, privatiza el espacio y puede presumir de que coloca hombres en la órbita terrestre como ha hecho con su SpaceX.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Complicada semana para los mercados globales

Por Alejandro A. Tagliavini*

                 La violencia recrudece por todos lados fogoneada por los gobiernos (las cuarentenas forzadas, la policía matando inocentes, Trump y China imponiendo restricciones a sus pueblos…) y esto complica cada vez más la vida hasta que vuelva el sentido común y el verdadero deseo de paz. Entretanto, los mercados cada vez más alterados, aunque todavía optimistas.

                 Las acciones en Asia parecían preparadas para un comienzo mixto, según Adam Haigh de Bloomberg, dadas estas circunstancias que pueden amenazar la recuperación económica. El yen subió.

                 Por culpa de las protestas callejeras a raíz del asesinato de George Floyd, como si las cuarentenas no hubieran hecho suficiente daño, Amazon reduce entregas y Apple cierra algunas tiendas entre muchos otros casos, y los inversores y analistas están tratando de estimar cómo la violencia afectará la reapertura de la economía más grande del mundo.

                   Los mercados de divisas mostraron una reacción inicialmente apagada, aunque la atención se centrará en la apertura de futuros de acciones estadounidenses. Mientras tanto, la tan esperada respuesta del presidente Donald Trump a China por su represión contra Hong Kong incluyó un aluvión de críticas, pero no llegó a escalar por completo las tensiones entre las dos naciones. El S&P 500 terminó al alza el viernes, cuando subieron los futuros en Japón y Hong Kong. Los principales puntos de referencia de renta variable estadounidenses avanzan por segundo mes consecutivo.

                    Los inversores también evaluarán el lunes una gran cantidad de PMI manufactureros, incluyendo los de Corea del Sur y Taiwán, después de que los datos chinos durante el fin de semana mostraron una recuperación irregular continua. “La reapertura podría verse afectada y eso puede afectar a las economías locales que recién comenzaron a surgir de las cuarentenas”, según dijo Ben Emons, de Medley Global Advisors.

                    Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) ha prometido que esta semana llegarán más refuerzos impactando significativamente en los mercados, llevando al euro a superar los 1,10 dólares y ha tenido un impacto positivo en activos como la deuda periférica de la zona euro.

                    Los analistas consultados por Bloomberg aseguran que el organismo anunciará el próximo jueves un incremento de las compras de deuda de medio billón de euros, que se añadirán a los 750.000 millones que ya ha anunciado el organismo, una enorme inyección de dinero que ha podido contribuir a la calma que están mostrando los inversores.

                    Por cierto, durante el primer trimestre del ejercicio se preveía una temporada de resultados desastrosa para las compañías y que ha dejado una caída de beneficios el triple de grande en Europa que en Wall Street donde el beneficio reportado ha sido de casi un 8% menos al mismo periodo del año pasado, situándose en 36,6 dólares por acción, la cifra más baja desde 2017. Las industrias mejor paradas en este sentido han sido las de la salud, las telecomunicaciones, las utilities y la tecnología, la gran ganadora de estos meses.

                          En Europa, el golpe ha sido mucho mayor que en Wall Street. La presentación de resultados del primer trimestre (en la que se excluye el mercado francés, el cual no obliga a sus empresas a anunciar números de forma trimestral sino semestral) ha dejado un socavón de un 22% con respecto a los primeros tres meses de 2019, quedándose en un BPA de 5,7 euros, el más bajo desde 2015.

                            En fin, el informe del mercado laboral de Estados Unidos el viernes probablemente mostrará que el desempleo estadounidense se disparó al 19,6% en mayo, el más alto desde la década de 1930.

                            Así las cosas, podrían volver los valores resguardo, como los bonos del Tesoro a 10 años cuyo rendimiento cayó cuatro puntos básicos a 0,65% el viernes. Y mientras el dólar cae, las materias primas suben. El crudo West Texas Intermediate ganó un 5,3% a $ 35,49 el barril el viernes. El oro cerró a $ 1,730.27 el viernes.

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Wall Street no para y el principio del fin de HKG y Argentina

Alejandro A. Tagliavini

Por Alejandro A. Tagliavini*

Imparable parece Wall Street. Como señala Marcos Bazzana, cuando la Fed quiere que los mercados de acciones suban -con su casi ilimitada capacidad de fuego- a pesar de que las compañías y el mundo estén en decadencia, los mercados van a subir. Total, que la oferta de dólares es ampliamente absorbida en el mundo sin provocar demasiada inflación. El S&P500 supera los 3.000 puntos y a mediano plazo parece alcista.

SP 500

Entretanto el Nasdaq 100se ubica en zona de máximos históricos y tiende a seguir.

Nasdaq 100

Las acciones avanzan debido al optimismo en cuanto al fin de las restricciones estatales. Y esto provocó que subieran las más castigadas durante las cuarentenas y bajaran las beneficiadas con el encierro.

El 27 de abril (Mmm… ¿en qué andará Warren Buffett?) escribí que Warren Buffet estaba sospechosamente mudo. Existían dos hipótesis: que compraría aerolíneas o…

Ver la entrada original 819 palabras más

Wall Street no para y el principio del fin de HKG y Argentina

Por Alejandro A. Tagliavini*

             Imparable parece Wall Street. Como señala Marcos Bazzana, cuando la Fed quiere que los mercados de acciones suban -con su casi ilimitada capacidad de fuego- a pesar de que las compañías y el mundo estén en decadencia, los mercados van a subir. Total, que la oferta de dólares es ampliamente absorbida en el mundo sin provocar demasiada inflación. El S&P500 supera los 3.000 puntos y a mediano plazo parece alcista.   

SP 500

                Entretanto el Nasdaq 100se ubica en zona de máximos históricos y tiende a seguir.

Nasdaq 100

Las acciones avanzan debido al optimismo en cuanto al fin de las restricciones estatales. Y esto provocó que subieran algunas de las más castigadas durante las cuarentenas y bajaran unas cuantas entre las beneficiadas con el encierro.

                  Después del exitoso lanzamiento de Space X, Tesla (NASDAQ:TSLA) es la estrella (además, porque Elon Musk tuvo el coraje de desafiar la cuarentena y ganó). EL 17 de febrero escribí una nota (Argentina, no es Tesla: ¿híper o ajuste de hecho?) donde decía que destacaba y que sus acciones ya valían US$ 800, hoy están en 835 y van por más.

                      Se observa un excesivo optimismo dado que la ratio invertida de las put (opciones de venta) y las call (de compra) superan los promedios. Sin embargo, hay nubarrones como las crecientes tensiones con China. EE.UU. ha certificado que Hong Kong (HKG) ya no es autónomo lo que podría ser el comienzo de su fin como paraíso de inversores y empresas que allí tienen una forma de acceder al mercado chino y que las vincula con el sistema financiero de EE.UU. En 2018, el mayor superávit comercial de EE.UU. fue con HKG: US$ 31.100 M. Más de 700 empresas americanas tenían oficinas allí.  

                       Por cierto, el crudo sigue subiendo y luego está el Bitcoin (BTC) al que “No recomendamos… para las carteras de inversión”, dijo un informe Goldman, que comparó su perfomance con la “manía Tulip” de 1600 en los Países Bajos, uno de los casos más notorios de burbujas especulativas.

                     Goldman refutó muchos de los méritos citados por los cripto fans. BTC enloqueció con el tema del coronavirus y desde entonces se ha recuperado y avanza un 30% este año. Sin embargo, todavía está 50% debajo de su récord alcanzado a fines de 2017. Goldman destacó la extrema volatilidad: el 12 de marzo, por caso, el token cayó más del 25% en medio de una venta masiva.

                Un rumor que gana fuerza en medio de la creciente expansión del balance de la Fed es que agregaría BTC a sus reservas para protegerse contra la inflación.

                En cuanto a la Argentina, sobre un Estado ya enorme que dejó Macri, Fernández lo agranda y ahora remata todo con la cuarentena: el resultado es un derrumbe que puede tener consecuencias muy serias si continúa por mucho tiempo, no solo económicas sino sociales, políticas y jurídicas. En consecuencia, cualquier inversión es de alto riesgo.

                Dentro de este marco, todos los inmuebles caen, las acciones están históricamente baratas, la deuda en pesos venía con buena perfomance porque el gobierno pagó todo y queda la deuda en dólares.

                Un acuerdo con los acreedores luce posible y los bonos ley extranjera ya incorporaron esta expectativa, pero en la City ven todavía un margen y hablan de ganancias de hasta el 20%. Hay espacio para un acuerdo ya que Argentina puede mejorar la oferta y llegar casi a las exigencias de los acreedores.  

                 Ahora, en lo que va de mayo, la recaudación cae 39% i.a. en términos reales, calcula el IARAF. Según el último REM, del BCRA, se espera para 2020 un déficit primario de $ 1,38 B, el doble de lo que pronosticaban un mes atrás y creo que se quedan cortos porque esto es una bola de nieve imparable. Así, sin crédito, y sin voluntad de ajustar el gasto ni vender propiedades, solo atinan a emitir moneda.

                 Durante la cuarentena se emitieron $ 730.000 M. Habrá unos $ 300.000 M de déficit en mayo y otro tanto en junio, además de lo necesario para pagar lo que no se refinancie de las emisiones en pesos. La deuda remunerada del BCRA supera los $2 billones: así, el stock de Pases más las Leliq ya igualan al total de la base monetaria.

Con esta emisión, claro, la mejor inversión es “salir al exterior”, y la menos riesgosa es el verde colchón. Luego, más rentables, pero ya asumiendo cierto grado de riesgo argentino, están las inversiones atadas al dólar como los CEDEARs -que sirven para comprar acciones en EE.UU.-, instrumentos dólar linked y Obligaciones Negociables seleccionadas. Para colmo el Gobierno no acepta que cuantas más trabas le ponga al dólar, más presión y mayor el estallido. El nuevo “parking” derrumbó la cantidad de operaciones con títulos hasta un 20 % de lo habitual y parte se va al blue.

                  Ahora, dado que el mercado de futuros de dólar se despierta -superando los US$ 3.000 M, a los niveles de agosto de 2019- algunos erróneamente están viendo un aumento en el deseo inversor, y algo de eso hay buscando cobertura, tasa y especuladores esperando un salto del tipo de cambio. Pero lo cierto es que esto está empujado por el BCRA que volvió al mercado de futuros, así opera en pesos sin deshacerse de reservas y tratando de fijar una expectativa de precios del dólar hacia los próximos meses. El BCRA devalúa a una tasa del 0,13% diario lo que se traduce en una devaluación anual de 48%, en línea con la curva de los futuros de dólar. Ahora, hay que ser muy ingenuo para creer que así frenará al dólar o, mejor dicho, frenará la caída del peso porque el verde, en rigor, ni se mueve y tendrá que emitir los pesos más adelante, al momento de pagar los contratos, si la devaluación oficial finalmente se acelera lo que solamente un milagro puede evitar dadas las circunstancias.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: