Buscar

Alejandro A. Tagliavini

El columnista de opinión basado en Argentina más publicado del mundo

Categoría

Sin categoría

Reconstruyendo el muro de Berlín (y los Gulag)

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

No tenga dudas de que siempre los políticos, más tarde o más temprano, llegan a acuerdos para mantener sus privilegios… y gastos. Y Trump no es la excepción, así es que logró un acuerdo con la oposición sobre el presupuesto. El pacto, que debe ser aprobado por el Congreso, permitiría desviar fondos de programas militares para construir el muro en la frontera con México.

El acuerdo destina “apenas” 1,37 billones de dólares en gastos el próximo año y un poco más para el periodo fiscal 2021. Y para esto necesitaban un incremento del tope de la deuda de EE.UU. hasta fines de julio de 2021 (nueve meses después de los comicios), a fin de evitar un incumplimiento de pagos si el país ya no puede pedir préstamos, y prevé un aumento del gasto al elevar el límite presupuestario para el sector de la defensa y para las inversiones nacionales, y otros gastos discrecionales para estos dos próximos años.

Pese a que cuenta con el respaldo de los líderes de ambos partidos, el acuerdo afronta la resistencia de destacados legisladores demócratas y republicanos, unos porque no quieren el muro y otros porque les parece excesivo el gasto en un año en el que se espera que el déficit alcance el billón de dólares, y con una deuda que este mes llegó a los 22 billones. O sea que los políticos son más gastadores que esposa, con la tarjeta del marido, en un viaje de vacaciones con amigas.

El presupuesto del gobierno federal es tradicionalmente deficitario, como corresponde a los buenos políticos- gastadores- por lo que Washington no tiene más remedio que pedir prestado para financiar sus gastos, como el pago de salarios, pensiones y otros dispendios aprobados por el Congreso. Y ahora Trump tendrá dinero para financiar su muro al estilo del de Berlín -para que no se escapen de sus países las víctimas de la guerra contra las drogas que él sostiene- pero en la frontera con México.

El inefable Donald dijo, refiriéndose a los inmigrantes, que “Por qué no regresan a sus países infestados de crimen”. Lo que no dijo es que ese nivel de criminalidad tiene una base importante en la prohibición de algunas drogas muy dañinas, prohibición que da lugar a los narcos y a todo tipo “ilegales” y que Trump sostiene. En países donde existe más libertad, como Portugal, no hay “ilegales” sencillamente porque no existe la “ley seca” para violar.

Y los que logren escaparse ahora tendrán que enfrentarse a las “deportaciones rápidas”. La decisión, incluida en un documento del Departamento de Seguridad Nacional, establece nuevas directrices para las deportaciones que, en algunos casos no tendrán la mediación de un juez y, si tiene suerte, “será entrevistado por un oficial de asilo” que determinará si existe “un temor creíble” de ser perseguido en su país.

Y, si no tiene suerte convenciendo a estos burócratas de que es un inocente ser humano que huye de la miseria y marginalidad, lo envían a uno de los centros de detención de inmigrantes que tienen toda la intención de emular a los famosos Gulag: “El hedor era horroroso. Las jaulas estaban tan llenas que era imposible que todos los hombres pudieran sentarse sobre el suelo… Cuando vieron llegar a la prensa, empezaron a decirnos que llevaban allí 40 días o más, que tenían hambre… Hacía un calor sofocante. Los agentes que vigilaban llevaban máscaras protectoras”, asegura el periodista Joshua Dawsey en representación del grupo de periodistas acreditados en la Casa Blanca.

 

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

Anuncios

El recorte del gasto no es condición necesaria ni suficiente

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

El establishment conservador -que todo cambia para que siga igual- insiste en que es imprescindible recortar el gasto estatal para que la economía crezca. En rigor, buscan que el Estado pueda seguir con su característica ineficiencia, que lo lleva a ser deficitario, y lo resuelven de modo fácil: recortar gastos, sobre todo sueldos, en lugar de convertirlo en menos ineficiente.

Para el crecimiento del mercado el recorte del gasto estatal no es condición suficiente. De hecho, el primario real cae hace casi 20 meses y, como porcentaje del PBI, va camino de ser el más bajo en diez años. Pero esta caída queda ensombrecida por el aumento de los pagos por la deuda. Y la economía no para de caer.

En el primer semestre de 2019, el resultado primario fue superavitario en 0,15% del PBI. Ingresaron $ 30.221 M más que los gastados. Pero el pago de intereses creció 118,4% i.a., pasó de 1 a 1,5% del PBI. Así, el resultado primario más financiero fue deficitario en 1,3% del PBI.

Recortar el gasto puede ser contraproducente, caería el consumo y provocaría manifestaciones en contra sobre todo si se basa en la reducción de personal estatal y/o sueldos. En cambio, los gastos podrían solventarse con la venta de las innumerables propiedades estatales como que el superávit primario de junio se debe, en buena parte, a la venta de dos Centrales Térmicas y una concesión por un total de $ 44.596 M.

Tampoco es condición necesaria. Lo que debe hacerse es desregular –“desencorsetar”- la economía para que se expanda y vender los innecesarios bienes estatales. Al crecer la economía y disminuir la plantilla estatal por los empleados “privatizados”, se licuará sin traumas el gasto. En particular, deben desregularse las leyes laborales de modo que el mercado absorba los desempleados por Estado.

El principio filosófico es que la violencia destruye, entonces, lo malo del Estado no que gaste o “invierta” sino que utilice su monopolio de la violencia -su poder de policía- para recaudar como cuando cobra impuestos que nadie pagaría voluntariamente. Así, cuando el gobierno dice que los ingresos crecen por encima de los gastos habrá que ver si son voluntarios -como cuando un privado paga por propiedades estatales que desea- o son coaccionados como los impuestos, la inflación -el exceso de moneda de curso forzoso- o las tasas impuestas por el BCRA.

Aun suponiendo que la presión impositiva disminuye, hay que ver si lo hace respecto al PBI privado, que cae, y hay que sumar la inflación y la tasa de interés, que no bajan y, por tanto, no es creíble una reactivación de la economía por mucho gasto que recorten.

En el año, la economía acumula una baja de 4,6% pero, según O. Ferreres, en junio empezó a dar la vuelta y habría crecido entre 2% y 3% i.a. Para los próximos meses se esperan también números positivos, y el año cerraría con una caída del PBI de “solo” 1,4%.

Aun cuando la cosecha de la campaña 2018/19 alcanzará el récord de 147 M de toneladas, según Agroindustria, y junto a la energía motorizan las exportaciones -crecieron 16% en junio— no compensan la retracción del mercado interno. La industria cae 9,8% i.a. en los primeros cinco meses y no reacciona, desde 2016 hasta fines de 2019 los salarios reales habrán caído 14,3%, el desempleo alcanza el 10,1%, y sube, la pobreza, según la UCA, roza el 35% y va por más.

Con las tasas que fuerza el BCRA, y el dólar artificialmente planchado, la inversión no existe, los ahorros son para la “bicicleta” y el mercado de capitales languidece. Según el IAMC, en el primer trimestre de 2019, el financiamiento a empresas en el mercado de capitales alcanzó US$ 820 M, una caída de 72% i.a. Según datos del BM, en 2017, la ratio capitalización bursátil/PBI en Argentina era de 17%, Brasil 46,3%, Chile 106,4%, Francia 106% y EE.UU. 165%.

Tampoco es creíble que la inflación comienza a bajar sustancialmente, a pesar del 2,7% medido en junio y que para julio los analistas calculan entre el 2% y el 2,5%. Y el BCRA anunció que la tasa no bajará de 58% hasta tanto se conozca el próximo dato de inflación, el 15 de agosto y, aunque lo disimule, da señales de que la cosa no va bien. Decidió que la evaluación del cumplimiento de la meta de base monetaria se realizara bimestralmente -en julio/agosto- porque preveía que no se cumpliría en julio, aunque asegura que el promedio se mantendrá en $ 1.343 M.

Para el BCRA “los bancos están integrando encajes durante el mes de julio por un monto mayor al requerido para el bimestre, esperándose una integración menor en agosto”. Con más demanda de dinero este mes, que lograba que las licitaciones de Leliq resultaran expansivas, y emisión de pesos para cambiar dólares del Tesoro, el promedio de base monetaria se alejaba de la meta en julio. EL BCRA decidió, además, elevar en 3 puntos porcentuales la fracción de los encajes, por los depósitos a plazo fijo, que las entidades están habilitadas a integrar con Leliq (remuneradas).

 

 

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

Politicians always defend their business

By Alejandro A. Tagliavini *

 

Facebook, which has some 2,600 million users, “will not offer the Libra digital currency until it has resolved the regulatory doubts and received the appropriate approvals.” The statement, obviously, is due to the possibility that they would not let it operate otherwise.

From the Federal Reserve to the European Central Bank have shown their disapproval to a global private currency that competes with sovereign currencies. The ineffable Trump wrote on Twitter that “cryptocurrencies help drug trafficking, money laundering, and volatility.”

The establishment of central bankers and regulatory agencies around the world see Libra as a “potential systemic risk” or as a rival to the financial system that would be “out of control”. And that is the problem. What would happen to politicians and bureaucrats if they did not have control over money? Who would pay the taxes they charge? Probably nobody and that is the real problem.

Let’s see. In a healthy, natural market, people are happy to pay for what is useful to them, otherwise they would be left without the service. Undoubtedly you would prefer to be given a car but given the impossibility of this happening since the factory needs money to manufacture what you want, you will be happy to pay for your favourite car, if you want to do so.

Politicians do not work like that, they force you to pay taxes, even if you do not have the money and although you hate and do not use the service, they offer you. Frankly, it is not entirely clear to me what the great difference with slavery is.

By the way, private entities have proven throughout history to be more serious and reliable, because they play with their reputation and their own money, while politicians do not play with their money and corruption is not an obstacle: in all countries are countless officials strongly suspected and, nevertheless, they continue their political careers as if nothing.

Facebook would create Calibra, a company that will manage the cryptocurrency from Switzerland what would lead the central bank of that country to be the regulator. The Libra Association -Calibra- would be made up of Facebook and 27 other companies such as Uber, Paypal, Spotify, Visa and Vodafone, among others, and their virtual wallet would allow Messenger, Facebook Markeplace, Whatsapp and Instagram to become platforms where they can be performed transactions.

Unlike Bitcoin, where each individual-transaction, independently and anonymously, validates and verifies the calculation, Calibra would be centralized and, in addition, to comply with the law -especially with anti-laundering protocols- will have to retain much of the identification data of the users.

On the other hand, the Libra would be linked to a basket of currencies: dollar, euro and yen, among others. This implies that when an individual delivers, for example, dollars per Libra, Libra reserves increase, and vice versa, when Libra converts for dollars, the reserves decrease. So, the founding members must make an initial capital contribution to constitute that reserve.

In short, more or less regulated, the Libra is – less or more – an advance in the freedom of people, in the real fight against corruption from which politicians benefit and in the efficiency in the management of financial funds.

 

 

* Member of the Advisory Board of the Center on Global Prosperity, Oakland, California

 

@alextagliavini

 

http://www.alejandrotagliavini.com

Los políticos siempre defienden sus negociados

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

Facebook, que tiene unos 2.600 millones de usuarios, “no ofrecerá la divisa digital Libra hasta haber solucionado las dudas regulatorias y recibido las aprobaciones apropiadas”. La declaración, obviamente, se debe a la posibilidad de que de otro modo no la dejen operar.

Desde la Reserva Federal al Banco Central Europeo han mostrado su desaprobación a una moneda privada global que compita con las divisas soberanas. El inefable Trump escribió en Twitter que “las criptomonedas ayudan al narcotráfico, el lavado de dinero, y la volatilidad”.

El establishment de los banqueros centrales y agencias reguladoras de todo el mundo ven a Libra como un “potencial riesgo sistémico” o como un rival del sistema financiero que estaría “fuera de control”. Y ese es el problema. ¿Qué sería de los políticos y burócratas si no tuvieran el control sobre el dinero? ¿De qué vivirían? ¿Quién pagaría los impuestos que cobran? Probablemente nadie y ese es el verdadero problema.

A ver. En un mercado sano, natural, las personas pagan de buen gusto por aquello que les resulta útil, ya que de otro modo se quedarían sin el servicio. Sin dudas Usted preferiría que le regalen un automóvil, pero, ante la imposibilidad de que esto ocurra ya que la fábrica necesita dinero para fabricar lo que Usted quiere, paga de buen gusto por su coche preferido, si quiere hacerlo.

Los políticos no funcionan así, sino que lo fuerzan a pagar impuestos, aunque Usted no tenga el dinero y aunque deteste y no utilice el servicio que le ofrecen. Francamente, no me queda del todo claro cuál es la gran diferencia con la esclavitud.

Por cierto, las entidades privadas han demostrado a lo largo de la historia ser más serias y confiables, porque juegan con su reputación y su propio dinero, mientras que los políticos no juegan con su dinero y la corrupción no es un obstáculo: en todos los países son incontables los funcionarios fuertemente sospechados y, sin embargo, continúan sus carreras políticas como si nada.

Facebook crearía Calibra, empresa que gestionará la criptomoneda desde Suiza lo que llevaría al banco central de ese país a ser el regulador. La Asociación Libra -Calibra- estaría conformada por Facebook y otras 27 empresas como Uber, Paypal, Spotify, Visa y Vodafone, entre otras y, su billetera virtual, permitiría que Messenger, Facebook Markeplace, Whatsapp e Instagram se conviertan en plataformas donde se puedan realizar transacciones.

A diferencia del Bitcoin, donde cada individuo-transacción, de manera independiente y anónima, valida y verifica el cálculo, Calibra estaría centralizada y, además, para cumplir con la ley -especialmente con los protocolos antilavado- tendrá que retener gran parte de los datos identificatorios de las personas.

Por otro lado, la Libra estaría ligada a una canasta de monedas: dólar, euro y yen, entre otras. Esto implica que cuando un individuo entrega, por ejemplo, dólares por Libra, aumentan las reservas de Libra, y al revés, cuando convierte Libra por dólares las reservas disminuyen. De modo que los miembros fundadores deberán hacer un aporte inicial de capital para constituir esa reserva.

En fin, más o menos regulada, la Libra es -menos o más- un avance en la libertad de las personas, en la verdadera lucha contra la corrupción de la que los políticos se benefician y en la eficiencia en el manejo de los fondos financieros.

 

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

La previsible corrección del FMI

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

Corroborando lo que he escrito varias veces, el FMI otra vez empeoró sus propias proyecciones -y lo secundaran, como siempre, los “gurúes” del REM- demostrando que, como buen banco (multi) estatal, es ineficiente y dedicado a financiar estatismos contraproducentes. Ahora dice que en 2019 el PBI caerá 1,3% y crecería 1,1% en 2020, en lugar del 2,2% que afirmaba, sin fundamento serio, hace poco. Y, sin dudas, recortará otra vez las previsiones hasta aceptar que en 2020 -de continuar el aumento del peso del Estado- el PBI caerá.

A ver. En el primer semestre de 2019, el resultado primario del sector público fue superavitario en 0,15% del PBI. Ingresaron $ 30.221 M más de los que se gastaron. Pero el pago de intereses creció 118,4% i.a., pasó de 1% a 1,5% del PBI. Así, el resultado primario más financiero fue deficitario en 1,3% del PIB.

Y esto gracias a una buena noticia -pero mínima- a saber, el aporte de los recursos de capital en junio: la venta de la Central Térmica Ensenada-Barragán por $ 26.321 M, la de la Central Térmica Brigadier López por $ 14.095 M y la concesión de Aguada del Chañar por $ 4.180 M. Además, hubo transferencias del FGS de la Anses para la Reparación Histórica por $ 19.647 M.

Gracias a esos “ingresos de capital” los recursos pegaron un salto de 69,4% en junio llegando a $ 373.618 M, por encima del crecimiento de los gastos (37%). Las retenciones – DEX- también fueron clave creciendo 400% i.a.

Ahora, como el gasto real cae poco, -13% i.a., en el primer semestre de 2019, las privatizaciones si continúan serán escasas, los DEX caerán dado que ya se levantó casi toda la cosecha y la recaudación fiscal en general baja dada la caída de la economía, y la deuda crece, lo más probable es que todo “estalle”.

Argentina fue el país que más aumentó, 34%, su ratio deuda/PBI en el último año, según el IIF, ubicándose en 127,1% incluso encima de los países desarrollados. Incluye la deuda pública, de las empresas y de los hogares. Ratio que es muy seguido por los inversores y es muy sensible a las variaciones del tipo de cambio.

Obvio, el dólar comenzó a despertarse visto que es otro “precio” sujeto a la inflación. Con la “inflación” -IPC- de junio del 2,7%, el primer semestre cierra con una suba acumulada de 22,4%. Ya casi se alcanzó el guarismo que el Gobierno calculó para todo el año en el Presupuesto 2019, 23%.

Con la tasa de interés de referencia cerca del 59%, dada la inflación prevista, la tasa que tiene que soportar el mercado productivo se mantendría en términos reales en torno al 1,5% mensual hasta fin de año, según Ecolatina, descartando la reactivación de la inversión, ergo, de la producción y el PBI. El recorte de la base monetaria rondará 35% real a fin de año y, sin embargo, la inflación no afloja proporcionalmente demostrando que no es exceso de moneda en el mercado sino exceso de emisión en tiempo real.

Los préstamos al consumidor caen 30% i.a. y el crédito productivo cae 25% i.a., en términos reales. Las inversiones, en mayo, bajaron 16,8% i.a., y la morosidad privada subió desde el 3,8% en agosto de 2018 al 5,2% en abril de 2019. En 2019, con 65 operaciones concretadas -por US$ 2.342 M, descenso de 56% i.a.- , son 45% menos i.a. las fusiones y adquisiciones (M&A).

Se fueron de la Bolsa, por el “escaso volumen de negociación y el costo de permanecer listados”, Repsol, Telefónica, Tenaris, Petrobrás… Aunque otros aseguran que se debe a que las sacaron del S&P Merval y las van a bajar del Rofex. En cualquier caso, en este mercado que de tan pequeño no es representativo, el S&P Merval gana 26% en dólares en lo que va de 2019 -perdió 50% en 2018- y en 16% le gana a la inflación. Veremos, veremos, cómo sigue.

Entretanto, la renta variable y la renta fija globales tienen un excelente resultado compensando las pérdidas de 2018. Hay fondos como el Merch-Oportunidades que gana 39,35% en 2019 y Merchfondo 31,99%. Por otro lado, la deuda global de rendimiento negativo alcanzó los US$ 13 B en junio, en gran parte alemana contrastando con la de EE.UU. que todavía tiene rendimiento positivo. Esto no es una noticia sana e incentiva a los gobiernos a dilapidar más ya que ganan dinero por endeudarse.

Los bancos centrales pretendían estimular los préstamos mediante el cobro a las financieras por el dinero estacionado. Desde 2016, la tasa de referencia del BCE ha sido del -0,4%. Ahora, el Bank of America concluye que 26 bancos centrales bajarán la tasa de interés próximamente. Se espera que la Fed la recorte, aunque han surgido dudas dado que los datos son mejores a lo esperado, por caso, se crearon 224.000 puestos de trabajo en junio, sobre todo en rubros tecnológicos demostrando que la tecnología no destruye puestos, sino que potencia a la economía y crea nuevas oportunidades.

 

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

Beware of modern methods of censorship

By Alejandro A. Tagliavini *

The governments of the United Kingdom and Canada convened for July 10 and 11 in London a World Conference on Press Freedom with the participation of officials, journalists, academics and businessmen from around the globe along with the hosts, the foreign ministers of both countries and Amal, wife of Goerge Clooney, the British-Lebanese lawyer specialized in the defense of journalists. Meetings of this kind are interesting, but how far the underlying idea is clear.

According to the UN, 2018 was the year of greatest violence against the press since it is recorded, accounting for about 99 journalists killed, 348 imprisoned and 60 taken hostage. Mexico, with nine journalists killed in 2018, is the most dangerous country among those without an “official” war conflict because, in fact, it is waging the atrocious “war on drugs.” Nicaragua and Venezuela are syndicated as two countries with major conflicts. According to Freedom House, only 10% of the world population enjoys an environment with full freedom of the press.

By the way, according to a recent study by the UN Office on Drugs and Crime, global organized crime, from Central American gangs to gangs that traffic with migrants, is responsible for the same number of deaths as all armed conflicts in the world: almost 89,000 deaths caused by criminals during 2017, similar to those killed in all active wars. Latin America being the most violent region with 37% of homicides, in particular, Central America leading the homicide rate: 62.1 per 100,000 inhabitants.

Now, there are journalists and leaders who abuse the concepts. According to Bloomberg, three thousand journalists lost their jobs in 2019 in the USA. and the total staff of the media in this country, which has the most powerful industry on the planet, was reduced by a quarter in the last decade. I say that they abuse the concepts because there are those who want to see in the shrinking of the media a kind of reduction in freedom of expression which is completely fallacious.

The fact that some traditional media lose customers given the development of digital media and social platforms does not imply censorship since no one is coercively impeding free dissemination. On the contrary, these platforms have enhanced the capacity of expression of the common citizen.

On the other hand, the law on the way to be enacted in France in the style of that of Germany, “against hatred and violence” does imply censorship. Politicians want Internet platforms, such as Facebook or Twitter and search engines, to remove in 24 hours content in networks that “incite hatred, whether racial, religious or gender, or even violence”, under penalties of fines of up to € 1.25 million.

That is, the State would use its monopoly of violence – its police power – to prohibit violent expressions. Such incoherence, without doubt, conceals censorship.

In contrast to this, a federal court ruled that Trump can not block users who insult him on Twitter, the president’s favorite platform that has 60 million followers. Trump is not exerting violence on these people, who can continue to express themselves freely, he is only managing his property. Anyway, we’ll see what the Supreme Court says.

 
* Member of the Advisory Board of the Center on Global Prosperity, Oakland, California

@alextagliavini

http://www.alejandrotagliavini.com

Cuidado con los métodos modernos de censura

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

Los gobiernos del Reino Unido y Canadá convocaron para el 10 y 11 de julio en Londres a una Conferencia Mundial sobre Libertad de Prensa con la participación de funcionarios, periodistas, académicos y empresarios de lo todo el globo junto a los anfitriones, los cancilleres de ambos países y Amal, esposa de Goerge Clooney, la abogada británico-libanesa especializada en la defensa de periodistas. Reuniones de este tipo son interesantes, pero hasta dónde está clara la idea de fondo.

Según la ONU, 2018 fue el año de mayor violencia contra la prensa desde que se tenga registro, contabilizando unos 99 periodistas asesinados, 348 encarcelados y 60 tomados como rehenes. México, con nueve periodistas asesinados en 2018, es el país más peligroso entre aquellos sin conflicto bélico “oficial” porque, de hecho, está librando la atroz “guerra contra las drogas”. Nicaragua y Venezuela son sindicados como dos países con grandes conflictos. Según Freedom House, solo el 10% de la población mundial goza de un ambiente con plena libertad de prensa.

Por cierto, según un estudio reciente de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, el crimen organizado global, desde las maras centroamericanas hasta las bandas que trafican con migrantes, es responsable del mismo número de muertos que todos los conflictos armados del mundo: casi 89.000 muertes causadas por criminales durante 2017, cifra similar a los fallecidos en todas las guerras activas. Siendo América Latina la región más violenta con 37% de los homicidios, en particular, Centroamérica que lidera el índice de homicidios: 62,1 por 100.000 habitantes.

Ahora, hay periodistas y dirigentes que abusan de los conceptos. Según Bloomberg, tres mil periodistas perdieron su empleo en 2019 en EE.UU. y la plantilla total de los medios de este país, que cuenta con la industria más potente del planeta, se redujo en un cuarto en la última década. Digo que abusan de los conceptos porque los hay quienes quieren ver en el achicamiento de los medios una especie de reducción en la libertad de expresión lo que es completamente falaz.

El hecho de que algunos medios tradicionales pierdan clientes dado el desarrollo de los medios digitales y las plataformas sociales no implica censura ya que nadie está coactivamente impidiendo la libre difusión. Por el contrario, estas plataformas han potenciado la capacidad de expresión del ciudadano común.

En cambio, la ley en camino de promulgarse en Francia al estilo de la de Alemania, “contra el odio y la violencia” sí implica censura. Los políticos pretenden que las plataformas de Internet, como Facebook o Twitter y motores de búsqueda, retiren en 24 horas contenidos en las redes que “inciten al odio, ya sea racial, religioso o por género, o incluso a la violencia”, bajo penas de multas de hasta € 1,25 millones.

Es decir, el Estado utilizaría su monopolio de la violencia -su poder de policía- para prohibir expresiones violentas. Semejante incoherencia, sin dudas, esconde censura.

En contraposición con esto, yerra el tribunal federal que dictaminó que Trump no puede bloquear a los usuarios que lo insultan en Twitter, la plataforma favorita del presidente que cuenta con 60 millones de seguidores. Trump no está ejerciendo violencia sobre estas personas, que pueden seguir expresándose libremente, solo está administrando su propiedad. En fin, veremos qué dice la Corte Suprema.

 

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

Peronist Republic of Argentina

By Alejandro A. Tagliavini *

 

Just as Chavez changed the name to the Bolivarian Republic of Venezuela, the Argentine government should change it to the Peronist Republic of Argentina, given that it is the “Peronism” the consolidated system.

Mauricio Macri comes to the presidency supported by the right, highlighting the neo-con, neoconservatives who call themselves “liberals” and foreign friends like Mario Vargas Llosa. And he always promoted measures in the style of Peronist populism, without hiding his “respect” for Juan Domingo Perón whom he honored when he was “mayor” of the City of Buenos Aires.

As a good politician, he has his messianic profile and claims to be leading “a historic change”. And, take steps to stay in power, at any cost. For example, he subsidizes the purchase of cars to reactivate the very low industrial production.

Subsidies that come from funds that the State withdraws coercively from the market – from people – by way of taxes, inflation and very high interest rates and that fall heavily on the poor since companies, for example, pay them by raising prices or by lowering wages. According to the Catholic University, 51.7% of children and adolescents are poor and 13% went hungry during 2018.

And now he chose Peronist Senator Miguel Angel Pichetto as his vice presidential candidate for the October presidential elections, so there is only the option to vote for this formula of Peronist bias or for the Peronist opposition since the other candidates do not have a chance. Argentina definitely Peronist. Macri, defined the senator as “a man of state, that over the years … I knew and respect for their commitment to the country and institutions.”

Sometime before, he said that the political elite should be renewed because those had governed – and failed – for 25 years. Ironically, he gave Pichetto as an example, president of the Peronist Senate bloc with all the governments including the Kirchners and “if they win – the Kirchnerists – he will return to the same position”. Well now he will occupy a superior because, surely Macri wins, and to his vice president corresponds the presidency of the Chamber of Senators.

The shares rose to 18% at the news, because Macri maintains a corporate “capitalism” that privileges the companies he wants, far from a market economy where people, customers, decide which companies they prefer.

The problem will come when it gets clear that the economy falls sharply given the increase in the weight of the inefficient State over the private productive sector. Unless Macri unravels the corporatism that always sustained and allows a market economy. With interest rates of around 70% there is no credit for production, the price of the dollar lowered (for now) artificially complicates the export and the heavy tax burden prevents any investment plan.

To top it off, Macri is a serial “indebted”. Governing Buenos Aires quadrupled the indebtedness and, since he assumed the presidency in 2015, Argentina was the largest global debt issuer that, between 2016 and 2018, went from 52.6% of the GDP to 86.2% and is on its way to exceed 110% by the end of 2019, doubling the debt.

In short, the good news is that this Peronism is more “aggiornado” than Perón himself and somewhat more moderate than the Kirchners. Thus, the Argentine fall will be smoother.

 

* Member of the Advisory Board of the Center on Global Prosperity, Oakland, California

 

@alextagliavini

 

http://www.alejandrotagliavini.com

 

República Peronista de Argentina

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

Así como el chavismo cambió el nombre por el de República Bolivariana de Venezuela, el gobierno argentino debería cambiarlo por el de República Peronista de Argentina, visto que es el “peronismo” el sistema consolidado.

Mauricio Macri llega a la presidencia apoyado por la derecha, destacando los neo-con, neoconservadores que se llaman “liberales” y amigos extranjeros como Mario Vargas Llosa. Y siempre impulsó medidas al estilo del populismo peronista, sin ocultar su “respeto” por Juan Domingo Perón a quién homenajeó cuando era “alcalde” de la Ciudad de Buenos Aires.

Como buen político, tiene su perfil mesiánico y asegura estar protagonizando “un cambio histórico”. Y, toma medidas para mantenerse en el poder, a cualquier costo. Por caso, subsidia la compra de autos para reactivar la muy caída producción industrial.

Subsidios que salen de fondos que el Estado retira coactivamente del mercado -de las personas- por vía de impuestos, inflación y tasas de interés altísimas y que recaen con fuerza sobre los pobres ya que las empresas, por caso, los solventan subiendo precios o bajando salarios. Según la Universidad Católica, el 51,7% de los niños y adolescentes son pobres y el 13% pasó hambre durante 2018.

Y ahora eligió al senador peronista Miguel Angel Pichetto como su candidato a vice para las elecciones presidenciales de octubre, así solo queda la opción de votar por esta fórmula de sesgo peronista o por la oposición peronista ya que los otros candidatos no tienen chance. Argentina definitivamente peronista. Macri, definió al senador como “un hombre de Estado, que con el correr de los años… supe conocer y respetar por su compromiso con la Patria y las instituciones”.

Tiempo antes, había dicho que debía renovarse la elite política porque los que estaban habían gobernado -y fracasado- durante 25 años. Irónicamente, puso de ejemplo a Pichetto, presidente del bloque de Senadores peronistas con todos los gobiernos incluidos los Kirchner y “si ganan -los kirchneristas- volverá a ocupar el mismo cargo”. Pues ahora ocupara uno superior porque, seguramente gane Macri, y a su vicepresidente le corresponde la presidencia de la Cámara de Senadores.

Las acciones subieron hasta 18% al conocerse la noticia, porque Macri sostiene un “capitalismo” corporativo que privilegia a las empresas que quiere, lejos de una economía de mercado donde las personas, los clientes, deciden qué empresas prefieren.

El problema vendrá cuando quede claro que la economía cae fuerte dado el aumento del peso del Estado ineficiente sobre el sector productivo privado. A menos que Macri desande el corporativismo que siempre sostuvo y permita una economía de mercado. Con tasas de interés que rondan el 70% no hay crédito para la producción, el precio del dólar bajado (de momento) artificialmente complica la exportación y la fuerte carga impositiva impide cualquier plan inversión.

Para remate, Macri es un “endeudador” serial. Gobernando Buenos Aires cuadruplicó el endeudamiento y, desde que asumió la presidencia en 2015, la Argentina fue el mayor emisor global de deuda que, entre 2016 y 2018, pasó del 52,6%, del PBI, al 86,2% y va camino de superar el 110% a fines de 2019, duplicando la deuda.

En fin, la buena noticia es que es un peronismo más “aggiornado” que el del propio Perón y algo más moderado que el de los Kirchner. Así, la caída argentina será más suave.

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: