Buscar

Alejandro A. Tagliavini

"Hay quienes piensan distinto a mí, incluso yo, al cabo del tiempo, pienso distinto a mí", J.L. Borges

Categoría

Sin categoría

John Paul II, a leader for today

La sangre robada de Juan Pablo II y la pista que apunta a los ...

The “weapon” that literally surpasses atomic ones …

 By Alejandro A. Tagliavini *

                 Some time ago, a prestigious professional dedicated to advising companies told me something surprising: the worst enemy of any company – large, small and even individual – is not the crudest competition, but oneself and it begins in fear and insecurity causing violent and self-destructive reactions. It is good news: knowing that, to win, who we must control is not someone unreachable.

                 Javier Fesser in his movie, “Champions”, shows that fear is the greatest intellectual disability and describes how a group of disabled people cope with it, a modest basketball team with a motto: “Life is to enjoy with what you have; keep smiling”. They are people who, above all, are not afraid.

                 During phylogenesis, the evolution of the human being over hundreds of thousands of years, the function of fear has been to increase our chances of survival and thanks to it, we have adapted a timely response to danger in order to survive, which normally has been to avoid danger if possible and, if not, face it.

                 Now, as the universal principle indicates, everything in physics reacts spontaneously in the opposite direction, that is, in front of a violent action reacts violently. But it turns out that violence is always destructive, as we already know, so man can reason and find a better solution. Thus, contrary to popular belief, the brave overcome fear, they reason, and find a better, nobler subterfuge.

                  Coinciding, the expert Joaquín Gual assures that our worst enemy is ourselves so that we must manage our fear – whose antidote is trust – to do what must be done and at the right time. When you know how to do what you must – after finding a rational solution – your confidence increases exponentially, and you will end up winning. The sum of knowledge, skills and emotional strength continues Gual, gives the necessary confidence to minimize fear.

                  Jesse Livermore said that “Rational people act irrationally when they are afraid … The way of reasoning atrophies”. And then they appeal to violence and so finally “governs” -imposes over the freedom of people- the one that has the greatest capacity for intimidation: The State that, in fact, claims the monopoly on violence. Thus, peace, freedom and progress are three words to define the same thing: absence of violence.

                  Thus, the “Do not be afraid!”, with which John Paul II greeted from Saint Peter’s Square, when he began his Pontificate, in 1978, was the motto of his work because he knew that courage is the opposite of violence, and with this “weapon” demolished the most powerful statism in history, the USSR, without blood, without wars.

                 Dr. Katrin Korb in an unmissable video (whose original is from News HQ) ensures that by overcoming fear, people think creatively, they are responsible for themselves – instead of the State, the monopoly on violence – they do not get sick so fast and help to heal the world of any disease, and when they get sick then they face their own mortality and make peace with it. These people cannot be scared so easily. You have no power over them. By the way, as always, the critics are not lacking but they are so poor, like the Republic of Peru, that it is not even worth answering.

* Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and Member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Juan Pablo II, un líder para hoy

La sangre robada de Juan Pablo II y la pista que apunta a los ...

El “arma” que, literalmente, supera a las atómicas…

Por Alejandro A. Tagliavini*

                 Tiempo atrás, un prestigioso profesional dedicado a asesorar empresas me dijo algo sorprendente: el peor enemigo de cualquier empresa -grande, pequeña e incluso individual- no es la competencia más cruda, sino uno mismo y se inicia en el miedo y la inseguridad provocando reacciones violentas y autodestructivas. Es una buena noticia: saber que, para ganar, a quién debemos controlar no es a alguien inalcanzable.

                 Javier Fesser en su película, “Campeones”, muestra que el miedo es la mayor discapacidad intelectual y describe como lo afronta un grupo de discapacitados, un modesto equipo de basketball con un lema: “La vida es para disfrutar con lo que tienes; sigue sonriendo”. Son personas que, por encima de todo, no tienen miedo.

                 Durante la filogénesis, la evolución del ser humano a lo largo cientos de miles de años, la función del miedo ha sido la de aumentar nuestras probabilidades de supervivencia y gracias a él, ante un peligro hemos adaptado la respuesta oportuna para sobrevivir, que normalmente ha sido la de evitar el peligro si era posible y, de no serlo, afrontarlo.

                 Ahora, como indica el principio universal, todo en la física reacciona espontáneamente en sentido inverso, es decir, ante una amenaza violenta reacciona violentamente. Pero resulta que la violencia es siempre destructiva, como ya sabemos, entonces el hombre tiene capacidad para razonar y encontrar una solución mejor. Así, al contrario de lo que es creencia popular, el valiente se sobrepone al miedo, razona, y encuentra un subterfugio mejor, más noble.

                  Coincidiendo, el experto Joaquín Gual asegura que nuestro peor enemigo somos nosotros mismos de modo que debemos gestionar nuestro miedo -cuyo antídoto es la confianza- para hacer lo que debe hacerse y en el momento oportuno. Cuando sabes hacer lo que debes -luego de encontrar una solución racional- tu confianza aumenta exponencialmente y así terminarás ganando. La suma de conocimientos, habilidades y fortaleza emocional continúa Gual, da la confianza necesaria para minimizar el miedo.

                  Jesse Livermore decía que “Las personas racionales, actúan de forma irracional cuando tienen miedo…. La forma de razonar se atrofia”. Y se apela a la violencia y, entonces, “gobierna” -se impone sobre la libertad de las personas- el que mayor capacidad de intimidación tiene: el Estado que, de hecho, se arroga el monopolio de la violencia. Así, paz, libertad y progreso son tres palabras para definir lo mismo: ausencia de violencia.

                  Así, el ¡No tengáis miedo!, con el que Juan Pablo II saludó desde la Plaza de San Pedro, al iniciar su Pontificado, en 1978, fue el lema de su trabajo porque sabía que el coraje es el opuesto de la violencia y con esta “arma” volteó al estatismo más poderoso de la historia, la URSS, sin sangre, sin guerras.

                 La médica Katrin Korb en un imperdible video (cuyo original es de News HQ) asegura que al superar el miedo, la gente piensa creativamente, es responsable por sí misma -en lugar del Estado, el monopolio de la violencia-, no se enferman tan rápido y ayudan a sanar al mundo de cualquier enfermedad, y cuando se enferman entonces enfrentan su propia mortalidad y hacen paz con ello. A estas personas no las pueden asustar tan fácilmente. No tienes poder sobre ellos. Por cierto, como siempre, no faltan los críticos pero son tan pobres, como La República de Perú, que ni vale la pena contestarles.   

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

El “arma” que, literalmente, supera a las atómicas

Por Alejandro A. Tagliavini*

                 Tiempo atrás, un prestigioso profesional dedicado a asesorar empresas me dijo algo sorprendente: el peor enemigo de cualquier empresa -grande, pequeña e incluso individual- no es la competencia más cruda, sino uno mismo y se inicia en el miedo y la inseguridad provocando reacciones violentas y autodestructivas. Es una buena noticia: saber que, para ganar, a quién debemos controlar no es a alguien inalcanzable.

                 Javier Fesser en su película, “Campeones”, muestra que el miedo es la mayor discapacidad intelectual y describe como lo afronta un grupo de discapacitados, un modesto equipo de basketball con un lema: “La vida es para disfrutar con lo que tienes; sigue sonriendo”. Son personas que, por encima de todo, no tienen miedo.

                 Durante la filogénesis, la evolución del ser humano a lo largo cientos de miles de años, la función del miedo ha sido la de aumentar nuestras probabilidades de supervivencia y gracias a él, ante un peligro hemos adaptado la respuesta oportuna para sobrevivir, que normalmente ha sido la de evitar el peligro, si era posible y, de no serlo, afrontarlo.

                 Ahora, como indica el principio universal, todo en la física reacciona espontáneamente en sentido inverso, es decir, ante una amenaza violenta reacciona violentamente. Pero resulta que la violencia es siempre destructiva, como ya sabemos, entonces el hombre tiene capacidad para razonar y encontrar una solución mejor. Así, al contrario de lo que es creencia popular, el valiente se sobrepone al miedo, razona, y encuentra un subterfugio mejor. Por eso es que paz, libertad y progreso son tres palabras para definir la misma cosa: ausencia de violencia.

                   Coincidiendo, el experto en coaching Joaquín Gual asegura que nuestro peor enemigo somos nosotros mismos de modo que debemos gestionar nuestro miedo -cuyo antídoto es la confianza- para hacer lo que debe hacerse y en el momento oportuno. Cuando sabes hacer lo que debes -luego de encontrar una solución racional- tu confianza aumenta exponencialmente y así terminarás ganando. La suma de conocimientos, habilidades y fortaleza emocional continúa Gual, da la confianza necesaria para minimizar el miedo.

                   Jesse Livermore decía que “Las personas racionales, actúan de forma irracional cuando tienen miedo…. La forma de razonar se atrofia”. Y se apela a la violencia y, entonces, “gobierna” el que mayor capacidad de intimidación tiene que es el Estado que, de hecho, se arroga el monopolio de la violencia.

                   Así, el ¡No tengáis miedo!, con el que Juan Pablo II saludó desde la Plaza de San Pedro, al iniciar su Pontificado, en 1978, fue el lema de su trabajo porque sabía que el coraje es el opuesto a la violencia y con esta “arma” volteó al estatismo más poderoso de la historia, la URSS, sin sangre, sin guerras, con actitudes pacíficas.

                  La médica Katrin Korb en un imperdible video (cuyo original es de News HQ) asegura que al superar el miedo, la gente que piensa creativamente y es responsable de sí misma -y no el Estado, el monopolio de la violencia- , no se enferman tan rápido y ayudan a sanar al mundo de cualquier virus, y cuando se enferman entonces enfrentan su propia mortalidad y hacen paz con ello. A este tipo de personas no las pueden asustar tan fácilmente. No tienes poder sobre ellos. Por cierto, como siempre, no faltan los críticos pero son tan pobres, como La República de Perú, que ni vale la pena contestarles.   

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Los destrozos de la cuarentena, según cuál mercado

Por Alejandro A. Tagliavini*

                    Cuando la humanidad entienda que, además de cobarde y primitiva, la violencia solo destruye y no sirve ni para la defensa propia y urgente, dejaremos de provocar catástrofes como las cuarentenas obligatorias que están provocando una destrucción que varía según la fuerza con que se aplique y la espalda del mercado en cuestión.

                    En los mercados emergentes, se espera que la producción económica se contraiga 10% -20% en el segundo trimestre, y más también, y donde la recuperación posterior dependerá cuán rápida y profundamente se retire el Estado y su represión de los mercados. Como puede verse en el siguiente gráfico, los “estímulos” de los gobiernos -suponiendo que estos fueran buenos- no cubren, en muchos países como en Argentina, ni de cerca la caída en los ingresos del sector productivo, básicamente el privado.

                   Según cuenta Iván Cachanosky, Argentina se ubicará entre los 10 países con mayores caídas en el nivel de actividad para el 2020 y lo más probable es que, el nivel de actividad, se contraiga un 12% interanual en el 2020, lo que podrá terminar peor segúnse alargue la cuarentena. Con dos agravantes, por un lado, Argentina “ya estaba en el piso” y, por el otro, la recuperación si algún día llega podría tener forma de L y no de V. El siguiente gráfico de Cachanosky es muy ilustrativo:

               Puede compararse la gravedad de la caída actual en el siguiente gráfico twitteado por Esteban Domecq:

               Así las cosas, según la UCA, las últimas proyecciones realizadas en la segunda quincena de abril “dieron como resultado estimado un nivel de pobreza del 45%”. En tanto que, del 8% antes de la cuarentenal se duplicó hasta 16% el índice de hogares del área metropolitana de Buenos Aires que no cubren la canasta básica. Y, desde entonces, empeora exponencialmente al punto que, según la ONU, quedarán en la pobreza al 58,6% de los niños a fin de año.

              Obviamente, del mercado argentino -salvo raras excepciones y cisnes negros- solo queda huir. Prácticamente todos los analistas coinciden en que, a la crisis global, se le suma la desaceleración de la economía interna, la renegociación de la deuda, el riesgo de default y una cuarentena que ya lleva más tres meses y que parece no tener fin, al menos de modo total y definitivo.

              Las tasas en pesos son negativas muy por detrás de la inflación. Comprar dólares es muy difícil y el mercado local es cada vez menos atractivo: los bonos y acciones son peligrosas, y ni siquiera los ADRs  zafan: en lo que va del 2020, las acciones argentinas caen más de 20% y solo las de MercadoLibre subieron casi 73% llegando a una capitalización de mercado de casi US$ 50.000 M, unas 5 veces la cotización de todo el resto de los ADRs sumados que llegan a US$ 9.975 M.

              Los depósitos en el exterior pueden ser una opción muy conservadora ya que la tasa de un plazo fijo en EE.UU. ronda el 0,40% (0,20% en Argentina para depósitos en dólares). Otra opción conservadora son los inmuebles y, aunque a los argentinos les atrae Miami por la cercanía, hay mejores oportunidades en otras ciudades. Y por cierto, como dije en una nota anterior, hoy se perfila Uruguay como un destino preferido por los argentinos sobre todo aprovechando que por la crisis, como en todo el mundo, los inmuebles ya corrigieron a la baja los precios entre un 10 y 15% en dólares.

              En cuanto a las bolsas globales, elEconomista.es elaboró una encuesta con la participación de 22 casas de análisis y gestoras de fondos a ambos lados del Atlántico y el resultado es obvio, en mi opinión: un 59% de los encuestados considera que la bolsa de EE.UU. se comportará mejoren lo que queda de año frente al 41% de quienes se decantan por Europa.

                   Las razones para preferir a EE.UU. son múltiples, pero básicamente porque se espera que se levanten las restricciones a los mercados con más rapidez y con menor presión tributaria.

              Y, aunque no tengo dudas de que Wall Street está “inflacionada” por la astronómica inyección de dinero por parte de la Fed, hay analistas como los de Bankinter que consideran que el S&P 500 podría finalizar el año un 13% por encima de donde está ahora, entre otros motivos por los “estímulos fiscales” que todavía podrían sobrevenir. Así, muchos creen que, aunque la Bolsa de EE.UU. cotice a múltiplos más altos, el peso de sectores de crecimiento es mayor.

                  Así las cosas, en general, insisto en lo que dije en columnas anteriores sobre el oro, los bonos del Tesoro y corporativos (LQD) de alta clasificación, tecnológicas como Tesla, crypto monedas y demás.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Mientras Wall Street sorprende, Argentina defrauda

Por Alejandro A. Tagliavini*

                En EE.UU. que, aun con una cuarentena menos generalizada y menos extendida que Argentina, sufre una fuerte recesión que significó la pérdida de 22 M de puestos de trabajo desde febrero y una caída del PBI esperada de 8% en 2020, increíblemente el S&P 500 cierra el segundo trimestre con la mayor ganancia desde 1998, un 20%. Para el Dow Jones, con un 18%, ha sido el mejor periodo desde 1987. Y las tecnológicas del Nasdaq se han disparado el 31%, el máximo en casi dos décadas.

               Todo gracias un exceso de liquidez dados los estímulos sin precedentes de la Fed, de unos US$ 2 B y a que el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años se sitúa en el 0,669%, frente al 2% de hace un año y el 3% de finales de 2018.

               Según Factset, 200 de compañías del selectivo S&P 500 han retirado sus previsiones para el año, pero calculan que los beneficios de las grandes empresas consolidadas y por tanto más resistentes (las blue chip) cayeron un 44% en el segundo trimestre.

              Y aunque el rally bursátil se ha suavizado en las últimas semanas, ahora resurge el optimismo -aun cuando el levantamiento de la represión que supone la cuarentena no está siendo tan rápido- por los buenos datos de empleo de junio: se crearon 4,8 M de nóminas no agrícolas, cuando se estimaban 3 M y más que los 2,7 M de mayo. La tasa de desempleo queda en el 11,1%, inferior a la estimación del 12,3% y al 13,3% del mes anterior. Los ingresos medios por hora interanual suben un 5% (menos de lo esperado) y el dato mensual cae un 1,2%. Queda mucho por hacer, pero los datos son muy positivos para el destacado economista español Daniel Lacalle.

           Así las cosas, aunque claramente las acciones están “inflacionadas”, algunos analistas como Keith Lerner de SunTrust Private Wealth Management, creen que seguirán subiendo en este tercer trimestre si nos guiamos por la historia reflejada en el cuadro siguiente: el S&P 500, tomando desde 1950, en el trimestre posterior al que sus ganancias fueron de entre el 15% y el ​​22%, avanzó en promedio 8,4%.

              Argentina es, de alguna manera, el contra caso. En primer lugar, porque su cuarentena ha sido mucho más intensa y prolongada y, en segundo lugar, porque su moneda es infinitamente menos demandada que el dólar -a nivel global- con lo que la Fed puede darse el lujo de emitir astronómicamente sin los graves problemas que eso le trae a la Argentina.

            Cuenta uno de los mejores economistas argentinos, Roberto Cachanosky, que si vemos la evolución de los ingresos tributarios del Sector Público Nacional de los primeros 5 meses del año, se concluye que el financiamiento vía “maquinita” del BCRA representó el 68% de los recursos, y con una clara tendencia al deterioro fiscal como puede verse en el siguiente gráfico.

                  Pero, además de la emisión monetaria que medida por la base tuvo un aumento del 24% desde el 10 de diciembre, se dio un gran incremento del stock de Leliq y Pases netos que pasaron de $1,1 B el 10 de diciembre de 2019 a $2,2 B al 23 de junio.

En base a datos del BCRA

                  Haciendo un cálculo rápido y sin tomar tasa compuesta, solo la tasa nominal anual, el costo de las Leliq al 10 de diciembre era de $422.878 M anuales. Al 23 de junio, el mismo ejercicio arroja un monto de $621.589 M al año. El gobierno emite, continúa Cachanosky, perdiendo reservas. La emisión monetaria y endeudamiento del BCRA generan un fuerte aumento del gasto cuasi fiscal que se incrementa y es cuestión de tiempo para que estalle.

                  Si todavía el IPC no se dispara es porque la inflación esta reprimida por varios factores y porque el dinero lanzado a la calle no supera en mucho a la demanda. Pero se está incubando una expansión monetaria, aumento del gasto público y crecimiento del gasto cuasi fiscal explosivos.

              Y la cosa va para peor ya que, al conocerse que la actividad económica se derrumbó 26,4% en abril y empeora, el Gobierno cree que “el paquete anticrisis” de alrededor de 3% del PBI se insuficiente, y se apresta a inyectar más recursos. Para remate, las corporaciones empresarias como la UIA -que advierte que la actividad industrial cayó 30,6% en abril- le acercan “Propuestas para la Reactivación Productiva”, que llama a un mayor gasto estatal: inversión pública y financiamiento subsidiado entre otras cosas e, incoherentemente, bajar impuestos que, por cierto, es muy buena idea pero no se condice con aumentar el gasto estatal.  

              Así las cosas, la economía seguirá cayendo fuerte aun cuando se levante la cuarentena y, si no se levanta, el país directamente desaparece, con lo cual las negociaciones por la deuda externa son ociosas porque, con este estatismo, el default es inevitable. Entre otras cosas, como dice Diego Giacomini, el cupón exportaciones es una mentira porque caerán en términos reales. Argentina sufre y sufrirá más des acumulación de capital; más cierre de su economía, más intervención y menos respeto a propiedad privada. O sea, que es ficticia la ganancia de VP.

              Como puede verse en el siguiente gráfico de Fernando Marull y Asociados las inversiones en Argentina van perdiendo contra moneda dura:

Dólar CCL

               No extraña pues, como señala Ismael Bermúdez, que en depósitos en el exterior, en bancos locales y, sobre todo, en billetes en los “colchones” y cajas de seguridad, los argentinos acumulan el récord de US$ 222.807 M, según datos del INDEC del primer trimestre de este año. “Fuga” que se acelera como puede verse en el gráfico siguiente. Casi un PBI entero “dedicado al famoso y clásico blue”, la inversión estrella argentina.

            Moneda y depósitos de argentinos en moneda extranjera

                 La única alternativa real al blue, son las criptomonedas que se pueden comprar sin límite y legalmente, claro que a precio parecido al blue, sobre las que ya he escrito en otras notas con la novedad de que ahora se empieza a popularizar el mercado de bitcoins Paxful, que permite comprar y vender la criptomoneda de persona a persona (p2p) y con bajas comisiones. Y hablando de modas, por cierto, se escucha la residencia fiscal en Uruguay.

                    En fin, para aquellos que “insistan” en Argentina, sigan el consejo de Julián Yosovitch de que el AY24 está caro y compren otros bonos.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

New normality? For humanoids only

                                           

El valle inquietante | Por qué los robots humanoides dan miedo

Alejandro A. Tagliavini *

           Among the silly things that become fashionable – and last as long as a shooting star – now the “New Normal” is emerging. Wikipedia tells that, to an article published in 2008 in Bloomberg News, its authors Rich Miller and Matthew Benjamin called it “Post-Subprime Economy Means Subpar Growth as New Normal in U.S.

           Then, the investment fund PIMCO, in early 2009, used the same expression to warn that the return to the situation prior to the 2007-2008 financial crisis would be complex and uncertain. In 2010, Mohamed El-Erian, of PIMCO, declared that “our use of the term was an attempt … (to show) that the crisis (was not) a mere superficial wound … on the contrary, the crisis has penetrated deeply”. Since then, the expression has been replicated by numerous media.

           Starting in 2012, China’s economy began to show a marked slowdown, with growth rates going from double-digit figures to around “moderate” 7%, in 2014 when the Secretary General of the Communist Party, Xi Jinping, declared that China was entering a “new normal” precisely to justify the decline due to less openness to the free market economy.

           Thus, deep down he was warning that a turning point was beginning in the economic opening initiated by Deng Xiaoping at the same time that he defended Marxism (Maoism), and increased the cult of his personality, to “understand and transform the world”. And within this “New Normal”, indeed, are the forced quarantines and the repression of democratic attempts in Hong Kong.

           As Antonio Imízcoz points out, it is a new neo-language term, from the dictionary invented by the Orwell Big Brother dictatorship. What do they want to sell us? continues Imízcoz. Well, nothing is further from what you and I understand by normality … The “new normal” is going to consist in that we can only do what they say, when they say and how they say. And, as Agustín Etchebarne says, “it is easy to be a communist in a free country, the difficult thing is to be free in a communist country”.

             Now, as I have already said in previous columns, “Whenever there is a cause outside beings that forces them to execute what is contrary to their nature or their will, it is said that… they do by force what they do… This will be… the definition of violence … “, wrote Aristotle. Thus, according to Tomás de Aquino “Violence is directly opposed to the voluntary as well as to the natural” and for this reason Etienne Gilson wrote as early as 1989 that for Aquinate “The natural and the violent are mutually exclusive … reciprocally.”

            In other words, violence can never have a natural result. If the “new normal” will be rules coercively – using the state monopoly of violence – imposed against the will of the people, they will simply violate human nature and, sooner rather than later, will be overcome. As the “social distancing”, when during all our life, out of common sense, we know that humans are necessarily sociable, and that kisses and hugs are great, human gifts. Not to mention sex without which humanity would not exist.

             In short, it is only a matter of time before we return to what we have to be, normal and non-humanoid people, robots directed from the central command.

* Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and Member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

¿Nueva normalidad? Solo para humanoides

El valle inquietante | Por qué los robots humanoides dan miedo

Por Alejandro A. Tagliavini*

           Entre las tonterías que se ponen de moda -y duran lo que una estrella fugaz- ahora se perfila la “Nueva normalidad”. Cuenta Wikipedia que, a un artículo publicado el 2008 en Bloomberg News, sus autores Rich Miller y Matthew Benjamin lo titularon «Post-Subprime Economy Means Subpar Growth as New Normal in U.S.» (“La economía post subprime hace que el crecimiento por debajo de la media sea la nueva normalidad en EE.UU.”).​

           Luego, el fondo de inversión PIMCO, a principios de 2009 utiliza la misma expresión para advertir que la vuelta a la situación previa a la crisis financiera de 2007-2008 sería compleja e incierta. En 2010, Mohamed El-Erian, de PIMCO, declaró que “nuestro uso del término fue un intento… (de mostrar) que la crisis (no) era una mera herida superficial… al contrario, la crisis ha calado hondo”. Desde entonces, la expresión ha sido replicada por numerosos medios​.

           A partir de 2012 la economía de China empezó a mostrar una marcada desaceleración, con tasas de crecimiento que pasaron de cifras de dos dígitos a alrededor del “moderado” 7%, en 2014 cuando el Secretario General del Partido Comunista, Xi Jinping, declaró que China estaba entrando en una “nueva normalidad”, precisamente, para justificar la caída debido a la menor apertura hacia la economía de mercado libre.​

           Así, en el fondo estaba avisando que se iniciaba un punto de inflexión en la apertura económica iniciada por Deng Xiaoping a la vez que defendía al marxismo (maoísmo), e incrementaba el culto a su personalidad, para “comprender y transformar el mundo”. Y dentro de esta “Nueva normalidad” se inscriben, por cierto, las cuarentenas forzadas y la represión a los intentos democráticos en Hong Kong.

           Como señala Antonio Imízcoz, es un nuevo término de neo lengua, del diccionario inventado por la dictadura del Gran Hermano de Orwell. ¿Qué quieren vendernos?, prosigue Imízcoz. Pues nada más alejado de lo que usted y yo entendemos por normalidad… La “nueva normalidad” va a consistir en que sólo podremos hacer lo que ellos digan, cuando ellos digan y como ellos digan. Y, como dice Agustín Etchebarne, “es fácil ser comunista en un país libre, lo difícil es ser libre en un país comunista”.

             Ahora, como ya he dicho en columnas anteriores, “Siempre que fuera de los seres existe una causa que los obliga a ejecutar lo que contraría su naturaleza o su voluntad, se dice que… hacen por fuerza lo que hacen… Esta será… la definición de la violencia… “, escribió Aristóteles. Así, según Tomás de Aquino “La violencia se opone directamente a lo voluntario como también a lo natural” y por ello Etienne Gilson escribió ya en 1989 que para el Aquinate “Lo natural y lo violento se excluyen…recíprocamente”.

            Es decir, que la violencia jamás puede tener un resultado natural. Si la “nueva normalidad” serán normas coactivamente -utilizando el monopolio de la violencia estatal- impuestas contra la voluntad de las personas, sencillamente violarán a la naturaleza humana y, más temprano que tarde, serán superadas. Como el “distanciamiento social”, cuando de toda la vida, de sentido común, sabemos que los humanos somos necesariamente sociables y que los besos y abrazos son grandes y humanos regalos. Por no hablar del sexo sin el cual no existiría la humanidad.

             En fin, es solo cuestión de tiempo para que volvamos a ser lo que tenemos que ser, personas normales y no humanoides, robots dirigidos desde el comando central.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Cómo se presenta esta semana (y los Treasury)

Por Alejandro A. Tagliavini*

                  Wall Street terminó la semana con descenso considerable cercano al 2,5% y, aunque todavía aguantan los niveles de seguridad, como vengo diciendo lo cierto es que está sobrevalorada porque han sobreestimado el levantamiento de la represión a los mercados por parte de los Estados, que no se está dando con tanta rapidez y por el exceso de liquidez dados los paquetes de “estímulo”. Como señala Julian Yosovitch, desde el 23 de marzo, el S&P500 subió 37%, y el sector tecnológico 39,5%. Pero el viernes terminaron a la baja en parte por la decisión de la Fed de limitar a la banca el reparto de dividendos y la recompra de acciones.

                  Zafa el Nasdaq 100 que también pierde un 2,5% en la semana, pero a diferencia del resto gana un 12,78% en 2020.

En estos gráficos gracias a Christian Buteler pueden verse los rendimientos de los mercados:

                    El S&P 500 y el Dow Jones han sido incapaces de superar sus resistencias en los 3.190 y 27.000 puntos y los analistas no descartan un latigazo bajista hasta los mínimos de mayo. Cabe destacar Gap (NYSE:GPS) cuyas acciones se dispararon un histórico 18,8% -máxima subida diaria en 40 años- en la sesión. Sucede que, a pesar de las dificultades económicas, anunció un acuerdo con Kanye West para nueva línea que se llamará Yeezy Gap.

                    Según Fawad Razaqzada con los mercados considerablemente arriba de sus mínimos de marzo, pareciera que el estímulo de la Fed ya ha sido absorvido.

                  Los futuros del S&P 500, presentados en el gráfico anterior, llevan luchando desde el comienzo de la segunda semana de junio. La tendencia alcista parecía intacta, ya que se mantiene por encima de la media de 200 días y de una línea de tendencia ascendente. Sin embargo, un repunte a la baja limpio por debajo de los mínimos del jueves registrados en 3.005 probablemente marcaría el comienzo de una tendencia bajista.

                  Michael Kramer señala que ni las tecnológicas se salvan. El NASDAQ 100, que la semana pasada tocó sus máximos históricos, se ha acercado a su soporte en los 9.775 enteros. De hecho, se ha quedado a un 0,75% de este nivel y sube desde marzo un impresionante 44,5%, superando holgadamente el repunte del S&P 500 del 39,4%. Pero así ha quedado en una situación precaria, valorado en su nivel más alto en relación con el S&P 500 desde la burbuja dot.com de finales de los noventa. Puede ser un signo de los tiempos, y un vistazo hacia el futuro.

Daily NASDAQ 100 Index

               El NASDAQ 100 (NDX) cotiza apenas debajo de 3,3 veces el valor del S&P 500. La última vez que registraba esta valoración fue el 10 de marzo del 2000, dos semanas antes de que todo se derrumbara y terminó tocando techo en máximos históricos el 24 de marzo del 2000, en el nivel de 4.816, tras subir un 300% en los 18 meses anteriores, mientras que el S&P 500 también alcanzó su punto máximo el mismo día, en 1.552,87, tras subir el 53%.

Daily NDX:SPX Ratio

                 Los años siguientes con el estallido de la burbuja tecnológica fueron brutales para el NASDAQ 100 y esta relación se derrumbó a 1 en octubre de 2002 y el NDX tardó casi 17 años en recuperar ese pico del año 2000. El S&P 500 tardó siete años en volver a los máximos de marzo del 2000. En el período desde 2018 hasta finales de 2019, el NASDAQ 100 cotizaba a aproximadamente 2,6 veces el S&P 500, equivalente al NASDAQ 100 hoy en 8.015 o un 20% por debajo de su valor actual, suponiendo que el S&P 500 no disminuyera junto con el NASDAQ.

                    El NASDAQ 100 ha subido por empresas como Apple (NASDAQ:AAPL), Microsoft (NASDAQ:MSFT), Amazon (NASDAQ:AMZN), Alphabet (NASDAQ:GOOGL), y Facebook (NASDAQ:FB), las más grandes por capitalización de mercado que representan más del 40% del índice y, además, representan alrededor del 20% del S&P 500. O sea que, si el NASDAQ cae es probable que al S&P 500 le suceda algo parecido.

Daily Amazon.com Shares

                      Mientras aumenta el temor a que no se abran las economías, el petróleo retrocede, el oro alcanza los US$ 1.784/onza en la que es su tercera semana consecutiva al alza. Se va cumpliendo lo que decía en una columna anterior y toca un nuevo máximo en el año, un nivel que no se veía desde 2012. La rentabilidad se acerca al 17% en lo que va de año.

                      Y hablando de refugios destacan los bonos del Tesoro, los “treasury”. El rendimiento del bono a 10 años está en 0,64% y casi no varía desde fines de marzo. Estos bonos han subido un 9% en 2020, el mejor desempeño durante el primer semestre del índice Bloomberg Barclays del Tesoro de EE.UU. desde 1995.

             Atención al testimonio del presidente de la Fed y el secretario del Tesoro ante la Cámara el martes. La Fed ha ayudado a limitar los rendimientos mediante la compra de US$ 80.000 M al mes de treasuries, así sus tenencias aumentaron en unos US$ 1.9 B este año, hasta alcanzar un nivel sin precedentes de $ 4.2 B. Así las cosas, al finalizar el trimestre a media semana, los bonos del Tesoro podrán recibir apoyo y los analistas creen los fondos intenten reequilibrar las carteras vendiendo acciones y comprando valores de renta fija. En JPMorgan Chase & Co. dicen que los fondos podrían descargar hasta US$ 170.000 M en acciones.

               En cuanto a la Argentina, el endurecimiento de la cuarentena es el punto final, no solo por la destrucción apocalíptica de la economía sino porque hace desaparecer lo poco que quedaba de seguridad jurídica. No queda nada por hacer, solo salir al blue.

               Los inversión hasta ahora favorita, los Cedear, además de lo que vimos sobre Wall Street, tiene que lidiar con el CCL.

El SP Merval en dólares y los ADR tienen un futuro de terror.

                Los plazos fijos están debajo de la inflación (30% contra al menos 50%) que se viene dada le emisión monetaria que será más que astronómica dado el aumento del gasto que sube 100% interanual (i.a.) y la casi desaparición de la recaudación que, según Econométrica, creció 12% i.a. en los primeros 5 meses del año. Así, la emisión ya supera la de los últimos 30 años y va para mucho peor. La demanda de moneda local por el momento es alta, y el IPC está reprimido. Los plazos fijos pre cancelables UVA, que ajustan por inflación en el mediano plazo no podrán competir con el blue.

                 Los bonos en dólares están condicionados por el inevitable default que se viene -aun cuando ahora se llegue a un acuerdo, el gobierno en el futuro no podrá cumplir lo que empujará una inevitable devaluación oficial del peso- en tanto que los bonos en pesos se vienen pagando y son de dos tipos: los Bonos CER y los Badlar. Los indexados por CER ajustan su capital por ese índice ligado a la inflación y pagan una tasa de interés, aun así no podrán competir con el blue, siendo el más recomendable el TC21, con vencimiento en julio del 2021 y un rendimiento de CER + 7% de interés.

                          Los indexados por Badlar pagan un interés ligado a la tasa de los plazos fijos superiores a $1 M -como el TB21 que paga 40% anual y vence en agosto 2021-, cotizan a descuento de modo que si se los espera hasta el final se gana en capital y los intereses, aun así en el mediano plazo no pueden competir con el blue.

Apéndice para traders novatos:

                       “Esto del trading no va de economía, va principalmente de fortaleza emocional. Adquirida con esfuerzo y entrenamiento. Como todo en la vida.”, decía el famoso trader William D. Gann. En tanto que Paul D. MacLean, neurocientífico, asegura que en el 95% de los casos nuestros pensamientos son negativos, y debemos aprender a controlarlos porque, como decía Epicteto, “No nos afecta tanto lo que nos sucede, sino lo que nos decimos nosotros mismos acerca de los que nos sucede”.

                         Por su lado el experto trader Fernando Arias aconseja cambiar esa concepción del principiante que pretende cazar una tendencia desde su inicio hasta su final. Debemos aprender a “conformarnos” con conseguir una serie de puntos diarios. Esa es la clave del éxito. Una vez que tengamos esa consistencia, solo debemos aumentar el lotaje/contratos para obtener mayores beneficios. Esta una de las claves del psicotrading básicas junto con el no “arrepentirse” por no haber entrado en una tendencia. Si el precio se ha ido sin ti, no pasa nada, el mercado continuamente da nuevas oportunidades.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Algunos tips del mercado, hoy

Por Alejandro A. Tagliavini*

                      Según el FMI -informe sobre la Estabilidad Financiera Global- los mercados de renta variable recuperan una media de 85% de sus niveles de mediados de enero. Existiría una desconexión entre los mercados financieros y la economía real que se visualiza con el reciente desacoplamiento entre Wall Street y la caída de la confianza del consumidor (dos indicadores que históricamente han operado en paralelo), dejando dudas sobre la sostenibilidad del repunte de no ser por el impulso de los bancos centrales. Es decir, tal como vengo escribiendo, las bolsas están sobrevaloradas por un exceso de liquidez en el mercado.

                      Los activos agregados de los 10 principales bancos centrales del mundo aumentaron en unos US$ 6 B desde mediados de enero, más del doble observado durante los dos años de la crisis financiera de diciembre de 2007, casi el 15% del PBI de sus países. A lo que debe sumarse los cerca de US$ 11 B en estímulos fiscales de emergencia de los gobiernos de todo el mundo.

                      Con el apoyo de los bancos centrales, el interés de los bonos soberanos de los países desarrollados cae en picada y así el 90% -el nivel más alto de la historia- de la deuda de estos, ofrece una rentabilidad inferior al 1%. Tomando toda la deuda soberana y no solo la desarrollada, el 60% ofrecería un rendimiento inferior al 1% y el 20% cotiza con rentabilidad negativa.

                    Dejo aclarado que, contra lo que es creencia popular, el FMI no solo que no es “promercado” sino que siempre actúa, finalmente, contra el sector privado como buen banco (multi) estatal. Como prueba vemos lo que hace en Argentina, que exige que se le devuelva todo aun cuando es co responsable del programa económico que nos trajo hasta aquí, y para ello alienta una fuerte quita a los acreedores privados y una suba de impuestos. Para remate, dice que el PBI argentino caerá 9,9% en 2020 y rebotará 3,9% en 2021. Lo que supone un espaldarazo al gobierno desde que, sin dudas, la caída será mayor y continuará en 2021 dado el programa estatizante represivo del sector privado -el sector productivo- en marcha.

                   Por cierto, como escribí en una nota anterior (Bolsas -robo advisors- y bitcoin: ¿llega la recuperación?), es inevitable el crecimiento de los “robo advisors” -o trading algorítmico- que son asesores financieros automatizados, que diseñan carteras con fondos, de bajo costo del orden del 0,4% anual y la mayoría utilizan fondos indexados o ETFs. Sus detractores dicen que agrava la recesión al ser los operadores sustituidos por máquinas inexpertas. Los defensores dicen que vivieron el “flash crash” del 6 de mayo de 2010 cuando el Dow Jones cayó 998,5 puntos -un 9%- en minutos para luego recuperarse el mismo día. En cualquier caso, su avance es inevitable al punto de que muchos gestores ya cerraron sus fondos y, según Wells Fargo, los robots reemplazarán 200.000 bancarios antes de 2030.

                   Hablando de ETFs, ya se puede seguir la carrera mundial por la vacuna y tratamiento del Covid-19. Desde el 18 de junio, se comercializa en Wall Street un ETF que incluye empresas de biotecnología. Lleva la firma de ETFMG, se llama Treatments, Testing and Advancements ETF y replica al índice PGERM que, desde su creación en diciembre de 2019, repunta cerca de 70%.

                   Incluye entre otros a Moderna, Quidel, Vir Biotechnology o Novavax, que suben alrededor de 240%, 180%, 230% y hasta 1.500%, respectivamente, en 2020, y Zai Lab, que gana cerca de 100% en el mismo periodo. Están de moda, pero y si no consiguen la vacuna…

                 Dentro de la bolsa, por cierto, siguen los tres mayores valores tecnológicos por capitalización, Apple (NASDAQ:AAPL), Microsoft (NASDAQ:MSFT) y Amazon (NASDAQ:AMZN), que han llevado al Nasdaq Composite a que, en lo que va de trimestre suba 32% y, desde los mínimos de marzo, casi 48%.

                 En cuanto a los commodities, hay cierto desconcierto. Según Ellen R Wald PhD hay demasiado petróleo crudo en el mercado. Aún con los fuertes recortes de la producción, las reservas mundiales estaban a finales de mayo 1.400 M de barriles por encima de lo que estuvieran a fines de 2019.

Crude Oil WTI Futures Weekly Chart

                 Y aunque la demanda de productos de petróleo crudo como la gasolina y el combustible para aviones está empezando a repuntar, el nivel de utilización de la capacidad de las refinerías del 70,6% en mayo de 2020, sigue siendo alto dada la caída en el consumo.

                  Por su lado “la plata a US$ 18 brilla más para algunos que el oro a 1.800” dice Barani Krishnan. En relación con el oro, la plata sólo ha estado tan subvaluada en dos ocasiones: durante la Segunda Guerra Mundial, y a principios de los 90. Así que para aquéllos que piensan que la plata volverá a la media, sería momento para comprarla.

Daily Silver Futures

               La demanda tiene futuro dado el aumento en la producción de vehículos eléctricos y otras áreas que requieren conductores como la tecnología 5G. En lo que va de 2020, la inversión en plata física experimentó un tercer año de crecimiento, subiendo 16% hasta las 215 M de onzas y subiría otro 16% en lo que resta del año llegando a máximos de cinco años.

                En cuanto al bitcoin (BTC), según Pinchas Cohen, cayó este jueves pero luego se recuperaba, todo explicado por el próximo vencimiento de US$ 1.000 M de las opciones de BTC, el más importante registrado. Como sea, dice Pinchas, algunos impulsores técnicos están funcionando:

Gráfico diario del BTC/USD

                    Aunque la criptomoneda se ha alejado repetidamente de la cifra redonda psicológica de los US$ 10.000 y, tras no haber podido registrar nuevos máximos durante más de un mes y medio, parece que los alcistas se están perdiendo la fe.

                    En fin, en cuanto a Argentina, según el Indec el PBI se contrajo 5,4% en el primer trimestre, con poco menos de 15 días de confinamiento y ahora se endurece la represión -cuarentena- a los mercados con lo que la cosa emporará mucho más. Un gráfico de terror publicado por El Economista:

                    La inflación llegaría a 70% en doce meses, según SBS. Por el momento, la suba del IPC está contenida -entre reprimida, fuerte recesión y aumento en la demanda de dinero- pero el BCRA emitió $1,6 B para financiar al Tesoro Nacional desde agosto, generando una fuerte disparada de los agregados monetarios. Hasta junio, la base monetaria amplia que incluye pasivos remunerados del BCRA crece al 75% interanual mientras el M2 privado avanza al 100% interanual, un récord desde la salida de la hiperinflación a comienzos de los 90.

                 Así, me creo lo que twitteo Christian Buteler: “Si ya tenés bonos en cartera venderlos en u$s (mep)…  para luego ir al blue… está más que tentador. Mezclas blanco con negro pero…….te deja un 12%”. El siempre adorado blue.

@alextagliavini

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

www.alejandrotagliavini.com

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: