Buscar

Alejandro A. Tagliavini

"Hay quienes piensan distinto a mí, incluso yo, al cabo del tiempo, pienso distinto a mí", J.L. Borges

¿Qué activo refugio elegir para el resto del año?

Por Alejandro A. Tagliavini*

                 No vi el debate presidencial en EE.UU. porque sabía que iba a ser una pérdida de tiempo (como escuchar a cualquier político), pero después de leer algunos comentarios de los que lo escucharon, ya no me queda duda de que el mundo va por mal camino: EE.UU. entre dos liberticidas, China cada vez relativamente más potente y más maoísta, las cuarentenas -de suyo liberticidas y destructivas- no aflojan mientras mienten con una vacuna que nunca llegará y que, de todos modos, como todas las antigripales servirá de poco y nada ante un virus al que, finalmente, según el último informe del CDC, entre quienes tienen entre 50 y 69 años lo sobrevivirán el 99,5% de los infectados.

               De Argentina solo queda decir, y con toda seriedad, que los que puedan irse en buenas condiciones que se vayan y preparen a sus hijos para irse. A pesar de lo que dicen hasta los dirigentes de la derecha opositora, que no quieren que nadie se vaya para no quedarse dirigiendo -con la misma mediocridad con que lo hizo Macri a quién, de hecho, apoyaron inicialmente- un país sin gente.

                Dicho esto, queda claro que las bolsas podrían ser muy volátiles en el mediano plazo y, como dice Charley Blaine, “agárrense que viene octubre”. Salvo casos puntuales que, quizás, marquen nuevos máximos, como escribió Marcos Bazzana respecto de Apple (NASDAQ:AAPL) y, sobre todo Tesla (NASDAQ:TSLA) a cuyo CEO, Elon Musk siempre le tuve mucha fe porque es realmente un empresario pro mercado, que tildó de “cabeza hueca” a Bill Gates y su vacuna, que se opuso a la cuarentena y triunfó y que privatiza el espacio con su empresa SpaceX.

                 Descartadas en principio las bolsas quedan los activos refugio tradicionales. Los bonos del tesoro de EE.UU. siempre fueron sólidos, pero ahora están caros y, después de ese debate desmoralizador no me extrañaría -todo lo que sube en algún momento cae- que este fuera el principio del fin de la primacía de EE.UU., solo espero que no quede el globo en manos de China y que aparezca rápidamente alguna potencia gracias a su nivel de libertad y de iniciativa privada.

                  Otro refugio tradicional es el Franco suizo. Ahora, el Banco Central de Suiza (SNB) se caracteriza por seguir muy de cerca la evolución de su divisa. Así, en los primeros meses del año estuvo activo para evitar la fortaleza del  franco (CHF/EUR) que llegó a un máximo de 5 años frente al euro que, a su vez, (EUR/USD) sube un 11% en cinco años respecto del dólar. Y el presidente de la entidad ha avisado que, si es necesario, volverán a intervenir en el mercado de divisas, ya que considera que la moneda está demasiado sobrevalorada.

                  De momento, el SNB mantuvo las tasas de depósito en -0,75% y aun así no se cansan de repetir que “si las condiciones del mercado lo requieren” las seguirían bajando. El plan del SNB de tasas negativas e intervenciones en el mercado está ya en su 6º año, que no es poca cosa. Insólitamente -Argentina año verde- pretenden evitar las entradas de capital que fortalecen al franco suizo y aumentan los riesgos de deflación.

EUR/CHF

                 Aunque desconfío de los gráficos técnicos porque no creo que la economía pueda “matematizarse”, dicen los analistas que el EUR/CHF en la zona de 1,05 va a continuar siendo infranqueable, es decir, si regresase sería otra oportunidad de buscar un rebote al alza, o sea, una bajada del franco. Previamente, el nivel de 1,06-1,0609 también podría ser válido de cara a un rebote al alza. La resistencia de 1,0865 fue tocada el 1 de septiembre y no pudo con ella. Mientras no logre romper ese nivel no tendremos más fuerza alcista. En cualquier caso, todos coinciden en que tiene un futuro acotado.

                     El Yen japonés también es un clásico refugio de los inversores. Pero si bien se ha fortalecido desde diciembre de 2016 un 10% respecto del dólar, en los últimos diez días muestra una tendencia a la baja y hoy la economía japonesa y su bolsa no son atractivas. Por lo que la mayoría de los analistas optan por olvidarse de esta moneda.

                      Más interesante es lo que ocurre con el Yuan chino (CNY/USD) que ha registrado su mejor trimestre desde 2008. La recuperación económica de la nación asiática también está atrayendo a extranjeros, impulsando la demanda del yuan, con el que los inversores compran activos chinos. Desde mayo el yuan ha subido casi 6% respecto del dólar. Además, los bonos soberanos a 10 años de China tienen un rendimiento del 3,157%, lo que contrasta con el índice equivalente del Tesoro, que actualmente tiene un rendimiento del 0,682%. Las acciones de China también ganan atractivo.

USDCNY Weekly

                 Entre muchos, los expertos de divisas de HSBC estiman que el yuan subirá, bajará la relación USD/CNY a 6,70 a fines de 2020 y a los 6,60 a finales de 2021 desde los 6,79 de hoy. Pero China no deja de ser China, un país comunista, con un liderazgo cada vez más autoritario, creador de las cuarentenas modernas.

                 De modo que me quedo con el refugio por excelencia que vengo promocionando desde hace tiempo, el oro. De momento, casi dos meses después de superar el nivel de los USD 2.000 la onza, en septiembre corrige un -10% (lógico y previsible toma de ganancias) pero empieza octubre superando los 1900 y subiendo. Recordemos que cuando superó los 2.000 por primera vez en la historia, los intereses de la renta fija norteamericana caían y el dólar bajó a mínimos de dos años y medio frente al euro. Ahora el tema es diferente, tanto el bono a diez años (a la inversa de su rendimiento) como el billete verde venían subiendo, pero en estos momentos revierten esa tendencia. Y en el mediano y largo plazo, la emisión y la deuda récord se cobrarán sus víctimas.

                 Normalmente, cuando el dólar sube, el oro cae, ya que podría adquirir una mayor cantidad del metal, y viceversa. En tanto que, cuando el rendimiento de los bonos de EE.UU. sube, cae su precio, porque se venden para comprar oro que entonces se valoriza. Y cuando las tasas de interés bajan, el dinero fluye al metal precioso. Así las cosas, muchos analistas estiman que el oro llegará a los USD 2.150-2.200 antes de acabar el año.

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Better constitutional king than absolutist

With Felipe VI of Spain

By Alejandro A. Tagliavini *

             I write this column from a republic, Argentina, which is on its way to being Venezuela if not Cuba. Today, 50% of Argentines are poor, 95% have a monthly salary of less than € 400, and something as normal as buying – foreign currency – euros is a “crime”. There are no flights, the country is closed. In contrast, Elizabeth II is monarch of the power with the oldest democracy, and enviable.

              The term “soft power” is often attributed to Joseph Nye released in his book “Bound to Lead: The Changing Nature of American Power” (1990), and in “Soft Power: The Means to Success in World Politics” (2004). It is not true that power, authority, to be real must be based on force. Why do monarchies still exist, orphans of ‘real power’? The explanation lies in the ‘soft’ power base of the influence of organizations devoid of the military power that gives rise to ‘hard power’.

               The Catholic Church and the Vatican almost without arms, survives all empires including nuclear ones and has had more real authority than any armed force, for example, it had a lot of weight in the fall of the USSR.

               Societies do not exist because of a State with police “power” capable of ordering them, but because naturally man has a social vocation and is, basically, moral: if everyone robbed, there would be no guards to stop them. According to Aldous Huxley, “Societies are maintained, not primarily by fear … of coercive power … but by a widespread faith in the decency of others.”

               The monarchies have a cost that should be discussed so that it is financed fairly with respect to the citizens, but politicians are enormously more expensive and, much mora important, is that their authority pivots on the monopoly of state violence with which they impose their “ laws ”, which must be coercively imposed because they do not occur naturally, that is, they violate the order of nature.

               In Spain, still resonates the outrages during the last republican government that established a regime of terror with the Czechs and the murder of 6,800 religious, among many atrocities, and that ended with a bloody civil war.

                But today the Iberian government has a president with a dubious monarchical vocation and a second vice president who belongs to an anti-monarchical party, an open ally of Venezuelan Chavismo, and they are trying to jibarize the monarch’s acts, his visibility, to make him disappear from the scene -like the prohibition to preside over the delivery of the offices to the graduates of the Judicial School of Barcelona – to one day simply discard him.

                They want to discard soft power, to be able to install a hard and pure one in the style of political monarchies – absolutist, based on police imposition – such as that of the Kirchners in Argentina or that of the Castros in Cuba.

                Now, how the Spanish government has managed to go so far. “Violence is born of fear“, claimed, among many, the historian Antony Beevor. So, politicians abuse the coronavirus to create panic in order to increase, precisely, its hard power since the figures do not justify so much fear. According to the latest report from the US CDC, in case of being infected by this virus, the chances of survival are 99.997% for those up to 19 years old, 99.98% up to 49 years old, 99.5% up to 69 years and 94.6% for those over seven decades.

* Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and Member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Más vale rey constitucional que absolutista

Por Alejandro A. Tagliavini*

                Escribo esta columna desde una república, la Argentina, que va camino de ser Venezuela sino Cuba. Hoy, de entre los argentinos el 50% es pobre, el 95% tiene un salario mensual inferior a € 400, y algo tan normal como comprar -moneda extranjera- euros es “delito”. En contraposición, Isabel II es monarca de la potencia con la democracia más antigua, y envidiable.

               Suele atribuirse el término “poder blando” a Joseph Nye, de Harvard, lanzado en su libro “Bound to Lead: The Changing Nature of American Power” (1990), y en “Soft Power: The Means to Success in World Politics” (2004). No es verdad que el poder, la autoridad, para ser real debe estar basado en la fuerza. ¿Por qué todavía existen las monarquías, huérfanas de ‘poder real’? La explicación reside en el poder ‘blando’ base de la influencia de organizaciones desprovistas del poder militar que da lugar al ‘poder duro’.

               La iglesia católica y el Vaticano casi sin armas, sobrevive a todos los imperios incluidos los nucleares y ha tenido más autoridad real que cualquier fuerza armada, por caso, tuvo mucho peso en la caída de la URSS.

               Las sociedades no existen debido a un Estado con “poder” policiaco capaz ordenarlas, sino porque naturalmente el hombre tiene vocación social y es, básicamente, moral: si todos robaran, no habría guardias para detenerlos. Según Aldous Huxley, “las sociedades se mantienen, no principalmente por el miedo… al poder coactivo… sino por una difundida fe en la decencia de los demás”.

               Las monarquías tienen un costo que debería discutirse para que fuera financiada con justicia respecto de los ciudadanos, pero los políticos son enormemente más caros y, lo peor caso, es que su autoridad pivotea en el monopolio de la violencia estatal con la que imponen sus “leyes”. Que tienen que imponerse coactivamente porque no se dan naturalmente, es decir, violan el orden de la naturaleza.

              En España, todavía resuenan las tropelías durante el último gobierno republicano que instauró un régimen de terror con las checas y el asesinato de 6.800 religiosos entre muchas atrocidades y que terminó con una sangrienta guerra civil. 

              Pero hoy el gobierno ibérico tiene un presidente de dudosa vocación monárquica y un vicepresidente segundo que pertenece a un partido antimonárquico, abierto aliado del chavismo venezolano, y están intentando jibarizar los actos del monarca, su visibilidad, para hacerlo desaparecer de la escena pública -como la reciente prohibición a presidir la entrega de los despachos a los egresados de la Escuela Judicial de Barcelona- para algún día simplemente descartarlo.

              Quieren descartar el poder blando, para poder instalar uno duro y puro al estilo de las monarquías políticas -absolutistas, basadas en la imposición policíaca- como la de los Kirchner en Argentina o la de los Castro en Cuba.

                Ahora, cómo ha logrado llegar tan lejos el gobierno español. “La violencia nace del miedo”, aseguraba, entre muchos, el historiador Antony Beevor. Entonces, los políticos abusan del coronavirus para crear pánico con el fin de acrecentar, precisamente, su poder duro ya que las cifras no justifican tanto temor. Según el último informe del CDC de EE.UU., en caso de ser infectado por este virus, las posibilidades de sobrevivir son del 99,997% para quienes tienen hasta 19 años, del 99,98% hasta 49 años, 99,5% hasta 69 años y del 94,6% para quienes superan las siete décadas.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Líquido en dólares, de momento, y oro (exit Argentina)

Por Alejandro A. Tagliavini*

              Wall Street parece inestable, al fin en fase de corrección del movimiento alcista que se inició en los mínimos de marzo. La volatilidad que mide el índice VIX de la Bolsa de Chicago, ligado al S&P 500, en la semana sube un 2,7%. La incertidumbre en torno a las elecciones continúa al alza como se ve en los futuros del VIX:

Gráfico de Bloomberg

                  La sesión del viernes terminó en positivo, pero no la semana. En las últimas cinco ruedas, el Dow Jones cae un 1,75% (cuarta semana consecutiva de descensos), el S&P 500 el 0,65% (también la cuarta en negativo) y el Nasdaq 100 logra quedarse en positivo 1,96%, rompiendo la racha negativa de las tres semanas anteriores. El Nasdaq 100 gana un 27,69% en el año; el S&P 500 un 2,09%, y el Dow Jones pierde 4,78%.

                  Por cierto, peor le fue a Europa:

Gráfico de Bloomberg.

                    En cuanto a la venta masiva de las acciones de Tesla (NASDAQ:TSLA) no resulta sorprendente ya que han tenido ciclos de auge y desplome muchas veces. En el último movimiento a la baja, perdieron casi una cuarta parte de su valor desde los máximos históricos el 31 de agosto, pero, aun así, siguen acumulando ganancias de un 356% en términos anuales lo que la convierte en la mayor ganadora entre las empresas tecnológicas de gran capitalización.

Tesla Daily

                    Es que el reciente “Battery Day” desilusionó y desencadenó una caída aproximada del 11% del valor de las acciones el martes. Antes, Musk había ganado credibilidad tras la apertura de una giga fábrica en China, en tiempo récord, y registrar cuatro trimestres consecutivos de ganancias. Desde 2018, ha habido dos oleadas de ventas, cada una de las cuales zarandeó a los inversores, ya que las acciones cayeron alrededor de un 50% cada vez. Y algunos analistas creen que los inversores deben prepararse para un movimiento similar si continúa el actual bajón.

                 Los futuros del Brent bajan a la zona de 41,9 dólares por barril quedando la caída semanal en el entorno del 2,8%. Los del West Texas retroceden hasta la zona de los 40,2 dólares por barril, y pierden un 2% en la semana. Todo esto debido al aumento de las represiones, sobre los mercados y las personas, por parte de los Estados con la excusa de la “pandemia”.

                 Las criptos bajaron todas en la semana (incluso con el repunte de los últimos dos días) siendo el Bitcoin el menos afectado y Ethereum el más golpeado:

Gráfico de Bloomberg

                 Como todos los commodities (que caen -26.8% anual) la plata tuvo esta semana la peor desde septiembre de 2011, en medio de un dólar fortalecido. Pero la última vez que la plata vio tal caída luego el rebote fue muy superior:

Grtafico de Bloomberg

                       El oro ha superado a la plata durante 5 de los últimos 6 días:

Gráfico de Bloomberg

                       El euro cae un 1,8% semanal pero todavía se aprecia un 3,7% sobre el billete norteamericano en lo que va de año. Y los indicios de una nueva caída de la moneda comunitaria se están acumulando:

EUR/USD Daily

                    Los bonos del Tesoro han subido 6,6% anual, los Investment Grade (IG) 5,9%, mientras que el S&P500 sube 11% y las acciones globales caen -0.7%, y el dólar baja -2.1%.

                    Conclusión hay que volver a mantenerse líquido en dólares, de momento, comprar el siempre refugio de valor a largo plazo por excelencia el oro, aun habiendo experimentado su peor semana desde marzo cayendo un 4,7% quedando barato, pero ganado anualmente 22,2%. Y, para los ultraconservadores, comprar Treasuries que, aunque están caros, probablemente se mantengan y no pierdan valor lo que es mucho pedir hoy día.  

                    A ver, la Fed claramente infló la burbuja con tasas bajas y “regalando” dinero en cantidades récord. Entre muchos, un indicio interesante es que los individuos se encontraron con dinero sobrante y los invirtieron en la bolsa. E * Trade Financial Corp., TD Ameritrade Holding Corp. y Charles Schwab Corp. registraron registros récord de nuevos clientes en los tres meses que terminaron en marzo, y el crecimiento continuó a partir de entonces, y todos cotizaron más que nunca en el segundo trimestre. Robinhood dijo en mayo que se agregaron 3 millones de nuevas cuentas en 2020, y la mitad de los nuevos clientes fueron inversores primerizos.

                      Y ahora, entonces, se fortalece el dólar -respecto de las otras monedas dada la inestabilidad global- entre otras cosas porque la Fed está poniendo algo de freno a esta multiplicación récord de billetes. Hace dos semanas, cuando publicó su último desglose mensual de las compras de la SMCCF (“Facilidad de Crédito Corporativo del Mercado Secundario”), mostró sorprendentemente que, en agosto, la Fed había comprado pocos bonos corporativos y ningún ETF dedicado. En las siguientes dos semanas, se vio una fuerte caída en los activos de riesgo y el Nasdaq se deslizó hacia una corrección del 10%, junto con una modesta caída en el sector de bonos corporativos:

Así, como twitteó Daniel Lacalle (por cierto, considerado el 8vo economista más influyente del mundo), el dólar (DXY) tuvo un fortalecimiento inter anual comparado con otras 97 divisas.

Imagen

El dólar subió (5to día más alto en los últimos 6 alza) y tuvo a su mejor semana desde marzo:

Gráfico de Bloomberg

El siguiente gráfico, con una reversión del índice dólar superpuesto con el S&P 500, muestra lo estrechamente que se han seguido -inversamente- el uno al otro desde los mínimos de marzo:

Gráfico de TradingView

  Entretanto el rendimiento de los bonos del Tesoro continúa bajando -a medida que sube el precio- sobre todo los de largo plazo:

Source: Bloomberg

                 Y el rendimiento real, descontada la inflación, de los bonos -que está en negativo- sube a medida que baja el oro mostrando que se compraron bonos y se vendió oro.

Source: Bloomberg

Exit Argentina now

                Entretanto en Argentina las cosas van cada vez peor, con un Estado cada vez más grande y represor. Es increíble que todavía los seres humanos no podamos comprender que con la violencia -la represión- solo se puede destruir. De manera que ni vale la pena hablar. Solo mostraré unos gráficos para, otra vez, mostrar lo mal que va todo.

                   En este gráfico puede verse cómo el S&P Merval medido en dólares CCL cayó un 30% desde el reciente canje, dada la caída del 11% en pesos a lo que hay que sumarle la depreciación del peso (“suba del dólar”) del 17%. Y en el siguiente cuadro, se muestra el drenaje constante, a pesar de los fuertes impedimentos en la teoría y en la práctica, de los depósitos y el aumento de las compras de dólares y aunque el sistema está solvente (solo el 35% de los depósitos están prestados) dado que, irónicamente, nadie quiere endeudarse en moneda dura porque nadie sabe cómo sigue el futuro dada la imprevisibilidad y falta de seguridad en Argentina.

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

A full con el oro

Por Alejandro A. Tagliavini*

              Argentina está de moda. Este jueves, en un momento, ocupaba las tres primeras posiciones entre las noticias más leídas en Bloomberg: 1.- El brote del virus en Argentina se desata mientras la región experimenta cierto alivio, 2.- Los argentinos están comenzando a sacar sus ahorros en dólares de los bancos, 3.- La curva de rendimiento invertida de Argentina refleja el riesgo de incumplimiento.

                         Pero es la clase de moda que definitivamente no recomiendo, de modo que no queda más alternativa que irse, cuanto más lejos mejor. Y esto a pesar de que los ADRs llegaron a subir fuerte hasta 16% -quisiera saber quiénes son los “audaces” que compraron para que suban tanto, salvo que sean profesionales y hayan comprado con la apertura y vendido a media rueda- porque venían de caídas muy fuertes y terminaron aflojando… baja que recién empieza.

                         Por su parte, Wall Street subía, aunque poco e inestable, debido a las especulaciones de que se reanudarán las conversaciones sobre una nueva ronda de estímulo económico -inflación, burbuja- estímulos que, en la práctica, se terminaron en junio, aunque sus efectos llegaron hasta estos días. Pero el titular de la Fed, no intentó esconder el hecho de que otro paquete de estímulo “es crítico para que la recuperación continúe” -léase, que se inflen más las bolsas- aunque aludió a la probabilidad de que no se materialice debido a la disputa en el Congreso entre la Administración y los legisladores demócratas.

                         Las empresas de tecnología y los minoristas lideraron el avance de las acciones, luego de una caída temprana que llevó el indicador de referencia un 10% por debajo de su máximo de septiembre. En particular destaca Tesla (NASDAQ: TSLA) que resiste bastante bien la decepción por el “batery day”. Los datos de la explosión de la vivienda también impulsaron las ganancias, superando las decepcionantes solicitudes de desempleo.

                        El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años cayó un punto básico hasta el 0,66%, esto quiere decir que su precio sube debido a las constantes compras, de hecho, gana un 15% en lo que va de 2020.

                        Ahora qué pasa con el oro que ha bajado tanto, o es que subió el dólar. No voy a renegar de mi preferencia por el oro como inversión conservadora en el largo plazo: cuando Richard Nixon puso fin al sistema de Bretton Woods en 1971, es decir, desligó definitivamente al dólar del metal precioso, su precio rondaba los US$ 40,62/onza, lo que significa que hasta hoy aumentó un 5000%, u 800% en términos reales descontada la inflación.

                        El metal precioso comenzó a subir con decisión desde que tocara fondo a mediados de marzo en 1.451,50 dólares para alcanzar máximos históricos en 2.073 dólares en la primera semana de agosto. En lo que va de septiembre, el metal precioso ha bajado un 6,61%. Esto sorprende, dada su posición como activo de refugio seguro, que normalmente prospera cuando el interés por el riesgo flaquea —lo que ha quedado ilustrado por el S&P 500, que ha caído un 7,6% en el mismo período, camino para su peor septiembre en 18 años.

                       Hay un catalizador inmediato de este comportamiento: el inesperado repunte del dólar que ha subido un 2,5% este mes, a causa de múltiples posibles factores conflictivos: la aversión al riesgo reflejado en las acciones mientras que algunos datos económicos han mejorado, pero, por sobe todo, el afloje en el dinero helicóptero. El billete verde marcó un hito el martes cuando el índice dólar, que sigue su evolución con respecto a una cesta de otras seis divisas, alcanzó el nivel de 94,23. El DX, como se conoce al índice, dejó atrás el nivel de resistencia de 94 por primera vez desde julio.

                       Para algunos, pesimistas en mi opinión, las esperanzas de los alcistas de mantener el oro y la plata por encima de 1.900 dólares y 23 dólares por onza —mínimos defendidos desde agosto— podrían estar desvaneciéndose. En un blog en FXStreet, Dhwani Mehta dijo: “El oro ha reanudado su reciente impulso a la baja, tras haber confirmado un desplome simétrico del triángulo en el gráfico por horas, abriendo un espacio para una prueba del objetivo del patrón cerca de los mínimos del mes de agosto de 1.863 dólares”.

                       Y añade: “Antes de ese nivel, los mínimos del lunes de 1.882 dólares podrían desafiar el compromiso de los bajistas. El camino de menor resistencia sigue siendo a la baja, ya que el índice de fuerza relativa (RSI) bajista sondea el territorio sobrevendido en 31,17, lo que permite más descensos”.

Spot Gold Weekly. Gráficos de Sunil Kumar Dixit.

               Por su parte, Sunil Kumar Dixit agregó que la caída del oro probablemente se acelerará una vez que DX llegue a 94.60. Una fuerte reversión del oro podría situarlo en 1.690 dólares, lo que debería ser “el punto de reversión”, marcando un mínimo más alto tras el ahora famoso fondo de marzo de 1.450 dólares, según Dixit. Y añade: la plata, mientras tanto, podría dirigirse al colapso total, habiendo perdido ya el precio al contado su nivel clave de 24 dólares por onza y estando los riesgos a la baja en 22,40, 21,90 y 19,90 dólares a continuación, de acuerdo con los gráficos.

Spot Silver Weekly

                   En fin, lo cierto es que el oro hoy empezó a recuperarse hasta los 1874 y el dólar a caer. EL DX estaba en 94,36 mientras que la plata se recuperaba hasta 23,22. En mi opinión, estos son buenos precios para comprar.

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

The Nations more un United than ever

By Alejandro A. Tagliavini *

                “Humans deserve what they have: they fill their mouths talking about nature (climate change, GMOs, blah, blah, blah …) and then cover it with something unnatural like a mask. Greta T was in fashion, they bet it would change the world, months later, she doesn’t exist”, wrote someone on Twitter. Well, even if it was not right and the mask was useful, I highlight the incoherence that prevails. Either it is the mask, or it is nature, both cannot be at the same time, not perceiving this incoherence is a clear indication that there is no reasoning but a state of panic.

                The days of the UN General Assembly reveal a world totally polarized with global leaders in a virtual meeting marked by tension between Trump and Xi. A dialogue of the deaf where the multilateral strategy does not exist and that portrays some leaders facing each other, the growing tensions between Beijing and Washington – two increasingly authoritarian leaderships – reviving the Cold War, with Russia destabilizing the West; the Turkish challenge in the eastern Mediterranean; or Washington’s announcement to impose new sanctions on Iran.

              For the first time in the 75 years of the UN, the leaders will not meet but in a succession of prerecorded speeches. In other words, more distant, more disunited than ever. “Climate calamity looms. Biodiversity is collapsing. Poverty grows again. Hate spreads. Geopolitical tensions are escalating. Nuclear weapons are still on a sensitive trigger alert … and we must face them together”, said the UN Secretary General during the opening ceremony in which they were all separated.

             But how did we get to this point, what good has the UN been for? States are the monopoly of violence and the UN its sum. I will not discuss the need for them to exist, but, in any case, it is incoherent to pretend they can solve problems when it is clear that violence is in itself destructive of the natural, in fact, Aristotle – and many others – defined it as that which contrary to nature.

             Now, why do politicians appeal to violence, to repression to “solve the problems.” Because it is their modus vivendi -of the State- and that is what their survival is about despite knowing that repression only destroys. It is that, as the prominent neurologist A.K. Pradeep said, 95% of the decisions we make are gestated in the subconscious. And the subconscious forces us to survive, so politicians do not really care what happens to the country, their survival prevails. By the way, fear and aggression go together.

             Take for example Argentina, which is increasingly looking like Venezuela or even Cuba. Today it has the longest quarantine in the world without any positive results to show and a lot of destruction. There are no flights, and it remains isolated from the world, something as normal as buying foreign currency, such as the dollar, is considered a crime.

           Martín Tetaz wrote on Twitter that “Classes are not going to return (at least for now) … It doesn’t matter what protocol they present or what guarantees they give them. Peronism governs and education is not considered essential”. The degradation reached the point where it is not spent on education, but on subsidies for millions of unemployed as a result of the quarantine, and all this with a tax burden and a suffocating lack of freedom that causes companies to flee the country.

* Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and Member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Las Naciones más des Unidas que nunca

desunión Instagram posts - Gramho.com

Por Alejandro A. Tagliavini*

               “Los humanos merecen lo que tienen: se llenan la boca hablando del respeto a la naturaleza (cambio climático, transgénicos, bla, bla, bla…) y después se la tapan con algo tan antinatural como es un barbijo. Greta Thunberg estaba de moda, muchos apostaban a que cambiaría el mundo y, unos meses después, ya no existe”, escribió alguien en Twitter. Pues, si el barbijo fuera útil, destaco esto porque lo que sí queda claro es la incoherencia que impera. O es el barbijo o es la naturaleza, ambas cosas a la vez no pueden ser.

               Las jornadas de la Asamblea General de la ONU desnudan un mundo totalmente polarizado. Los principales líderes en un encuentro virtual marcado por la tensión entre Trump y Xi. Un auténtico diálogo de sordos donde la estrategia multilateral no existe y que escenifica a unos mandatarios enfrentados entre sí, las crecientes tensiones entre Pekín y Washington -dos liderazgos cada vez más autoritarios- reavivando la Guerra Fría, con Rusia como factor desestabilizador de Occidente; el desafío turco en el Mediterráneo oriental; o el anuncio de Washington de imponer nuevas sanciones a Irán.

             Por primera vez en los 75 años de la ONU, los líderes no se verán las caras sino en una sucesión de discursos pregrabados. O sea, mas alejados, más distanciados, más desunidos que nunca. “La calamidad climática acecha. La biodiversidad está colapsando. La pobreza crece de nuevo. El odio se expande. Las tensiones geopolíticas escalan. Las armas nucleares siguen en una alerta de gatillo sensible… y debemos enfrentarlas juntos”, dijo el secretario general de la ONU durante el acto de inauguración en el que estaban todos separados.

            Pero, y entonces cómo hemos llegado a este punto, de qué ha servido la ONU. Los Estados son el monopolio de la violencia y la ONU su sumatoria. No discutiré la necesidad de que existan, pero, en todo caso, es incoherente pretender puedan solucionar los problemas cuando que está claro que la violencia es de suyo destructiva de lo natural, de hecho, Aristóteles -y muchos otros- la definía como aquello que contraría a la naturaleza.

            Ahora por qué los políticos apelan a la violencia, a la represión para “solucionar los problemas”, porque es su modus vivendi -del Estado- y en ello va su supervivencia a pesar de saber que cuanta más represión más destrucción. Es que como dice el doctor A.K. Pradeep, especialista en neuromarketing, el 95% de las decisiones que tomamos se gestan en el subconsciente. Y en el subconsciente a los políticos no les importa lo que al país le suceda, a solo su supervivencia. Por cierto, el miedo y la agresión van juntos.

            Tomemos por caso Argentina que cada vez se parece más a Venezuela sino a Cuba. Hoy tiene la cuarentena más larga del mundo sin ningún resultado positivo que mostrar y sí mucha destrucción. No hay vuelos, y permanece aislada del mundo, algo tan normal como comprar divisas extranjeras, como el dólar, es considerado un delito.

           Martín Tetaz escribió en Twitter que “Las clases no van a volver (al menos de momento) … No importa qué protocolo les presenten ni qué garantías les den. Gobierna el peronismo y la educación no se considera esencial”. La degradación ha llegado al punto en que no se gasta en educación, pero sí en subsidios para millones de desocupados como consecuencia de la cuarentena, y todo ello con una carga impositiva y una falta de libertad asfixiante que provoca que las empresas huyan del país.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

De Wall Street inflacionada y el cepo inflacionario

Por Alejandro A. Tagliavini

                    Wall Street termina su tercera semana consecutiva en ‘rojo’ con sus índices alejándose de sus niveles de máximos históricos. La reunión de la Fed marcó la semana y la falta de nuevas medidas dejó dudas. La negociación de un segundo paquete fiscal en el Congreso, de entre US$ 1,5 y 2,2 B, no han sido suficientes fuegos artificiales para animar la bolsa. El Dow Jones cayó 0,03%, el S&P 500 bajó 0,59% mientras que el Nasdaq 100 dejó 1,36%. En lo que va de 2020, el Nasdaq gana 25,2%; el S&P 500 el 2,78%, y el Dow Jones pierde 3,09%.

                     En la sesión del viernes destacó Aptiv, fabricante y distribuidor estadounidense de componentes para vehículos, cuyas acciones repuntaron en torno al 7% hasta los US$ 88,9 y así Morgan Stanley ha mejorado su precio objetivo hasta los US$ 150, cuando antes estimaba 63.

                      Entre las compañías que más subieron esta semana está el auténtico “milagro” Tesla (NASDAQ:TSLA) que sube 20%, General Electric (16,2%), Zoom (13%), WestRock (12%) y Diamondback Energy (13%). Los futuros del Brent suben 8% respecto de la semana pasada cayendo, en lo que va de año, un 35%. Por su parte, los futuros del WTI en los últimos siete días se revalorizaron casi 10%, lo que deja la caída anual en el 33%. El euro está en la zona de los US$ 1,185 apreciándose un 5% en lo que va de año. El oro acumula una rentabilidad del 25% en 2020.

                     Entre las muchas señales que indican que Wall Street, como hace tiempo vengo diciendo, está muy inflacionada por el dinero helicóptero ahora se suma, como muestra el siguiente gráfico, el reciente aumento de la base corta a nivel de acciones individuales, por primera vez desde marzo, que apunta a la reducción del riesgo por parte de los inversores institucionales de renta variable. Y hay margen para nuevos aumentos en la base corta dado lo bajo que todavía está para las acciones estadounidenses.

Gráfico: Cantidad en préstamo sobre acciones individuales (Excluidos los ETF)

TheMarketEar

               En particular, es interesante el análisis técnico sobre que las acciones tecnológicas podrían tener mucho más margen de caída de Michael Kramer aunque, insisto una vez más, le tengo muy poca confianza a las matemáticas aplicadas a la economía desde que difícilmente el comportamiento humano y, por tanto, del mercado pueda ser anticipado por cálculos “racionales” previos, valga la redundancia.

                Por cierto, las tasas de interés a cero han regresado para quedarse durante un tiempo, reafirmó la Fed el miércoles, al menos hasta 2023. Lo que no clarificó fue el futuro del programa de compras de deuda vigente, el conocido como quantitative easing (QE), pese a que el mercado esperaba que pudiera adelantar si las adquisiciones se volcarían más en los bonos a largo plazo.

               Así el rendimiento del bono a 10 años tiende a subir -a medida que el precio baja- quedando en alrededor del 0,697%. Aun así, en general, la deuda estadounidense a largo plazo, aquella que vence en al menos una década, aún acumula unas ganancias del 15% en el año frente al 2,8% que se anotan los bonos entre 1 y 3 años.

                Y, desde Citi, creen que cualquier novedad en el QE no llegaría hasta final de año. Sus analistas esperan poco en el FOMC [el comité encargado de la política monetaria] de noviembre. En diciembre, la Fed puede desacelerar las compras de MBS [valores respaldados por hipotecas], aumentar las compras del Tesoro o extender su duración promedio. Con lo cual el rendimiento podría bajar a medida que el precio suba.

El cepo inflacionario                

                En fin, yendo a la Argentina populista, lo cierto es que estamos en un círculo vicioso existencial que no tiene solución, al menos en el mediano plazo. Para ser político hay que ser corto de cerebro, es condición sine qua non. Lo digo seriamente, cuando los escucho me asombra lo primate que son. Es un círculo vicioso, porque necesitan atraer a la mayoría y, para ello, tienen que repetir slogans que la mayoría acepte de manera primaria, en la medida en que digan algo más inteligente, o más elaborado, la masa los entiende menos y pierden seguidores y, si dicen algo extremadamente inteligente, sencillamente desaparecen.

                Ahora, el miedo deliberadamente difundido desde el gobierno y amplificado por casi todos los medios que trasmiten como un partido de fútbol los muertos por “covid” -aunque solo son el 10% de los muertos totales en Argentina y esto creyéndonos que las cifras no están infladas- hacen que la masa sea aún más irracional, con lo cual los políticos se ven “forzados” a una bola de nieve cada vez más populista (léase, mas Estado en lugar de menos regulaciones y más privatizaciones).

                Y esta bola de nieve populista se ve reflejada en el Presupuesto Nacional para el ejercicio 2021. Donde, como señalan desde Invecq, la primera condición es la “inclusión social” que, por cierto, es la excusa para aumentar los impuestos y la inflación que siempre terminan siendo derivados a los pobres (ya que las empresas aumentan precios, etc) necesarias para hacer demagogia, “asistencialismo social” que es devolverles a los pobres menos de los que se les quitó.

                El gobierno augura que el PBI crecerá 5,5% en 2021, una inflación del 29%, un dólar oficial de 102,4 en diciembre y un déficit presupuestario primario del 4,5% del PBI y total del 6%. Como se ve en este gráfico, aun con las proyecciones oficiales -muy poco creíbles- el nivel de actividad hacia finales del 2023 sería inferior a la del 2017.  

                   Ante tanto populismo rampante, no es creíble que la suba del IPC pueda terminar el año 2021 por debajo del 30% y, sobre todo ahora que se endurece el cepo que, irónicamente, presionará hacia arriba al IPC. Para empezar, se agravan condiciones de financiamiento para empresas, dice Moody’s, con el nuevo cepo, es decir, caerá el PBI esto es la demanda de pesos.

                  La razón porque los dólares no alcanzan es muy obvia, sucede que el BCRA los vende baratos subsidiados y, entonces, aumentan artificialmente la demanda al tiempo que a ese precio nadie quiere venderle al BCRA y -en esto se llevará una sorpresa el gobierno- la oferta seguirá cayendo por mucho que obligue porque siempre algunos encuentran la manera de zafar.

                   Por qué el gobierno insiste en mantenerlo barato, desde el punto de vista ideológico porque le teme al IPC y cree que eso es inflación -cuando es al revés: el peso se deprecia con la inflación, la exagerada oferta- pero el motivo funcional es una cuestión de poder. Los dólares son la moneda real no el peso, y el gobierno quiere mantenerlo controlado por una cuestión de poder.

                   Este gráfico, que lo tomé de Nicolás Cachanosky, es muy didáctico:

                  Allí se ve cómo, ante el precio subsidiado del BCRA, los dólares son potencialmente muy demandados y muy poco ofrecidos, perdiendo reservas. Pero, como no toda esa demanda potencial se puede realizar dado el cepo, la demanda insatisfecha -que crece a medida que se endurece el cepo- se vuelca al blue provocando una suba de su precio a ese nivel de demanda, así aumenta la brecha entre el oficial y los paralelos, se pierden más reservas y se encarece los precios relacionados perjudicando a los más pobres.

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

La situación global no pinta bien, pero igual hay que irse

Por Alejandro A. Tagliavini*

               Quedaron muchas dudas ya que, en la última reunión del Comité Federal de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en inglés) antes de las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre, la Fed reafirmó que mantendrá las tasas de interés entre el 0% y el 0,25% por lo menos hasta finales de 2023 e incluso ya 2024, pero no dio muchos detalles sobre sus próximos pasos en política monetaria.

                 La recuperación se ve floja dado que los gobiernos, como era previsible dada la intrínseca inercia, tomaron el gusto a las represiones con la excusa de la “pandemia” y se resisten a dejarlas. El 71% de los países para los que se calculan los índices PMI -las principales economías del mundo- registró expansión económica en agosto, desde el casi 0% de abril, en pleno confinamiento global, pasando por el 60% que se alcanzó en julio. Por encima de 50 puntos, estos índices adelantan crecimiento y así salieron para China, EEUU, Alemania, el pasado mes. El PMI tiene una correlación histórica del 85% con la evolución del PBI.

                   Pero otros indicadores como el mercado laboral e inmobiliario en EE.UU. han resultado más flojos de lo esperado. Ahora, la crisis provocada por las cuarentenas ha reforzado la posición de los valores growth, pues ha dado impulso a tendencias características del siglo XXI, como la digitalización, el ESG y el rendimiento lower-for-longer. Pero ahora, todo está en dudas.

                    Este jueves el Dow Jones Industrial Average cayó  0.47%, el S&P 500 0.84% y el Nasdaq Composite bajó 1.27%. Las tecnológicas continuaron vendidas con Facebook (NASDAQ:FB) cayendo más de 3%, y también cayeron Apple (NASDAQ:AAPL) Microsoft (NASDAQ:MSFT), Amazon.com (NASDAQ:AMZN) y Alphabet (NASDAQ:GOOGL). En tanto que Tesla (NASDAQ:TSLA) cayó 4.15%.El CBOE Volatility Index, que mide la volatilidad de las opciones del S&P 500, subió 1.61%.

                      Los futuros del oro para entrega en diciembre cayeron un 0.96%, hasta US$ 1951.50/onza. Los futuros del petróleo crudo para entrega en octubre repuntaron 2.04%, para quedarse en US$40.98 el barril, mientras que los futuros del petróleo brent para entrega en noviembre se replegaron 0.07%, hasta US$43,27 el barril. El EUR/USD retrocedió 0.01% para situarse en 1.1845 y el índice dólar cayó 0.22%, hasta 92,918.

                    Pero Argentina va mucho peor, pero mucho peor. Los activos profundizaban su debilidad este jueves por renovadas ventas ante un aumento en la aversión al riesgo del país, luego que el BCRA anunciara mayores restricciones cambiarias para cubrir sus efímeras reservas. El S&P Merval cayó 5.62% luego de caer 5.5% el miércoles. El volumen fue 50% mayor al habitual y la tendencia claramente vendedora.

                      En tanto, el “riesgo país”, el índice elaborado por JP Morgan avanza 4.2% hasta los 1.235 pb. La baja de las acciones argentinas en Nueva York, principalmente los financieros, impactaban en la plaza local: los ADRs de Grupo Supiervielle perdían 5.2%; los de Galicia 4.1%, mientras que los de YPF se contraían 4.3%. Y todo a una semana de tener su nueva conformación tras el canje exitoso de deuda que tuvo Argentina por algo más de US$ 100.000 M.

                    Sucede que Argentina es un verdadero blef. Como señalaba Daniel Sticco, las reservas de libre disponibilidad del Banco Central se aproximan a cero mientras la brecha cambiaria tiende al infinito lo que va a crear una tensión literalmente insoportable.

                    Es que, en un país literalmente destruido y sin ninguna seguridad jurídica y en fase terminal gracias a la cuarentena, faltaba el ultra cepo que, para empezar como señala Diana Mondino, no soluciona ningún problema, crea varios más y, por evitar una fuerte devaluación nos llenamos de regulaciones complejas: ahora hay dólares para exportadores, para importadores, para personas, para empresas, para deudores, para dejarlos en Argentina o llevarlos al exterior, para operaciones en blanco y de las otras, para los que pueden esperar en un parking, para los que quieran importar libros, etc. Indescifrable.

                    El BCRA intenta proteger las reservas actuales, pero va a lograr exactamente lo contrario, no solo porque no logrará frenar la salida sino porque ahora ha empeorado la posibilidad de que entren dólares ya que los exportadores irán decreciendo en cantidad de producción y en cantidad de divisas liquidadas, dada la brecha. Y el impacto sobre el IPC será mucho mayor ya que aumentan costos para las empresas más que con una devaluación. Y, entre otras muchas distorsiones, una caída en la recaudación, que obligará a un aumento de la emisión.  

                     En lo que resta del año vencen unos US$ 3.300 M de deuda financiera de empresas, de los cuales 800 M son obligaciones negociables que deberán ser restructuradas. La disposición del BCRA estableció que sólo venderá divisas al sector privado para cancelar deuda por un 40% del vencimiento de amortizaciones, sin poner restricción al pago de intereses. La medida obliga, en la práctica, a que las empresas cancelen los vencimientos con divisas propias o a que restructuren el 60% de los vencimientos de capital entre septiembre y fines de marzo.

              Y ni hablar de las inversiones en bonos y plazos fijos dólar linked porque los inversores piensan que se viene el desdoblamiento del mercado cambiario (en cualquier caso, de lo que nadie tiene dudas es de que esto explota). Otro resultado negativo que provocó la reforma fue el derrumbe de los nuevos bonos de la deuda. Los títulos más buscados, de la nueva emisión post canje, que son los que se utilizan para hacer operaciones de CCL y MEP tuvieron bajas superiores a 5%.

Digamos las cosas como son: a este gobierno no le importa que al país le vaya mal y, por tanto, no se corregirán sino que aprovecharan el miedo (que se ve en las caras, en los barbijos), el caos y el debilitamiento general para profundizar la represión y aumentar su poder que es lo que les importa porque, de otro modo, sus vidas y asuntos personales podrían enfrentar años de cárcel.

                Moraleja, en contra de lo que dicen incluso algunos popes “liberales” que, al final, también quieren cuidar su quintita que está en Argentina, desde que no aspiran a la política global sino local, lo digo crudamente: hay que irse de Argentina lo más rápido posible, en las inversiones e, incluso, personalmente aquellos que puedan hacerlo en buenas condiciones. Y los padres deberían preparar a sus hijos para que se vayan.

              

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: