Buscar

Alejandro A. Tagliavini

El columnista de opinión basado en Argentina más publicado en el mundo

¿Será Trump mismo el informante anónimo?

Por Alejandro A. Tagliavini*

En julio de 2017 escribí una columna titulada “Trump, el heredero de Nixon” donde mencionaba una reseña de la reedición en español del libro de Carl Bernstein y Bob Woodward, “Todos los hombres del presidente”, sobre el ‘escándalo Watergate’. La historia va por los mismos lugares, aunque Richard Nixon y Donald Trump comienzan en posiciones distintas. Richard es el abogado cuáquero que vivió desde joven la política, hasta perder una contienda presidencial contra John F. Kennedy y, luego, ganarle dos a Hubert Humphrey y George McGovern. La última, ya iniciado el escándalo Watergate.

Trump procede de otro planeta, al punto que algunos lo consideran lunático. Es un adorador de la fama, el dinero y el poder, que jamás había enfrentado unas elecciones. Con Nixon, quedó expuesta toda podredumbre del aparato -que los políticos taparon con el impeachment- y que subsiste y enoja y por ello triunfa Trump que representa el antisistema.

Pero Richard y Donald, escribía en esa columna, están unidos por un halo, el olor a impeachment que sobrevuela Washington, en caso de que el actual presidente enerve excesivamente al establishment. Pues resulta que, la profecía se cumplió y enervó a más de uno.

El Artículo Primero de la Constitución de EE.UU. garantiza que los funcionarios puedan ser procesados por mandato de la Cámara de Representantes a causa de delitos graves. Luego, es el Senado quien se encarga de llevar a cabo el juicio. Y el castigo consiste en la destitución del acusado y su inhabilitación para desempeñar cargos públicos.

Ahora la Cámara de Representantes inició una investigación para llevar a impeachment a Trump, luego que un informante anónimo revelara un contacto telefónico con el presidente de Ucrania para obtener información privilegiada, con fines políticos, sobre los negocios del eventual candidato presidencial demócrata Joe Biden y su hijo Hunter. La llamada se produjo poco después de que Trump decidiera congelar cientos de millones de dólares en ayuda militar a Ucrania.

Según los críticos este fue un intento ilegítimo de presionar a un gobierno extranjero para que le consiga información incriminatoria sobre un rival electoral, en tanto que la Casa Blanca considera que se trató de una llamada “normal” entre dos mandatarios.

Si la política fuera una actividad seria, Trump no ganaría su reelección, no solo por culpa del Impeachment sino porque su comportamiento se parece al de un milenial que se escapa de la escuela para dedicarse a hacer travesuras y contarlas por Twitter. Pero la política no es seria, al punto que los candidatos suelen hacerse eco de una frase atribuida a Salvador Dalí: “Lo importante es que hablen de uno… aunque hablen bien”. Es decir, lo importante para ganar una elección es tener publicidad sin importar que sea negativa o positiva.

Con lo que pareciera que el informante anónimo fuera el mismo Trump, porque el impeachment no solo le dará mucha publicidad, sino que terminará pareciendo el héroe que supo superar las “injurias” de sus malos adversarios, ya que difícilmente lo condenen. En EE.UU., dos presidentes fueron juzgados mediante este procedimiento, Bill Clinton (1998-1999) y Andrew Johnson (1868), y fueron absueltos. Richard Nixon interrumpió el proceso al dimitir en 1974. Y para condenar al acusado es necesario el voto de las dos terceras partes de los senadores que hoy en su mayoría son republicanos.

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Anuncios

El problema son los infiernos no los paraísos

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

La lógica y el sentido común cada vez más escasos en el mundo, y en Argentina quizás más. Siempre fue el infierno lo temible, pero ahora los políticos nos dicen que los paraísos deben ser combatidos, se diría que nos conducen al averno y, por tanto, necesitan que creamos que es bueno.

La “fuga” de capitales -FAE- fue récord en agosto particularmente luego del “reperfilamiento”, superando los US$ 5400 M esperados del FMI que probablemente no lleguen todavía, y también la salida de depósitos en dólares a lo que hay que sumar más de US$ 4000 M por repatriaciones extranjeras. Ya se fugó el 97,8%, según Hernán Herrera del CEPA, de lo que prestó el FMI que se dedica a financiar gastadores seriales y bicicletas. Y los bancos “bloquearon” préstamos en divisas: desde las PASO al 18 de septiembre, según el BCRA, el stock de préstamos en dólares a los privados se redujo 13,7% y las prefinanciaciones cayeron 15%.

Para colmo, quienes ingenuamente le creyeron a Macri y blanquearon su dinero -US$ 116.000 M- perdieron hasta el 70% en dólares, aquellos que pesificaron – el 77% fue a cuentas e inversiones- y les subieron la alícuota de Bienes Personales -que hoy se paga a partir de apenas US$ 20.000- del inicial 0,25% al 0,75%, y podría aumentar.

Y Alberto Fernández podría “gravar severamente a los poderosos”. Suena a “cliché” político. Los poderosos, los ricos, siempre tienen más vías para escapar de la voracidad fiscal. Las empresas, por caso, suben precios, bajan salarios y/o dejan de invertir demandando menos mano de obra. Así, la carga recae sobre los pobres -de hecho, es la principal causa de pobreza- y devolverles, por asistencialismo, es irrisorio ya que, después de pasar por la  burocracia -sino corrupción- poco les llega.

Si se busca que no se dispare el déficit, probablemente se termine reestructurando la deuda -canje con quita, luce inevitable- estirando los vencimientos de capital más allá del 2025 y reduciendo el peso de intereses en los próximos años, ahorrándose unos US$ 20.000 M anuales.

Además, según el CIPPEC, para equilibrar la balanza de pagos hasta 2023 y crecer un 3% anual, es necesario un aumento de las exportaciones de US$ 25.000 M, un crecimiento del 9% anual partiendo de US$ 84.000 M estimados para 2019. Y para ello es imprescindible lo contrario: bajar la presión fiscal para que los precios sean competitivos y las inversiones rentables.

Casi todos quieren revertir el blanqueo, lo que no es fácil, más allá de viajar a Uruguay. Existen mecanismos sofisticados y legales no accesibles para la clase media, como conseguir una Visa de residente en EE.UU. invirtiendo US$ 500.000 -900.000 desde noviembre- o la misma cantidad en euros para Europa, Portugal. Para algunos la Transparencia Fiscal Internacional adoptada por más de 106 países hace prácticamente imposible mover activos sin declarar, pero la realidad los desmiente.

Aunque no puede conocerse con precisión, porque se esconde, según el interesado FMI -como toda burocracia multi estatal que vive de los impuestos- los fondos en paraísos fiscales llegan al 8% del PBI mundial, US$ 7 B y, según Boston Consulting Group, crecieron un 5% anual entre 2012 y 2017, más que el PBI global, a pesar de los “esfuerzos” -algo hipócritas- para combatirlos de los gobiernos que “pierden” US$ 1,1 B anuales en su recaudación.

La corrupción debe solucionarse desde la raíz, en su origen. Hecha la aclaración, los paraísos fiscales son lugares adonde las personas escapan de la voracidad fiscal depredadora. Y, por cierto, a mayor presión fiscal más desigualdad ya que los ricos se escapan más, y es mayor la evasión. El 0,1% más rico de Rusia tiene el 12,5% de la riqueza del país de la cual el 60% está offshore, mientras que el 0,1% más rico de EE.UU. tiene el 7,8% de la riqueza total del país, y solo el 6,5% está offshore.

Según Tax Justice Network, “jurisdicciones del Reino Unido y algunos países de la OCDE” lideran el ranking de paraísos fiscales. Sin olvidar a EE.UU., quizás el mayor paraíso fiscal de la historia, y Hong Kong dependiente de China. Al mismo tiempo, Luxemburgo, gracias a sus leyes, alberga tanta inversión extranjera directa como EE.UU. A nivel global, las inversiones “fantasma” suman US$ 15 B anuales, superando al PBI chino.

Es evidente el porqué del interés de los políticos en que se paguen impuestos. Roberto Cachanosky, en TV con la presencia de la diputada Victoria Donda, dijo que el presupuesto de la cámara de diputados es de € 150 M y así cada diputado “cuesta € 49.000” al mes, el doble que en España. Y cada senador “cuesta € 171.000” mensuales contra 17.500 de uno español.

Según Reverso esto es “engañoso” porque no todos los gastos van a los parlamentarios. Cachanosky luego aclaró que ese costo no era el sueldo bruto. Para Reverso, el sueldo anual de un diputado argentino es de € 53.743 brutos, y el de uno español de 68.642 (sin complementos y movilidad), y los senadores locales perciben un salario anual de € 61.419 contra 68.621 (sin complementos y movilidad) de los españoles.

Así queda reafirmado el espíritu de lo que dijo Cachanosky, ya que en Argentina -34% de pobreza y PBI p/cápita de € 10.500 en 2018- deberían cobrar menos del tercio de lo que cobran en España -6,9% de pobreza y PBI p/c de € 25700, 2018- y, aun así, el pueblo español se queja por estos sueldos exagerados.

 

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

Yes, to ecology, but without fanatism and violence

By Alejandro A. Tagliavini *

 

Noah Rothman wrote a column entitled ” The climate strike is all about indoctrination, not science.” It is a concern that this could be the beginning of a “collective hysteria”, also called “group psychosis”, and brainwashing as they demand that “comprehensive climate change education,” is to be aimed at children ages 5 through 14 because the “impressionability is high during that developmental stage.”

So as to participate in this street strike, thousands of children missed school coinciding with a girl’s speech – I avoid her name, being a vulnerable minor – at the UN headquarters. “We are on strike because science says we have only a few years to transform our energy system … and prevent the worst effects of climate change,” says the Youth Climate Strike (YCS) manifesto.

And they pretend that governments, using their monopoly of violence, impose things like the creation of state-owned banks, affordable housing, shuttering of all fossil-fuel-generating power plants and retiring the combustion engine and phasing out fossil fuels entirely by 2030. Now, why is a long-term strategy necessary if we only have “11 years” to avoid the disaster. Could it be that behind this strategy there are only economic interests?

Susan Allan Block, who has studied permaculture and belongs to an old family of farmers, notes out that the earth has warmed since the beginning, glaciers melted, dinosaurs disappeared. This climate change is not new, and it seems very arrogant to pretend that the tiny human being is capable of jeopardizing the immense, eternal and wise nature.

By the way, the decisions made by governments, says YCS, “should be linked to scientific research, including the 2018 report of the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) which is a “scientific” entity – or a propaganda one? – created by the UN.

The IPCC in 2001 said that milder winter temperatures would decrease the severity of snowstorms, which has not happened, and in 2007 warned that “increased water stress” would reduce crop yields, but it turns out that today yields grow exponentially.

And the “scientists” we should follow are those of the UN, international organization accused by many of corruption and being run by politicians with vested interests. The inefficiency of the UN is paradigmatic. It has not stopped any conflict and it would even be said that it has fuelled them, as currently in Yemen and Syria.

Saddam Hussein was given the management of the billionaire Oil for Food program. The right arm of the UN secretary general was the main one involved in the fraud. The UN, and UNICEF, ignored allegations of children sexual abuse committed by their “peacekeepers” in the Central African Republic. In 2015 a diplomat from Antigua and Barbuda and former president of the UN General Assembly was arrested in New York for accepting bribes from Chinese businessmen.

In short, we all want a natural and healthy world – and optimistic – and perhaps some reason has the IPCC, although many scientists contradict them; but they have no moral right to impose ideas using State police force. Even if they are ‘owners of the truth’, coercion, violence is not the way.

 

* Member of the Advisory Board of the Center on Global Prosperity, of Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

 

Ecología sí, fanatismo y violencia no

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

Noah Rothman escribió una columna titulada “La huelga climática tiene que ver con el adoctrinamiento, no con la ciencia”. Preocupa que se trate de un principio de “histeria colectiva”, también llamada “psicosis en grupo” y de lavado de cerebro: demandan que la “educación integral sobre el cambio climático”, se dirija a niños de 5 a 14 años porque “la capacidad de impresión es alta durante esa etapa de desarrollo”.

Para participar en esta huelga callejera, miles de niños faltaron a la escuela coincidiendo con el discurso de una niña -omito su nombre por discreción, siendo una menor vulnerable- en la sede de la ONU. “Estamos en huelga porque la ciencia dice que tenemos solo unos pocos años para transformar nuestro sistema energético… y prevenir los peores efectos del cambio climático”, dice el manifiesto de Youth Climate Strike (YSC).

Y pretenden que los gobiernos, haciendo uso de su monopolio de la violencia, impongan cosas como la creación de bancos estatales, viviendas a precios razonables, cierre de todas las plantas generadoras de combustibles fósiles que deberían eliminarse completamente para 2030. Ahora, por qué es necesaria una estrategia a largo plazo si solo tenemos “11 años” para evitar el desastre. ¿Será que detrás de esto hay solo intereses económicos?

Susan Allan Block, que ha estudiado permacultura y pertenece a una antigua familia de agricultores, hacer notar que la tierra se ha calentado desde el principio, se derritieron los glaciares, desaparecieron los dinosaurios. Esto del cambio climático no es nuevo y me parece muy soberbio pretender que el diminuto ser humano es capaz de poner en jaque a la inmensa, eterna y sabia naturaleza

Por cierto, las decisiones tomadas por los gobiernos, dice YCS, “deberían estar vinculadas a la investigación científica, incluido el informe de 2018 del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, en inglés) que es una entidad “científica” – ¿o propagandística? – creada por la ONU.

El IPCC en 2001 dijo que las temperaturas invernales más suaves disminuirían la severidad de las tormentas de nieve cosa que no ha sucedido, y en 2007, advirtió que el “aumento del estrés hídrico” reduciría el rendimiento de los cultivos, pero resulta que hoy estos rendimientos crecen exponencialmente.

Y los “científicos” a los que tenemos que seguir son a los de la ONU, acusada por muchos de corrupción y de estar manejada por políticos con intereses creados. La ineficiencia de la ONU es paradigmática. No ha detenido ningún conflicto y hasta se diría que los ha fogoneado, como actualmente en Yemen y Siria.

A Saddam Hussein se le dio el manejo del multimillonario programa Petróleo por Alimentos. El brazo derecho del secretario general de la ONU, es uno de los principales implicados en el fraude. La ONU, y la Unicef, ignoraron las acusaciones sobre abusos sexuales a niños cometidos por sus “fuerzas de paz” en la República Centroafricana. En 2015 un diplomático de Antigua y Barbuda y expresidente de la Asamblea General de la ONU, fue detenido en Nueva York por aceptar sobornos de empresarios chinos.

En fin, todos queremos un mundo natural y sano -y optimista- y quizás algo de razón tenga el IPCC, aunque muchos científicos los contradicen; pero no tienen derecho a imponer ideas por la fuerza policial del Estado. Aunque sean ‘dueños de la verdad’, la coacción, la violencia no es el camino.

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

 

The “fun” and expensive game of war

By Alejandro A. Tagliavini*

 

Politicians have fun with the war, fight against each other and all against all as the wind blows, spend fortunes, and the masses follow them as in the Roman Colosseum when they threw Christians at the beasts.

Truth is that terrorism seeks to terrorize since fear paralyzes and people react primitively, without reasoning, then terrorists take advantage and so can win. Animal species are destined to disappear sooner or later, it is the law of the universe, because they cannot overcome their basic instincts: for instance, every action triggers an inverse reaction, so violence is violently answered and beings end up disappearing.

Except for man whose reason is capable to understand that there are ways to survive by overcoming violence. But not always…

Frightened, many have believed that the way to end terrorism is by “defensive” violence. After the 9/11 attacks, it was believed that the solution was to eliminate Bin Laden, but he was killed and terrorism escalated. Each time an attempt is made to combat evil with violence, evil intensifies: terrorism is not a group of people that could be eliminated -as a matter of fact, they are inmediately replaced by others- but deep causes, precisely fueled by violence, which must be corrected.

Violent “defense” inflames innocent victims, curtails freedoms and increases state spending. So the opposite should be done, promote the elimination of state coercion such as minimum wage laws that prevent to work those who earn less, and taxes that entrepreneurs necesarily drift to the poor – lowering wages or increasing prices – creating misery and marginalization, excellent ground to breed terrorists and suicides.

A fanatic tyranny that beheads people for alleged crimes, reigns Saudi Arabia where  women are slaves and from where most of the funds for Islamic fanaticism and for financing mosques in the West came. Wikileaks revealed a Hillary Clinton cable that says “it has been a continuing challenge to convince its officials to address the terrorist financing emanating from Saudi Arabia.” By the way, 15 of the 19 kidnappers who crashed into the Twins were Saudi.

But Trump is an ally of the Saudis – the US sells to the Arabs more than US $ 40,000 million annually in weapons – and threatens Iran for the recent attacks on the Saudi oil company. Anyway, he will very probably don’t go to war, in fact, he wants to leave Afghanistan to the point of committing the immorality of inviting terrorists to his house: “the … Taliban leaders … were going to meet me in secret … at Camp David,” tweeted Trump who later cancelled the meeting and the peace negotiations.

In Afghanistan, since the brutal Taliban regime was overthrown, there was some progress thanks to greater individual freedom, but that could have been achieved without war which was very costly. During 18 years, the US spent about US $ 900 billion almost three times what the entire Argentine Republic produces in a year and more than 147,000 people were killed, but the Taliban, who are increasingly confident to return to power, already control half of the country.

Just as the powerful Stalinist tyranny succumbed, finally with the fall of the Berlin Wall, peaceful methods can end the Taliban, starting with not backing their historic supporters, the Saudis.

 

* Member of the Advisory Board of the Center on Global Prosperity, of Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

La suba del IPC no es inflación

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

En agosto, las importaciones desde Brasil, según el MDIC, cayeron 48,7% i.a. El consumo minorista bajó 18,6% i.a., el Índice Construya tuvo una caída intermensual desestacionalizada de 5,5%, la producción automotriz bajó 37,5% i.a. y la recaudación del IVA se redujo en 6,7% i.a. reales.

Total, que los del REM que realiza el BCRA, como venimos señalando desde hace años, siguen corrigiendo sus pronósticos: de afirmar que el PBI en 2019 crecería -y en 2020 hasta el 3,5% anual-, el mes pasado esperaban una caída del 1,5% y ahora una contracción de 2,6%. Y,  para el 2020, pronostican una baja de 1,2%, lo que da una idea de lo poco creíble de sus pronósticos ya que es imposible saber qué sucederá el año que viene -por mucho “arrastre” que supongan- sin conocer el rumbo del próximo gobierno.

Uno de los errores más generalizados entre los del REM es el de confundir inflación con aumento del IPC. Un simple -pero didáctico- trader, Juan Martín, cordobés radicado en CABA, saltó a los medios por twittear sentido común -lo que le falta a los “expertos” que se pierden en elucubraciones racionalistas- y decir que nadie tiene “la bola de cristal ni una capacidad predictiva mayor al resto del mundo… El trader pasa más tiempo reaccionando rápidamente que adivinando el futuro”.

En los negocios, gana quién reacciona rápido porque el mercado no puede anticiparse y, por tanto, no puede planificarse -así fallan todas las regulaciones estatales que son de suyo a priori- y, por tanto, la eficiencia se da en la respuesta refleja rápida, nunca en la planificación o anticipación.

Pues la inflación es la exagerada emisión en tiempo real, que puede o no trasladarse al IPC según el mercado decida espontáneamente. Por caso, nada tiene que ver con la inflación la escalada del 14% precio del crudo (Brent) debido a los ataques en Arabia y, sin embargo, se trasladaría a los precios de las gasolinas en un 4% a 5%, en unas semanas. Porque el costo de la materia prima -que tampoco es el crudo sino refinados- supone un tercio del precio en el surtidor, el resto son impuestos -50%-, costos de distribución y ganancias empresarias.

Este error de confundir aumento del IPC con inflación lleva a creer que un aumento del dólar -que empujaría en un 40% al IPC- es inflacionario y por ello se imponen controles de cambio y de capitales que agravan la desinversión, lo mismo que la tasa de las Leliq que ronda el lunático 85%. A más controles, más quieren escapar provocando un aumento en los “dólares alternativos” que incidirán en el IPC. La brecha entre el dólar SIOPEL y el CCL ronda el 28% mientras que el dólar “rulero” -MEP- ronda un 19% por encima del MULC.

Hay que sumar que si el 1 de enero de 2020, por caso, no se renueva la tasa cero del IVA, subirá el precio de los trece productos elegidos.

Con el fin de mantener al dólar artificialmente bajo -aparentemente en torno a $ 56,20- el BCRA sigue “quemando” reservas. Según diversos analistas, descontadas de las reservas brutas el swap con China, los depósitos en moneda extranjera -encajes bancarios -, créditos con Bancos Internacionales y DEG, el BCRA tiene unos US$ 13.300 M y se podrían sumar US$ 7.216 M del FMI. Ahora, si restamos vencimientos de Letes sin reperfilar -US$ 5.750 M- y de bonos soberanos -US$ 5.613 M- al BCRA puede vender solo 1.937 M para contener al dólar.

Por otro lado, dentro de las reservas brutas están los encajes bancarios por los depósitos en moneda extranjera que caen fuerte -aunque en desaceleración- desde los US$ 32.503 M el viernes pre PASO a US$ 22.683 M, más de 30% en un mes, esto significa que de los US$ 16.000 M en el BCRA -50% de los depósitos por encajes- pre PASO, hoy quedan 7.950 M, cifra que alcanzaría para devolver depósitos por pocas semanas aun suponiendo una buena entrada por parte de exportadores.

Por eso, de seguir con el modelo macrista irresponsablemente financiado por el FMI, la autorización para usar esos US$ 7.216 M del Fondo que están en las reservas y el desembolso de US$ 5.400 M pendiente solo servirían para postergar mayores controles -e incluso un corralito- que el gobierno, más temprano que tarde, se sentirá “obligado” a implementar.

Otra cosa que anticipamos es que la recategorización a emergentes por parte del MSCI lucía desacertada pues, aunque Argentina cumplía teóricamente los requisitos, todo estaba atado con pinzas. Ahora, dada la imposición de controles de cambio, el MSCI inició un proceso de consulta -hasta el 13, y cuyos resultados se conocerían el 31, de diciembre- para definir si Argentina sale de la categoría de mercado emergente. Por un lado, las acciones argentinas que forman parte del índice no cotizan en el país sino en Wall Street y los controles de capitales podían no afectarlas, pero sí a los pagos de dividendos de empresas locales. Y la cosa empeorará cuando vengan más controles.

Por cierto, Argentina pierde el fuerte viento de cola. Por un lado, la Fed anunciaría mañana la rebaja de su tasa de referencia en 0,25% hasta el rango del 1,75-2% cosa que repetiría en diciembre hasta dejarla en el 1,5-1,75% por un período largo. Por otro lado, el 30% de los bonos de gobiernos y empresas del mundo tiene rendimientos negativos, o sea que los acreedores subvencionan US$ 17 B de deuda. Así, los emergentes deberían ser una buena opción para inversores, pero los desatinos de Trump, sobre todo con China, y la crisis argentina impulsaron la liquidación de activos de Mercados Emergentes. Por caso, el índice de renta variable MSCI Emerging Markets cayó 5% en agosto, quedando por ahora solo 6% arriba en lo que va de 2019, muy debajo de los dos dígitos en los mercados desarrollados.

 

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

South Africa: when the state spills violence

By Alejandro A. Tagliavini *

Gemma Parellada wrote, in an article entitled “Xenophobic violence confronts the giants of Africa,” published in El País of Madrid, that the streets of downtown Johannesburg – the most populous city in South Africa – woke up days ago with looted and burned shops and two other fatalities. The xenophobic attacks have caused in a week at least twelve dead eight of which, ironically, were South Africans and only two foreigners and two others of unknown nationality.

According to the Police, 800 people of foreign origin have been welcomed into community centers, not only because they lost their homes or merchandise, but because of the recent history: the waves in 2008 spread throughout the country leaving 62 dead. Groups of South Africans organize to assault businesses of foreign owners, mostly Africans, Nigerians, Somalis, Congolese and other nationalities in this country considered “the golden” of the continent because of the job opportunities.

The wick has spread to the regional level, with reactions in other countries such as Nigeria, the first economic power of the African continent, which president has recommended the voluntary evacuation of its citizens in South Africa and, for this, the Nigerian company Air Peace has offered free flights for compatriots who want to leave the country.

Simultaneously, Nigerian protesters attacked several South African businesses in Nigeria and the South African Minister of International Relations ordered the closure of the embassy in the Nigerian capital while in other countries such as Congo or Zambia citizens have also reacted with protests.

Can South Africa channel the growing frustration that arises from the most impoverished classes? In my opinion, unfortunately, will not be able to if continues along this path. The most used reason by the xenophobes is that foreign workers “steal our jobs”. It happens that unemployment is serious since it reaches 29% of the active population, while the index reaches 38.5% if included those who are no longer looking for work.

To top it off, inequality is extreme since 10% of the population accumulates 90% of South African wealth. With that level of unemployment, poverty and marginality, that is, with so many unsatisfied people to the point of seeing their family go hungry and with nothing to occupy their lives, it is not surprising that there are very high crime rates.

It happens that states today are defined as “the monopoly of violence” within a given territory and thus, with their police power, impose laws that, like all violence, only destroy, disrupt. For instance, unemployment is not natural but created by labor “laws” forced by governments. If these laws did not exist, the occupation would be full and peace too.

For example, the “minimum wage law” literally prohibits working – “legally” – those who would earn less since employers cannot raise salaries without compromising their business. It is very true that wages are so low, but the only way to raise them much and soon is to increase the capitalization of the economy so that the demand for labor rises, and for this it is very important, precisely, that governments leave of disrupting the labor market and that they lower taxes so that citizens can have money to invest.

* Member of the Advisory Board of the Center on Global Prosperity, of Oakland, California

@alextagliavini

http://www.alejandrotagliavini.com

Sudáfrica: cuando el Estado derrama violencia

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

Cuenta Gemma Parellada, en un artículo titulado “La violencia xenófoba enfrenta a los gigantes de África”, publicado en El País de Madrid, que las calles del centro de Johannesburgo -la ciudad más poblada de Sudáfrica- amanecieron días atrás con comercios saqueados, tiendas quemadas y otras dos víctimas mortales. Los ataques xenófobos han causado en una semana al menos doce muertos ocho de los cuales, irónicamente, eran sudafricanos y solo dos extranjeros y otros dos de nacionalidad desconocida.

Según la Policía, 800 personas de origen extranjero han sido acogidas en centros comunitarios, no solo porque perdieron sus casas o mercancías, sino por los antecedentes: las oleadas en 2008 se extendieron por todo el país dejando 62 muertos. Grupos de sudafricanos se organizan para asaltar negocios de propietarios extranjeros, la mayoría africanos, nigerianos, somalíes, congoleños y otras nacionalidades en este país considerado “el dorado” continental por sus oportunidades laborales.

La mecha se ha extendido al plano regional, con reacciones en otros países como Nigeria, primera potencia económica del continente africano. El presidente de Nigeria ha recomendado la evacuación voluntaria de sus ciudadanos en Sudáfrica y, para ello, la compañía nigeriana Air Peace ha ofrecido vuelos gratuitos para compatriotas que quieran abandonar el país.

Simultáneamente, manifestantes nigerianos atacaron varios negocios sudafricanos en Nigeria y la ministra de Relaciones Internacionales sudafricana ordenó el cierre de la embajada en la capital nigeriana mientras que en otros países como el Congo o Zambia también los ciudadanos han reaccionado con protestas.

¿Podrá Sudáfrica encauzar la frustración creciente que surge de las clases más empobrecidas? En mi opinión, lamentablemente, no podrá si sigue por este camino. El motivo más esgrimido por los xenófobos es que los trabajadores extranjeros “nos roban nuestros trabajos” y es que el desempleo es serio ya que alcanza al 29% de la población activa mientras que el índice llega al 38,5% si se incluye a los que ya no buscan trabajo.

Para remate, la desigualdad es extrema ya que el 10% de la población acumula el 90% de la riqueza sudafricana. Con ese nivel de desocupación, pobreza y marginalidad, es decir, con tanta gente insatisfecha hasta el punto de ver a su familia pasar hambre y sin nada en qué ocupar su vida, no sorprende que existan altísimos índices de criminalidad.

Sucede que los Estados hoy se definen como “el monopolio de la violencia” dentro de un territorio determinado y así, con su poder de policía, imponen leyes que, como toda violencia, solo destruyen, desordenan. Por caso, la desocupación no es natural, sino creada por las “leyes” laborales forzadas por los gobiernos. De no existir estas leyes, la ocupación sería plena y la paz también.

Por caso, la “ley de salario mínimo” literalmente prohíbe que trabajen –“legalmente”- aquellos que ganarían menos ya que los empresarios no pueden aumentar los sueldos sin comprometer su negocio. Es muy cierto que los jornales son muy bajos, pero la única manera de que suban mucho y pronto es aumentando la capitalización de la economía de modo que suba la demanda de trabajo, y para ello que es muy importante, precisamente, que los gobiernos dejen de desordenar el mercado laboral y que bajen los impuestos de modo que los ciudadanos tengan dinero para invertir.

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Who won the Second World War?

By Alejandro A. Tagliavini *

At the request of the USSR, which defeats the Nazis and occupies Berlin, its capital, the Austrians have erected a large monument to the Soviet soldier in Vienna, and none to the English or American.

Depending on which side of Europe you are in, the official story changes. In the east, it is “known” that the SWW was won by Stalin, who, therefore, according to a Levada survey, for the Russians is “the most outstanding character”, despite he killed between 20 and 30 million innocent people.

On the western side, it is “known” that the Allies, led by the US and Churchill, won. Both versions are true, Stalin and Churchill won. Humanity lost. Something as devilish as the Nazi tyranny could not remain but, was war the method to stop it?

The arguments of Western governments in favor of war have proven false. As Charlton Heston said, a tyranny, that of Hitler, was terminated, but a worse one was powered, Stalin’s bloodier and more powerful that spread communism, terrorism and guerrillas throughout the globe, installed the Castro in Cuba that supports Chavismo.

Witold Pilecki, a Polish officer who wanted to corroborate rumors about Nazi crimes, in September 1940 he made himself caught and was taken to Auschwitz. For two and a half years he was a victim and witness of an industrially planned hell. Despite his requests, no allied operation was ever launched in this regard.

After the war, Pilecki continued to collect information about the atrocities during the Soviet occupation. He was discovered and tortured, accused of anti-Soviet spy and, before being executed, declared that “compared to these people, Auschwitz was a children’s game.”

Jan Karski was another Polish officer who slipped into the Warsaw ghetto for similar reasons. He escaped and came to meet with many like Roosevelt who, after listening to him in the oval office, without making any reference to his chilling story, began to ask him about Polish horses. “The Jews were abandoned by all governments … If thousands survived … it was thanks to the help of individual people. Now, all governments … say “we try to save the Jews” … “Karski said.

And finally, another argument was that the only way to get Hitler out was by force. The SWW killed around 60 million people, caused incalculable material destruction of private property and curtailed people’s freedom including being forced to enroll at the army to go to death. And by the way, the Allied armies committed serious crimes such as the rape of hundreds of thousands of women and children and the atomic bombs that killed about 200,000 innocent civilians.

Hardly, even with all its atrocities, Nazism would have caused so many deaths and destruction before its inevitable fall either because they had annihilated with the Soviets – and the world would have got rid of the two tyrannies – or as happened with the most powerful USSR that fell alone demonstrating that peaceful methods are the only efficient ones, even in cases of urgent self-defense.

On September 1st was remembered the 80th anniversary of the beginning of the SWW with the invasion of Poland whose current government extols the war -the polish resistance- as an act of patriotism. According to the opposition, the narration of the ultra-nationalist government is “destined to educate the citizens according to their ideas, as was the case with the totalitarian regimes”.

 

* Member of the Advisory Board of the Center on Global Prosperity, of Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: