Buscar

Alejandro A. Tagliavini

El columnista de opinión basado en Argentina más publicado en el mundo

Previsible: la estrella son los futuros de crudo (y el “barril criollo” exagerado)

Por Alejandro A. Tagliavini*

            Esta semana pareciera que renació el optimismo en las bolsas que, en mi opinión, sigue siendo exagerado porque no está tan claro que los gobiernos levantarán fácilmente la represión -con la excusa de “combatir el coronavirus”- sobre los mercados. El S&P 500 alcanzaba los 2971 su nivel más alto desde el 6 de marzo pasado, aunque este jueves bajaba un 0,7% y el Nasdaq 100, aunque también bajaba este jueves, está solo a un 2,5% debajo de su máximo histórico.

            Así, parece que ha vuelto el ‘miedo a quedarse fuera’, el famoso FOMO (Fear of Missing Out), por el que muchos inversores, siguiendo la tendencia del mercado, incrementan sus posiciones largas por temor a que, cuando quieran entrar en renta variable, sea ya demasiado tarde.

            El 18 de abril escribí una columna (Amazon, Netflix y el clásico argentino: el dólar, la mejor “inversión” )  donde decía que, por la cuarentena forzada se han visto beneficiadas algunas tecnológicas como Amazon (NASDAQ:AMZN), que subía un 29% en lo que iba de 2020. Sus acciones cotizaban a U$S 2377 (1.857 un año antes) un récord para el gigante del comercio electrónico, pero siguieron subiendo un 3% y hoy superan los US$ 2455 a pesar de que el beneficio neto cayó casi 29% hasta los US$ 2.535 M en el primer trimestre.

                  Hoy tanto Amazon como Facebook (NASDAQ:FB) -dueña de Instagram entre otras y ahora Shop- son dos de las empresas que más valen en bolsa de EE.UU.: la tercera y la quinta, detrás de Apple y Microsoft. Hoy Facebook ve cómo su acción ha repuntado un 4% y se eleva a los US$ 232 desde su máximo anterior de 223 el 29 de enero de este año.

           Luego está Netflix (NASDAQ:NFLX) que ha visto aumentar considerablemente sus suscriptores dada la quedada en casa. En lo que va del año sus acciones suben un 36% y no paran, superando los U$S 434, al punto que algunos fijan un precio objetivo hacia fines de año de U$S 490 por acción.

         Y luego está la imparable Tesla cuya acción, en lo que va del 2020 casi duplica su valor y hoy cotiza a más de US$ 823.

              Ahora, claramente una de las estrellas es el crudo. El 1 de mayo escribí una columna  (Los futuros de WTI podrían ser un excelente negocio ), cuando el barril de crudo perdía 80% de su precio en EE.UU. y 70% en Europa, los futuros del WTI llegaron a valer debajo de cero hasta -US$ 40 en el día 20 de abril. Los analistas apuntaban al entorno de los US$ 17 para el futuro del WTI de julio. Con lo cual podría ganarse mucho con el United States Oil Fund, LP (NYSE:USO), el mayor ETF de petróleo del mundo. Hoy los futuros de WTI, que vencen dentro de un mes, cotizan a US$ 33,90 y los del Brent a 36,03.

                Los precios del petróleo llevan varias semanas recuperándose y el Brent ha subido un 60% desde los mínimos del año. La IEA lanzó estos días un mensaje optimista indicando que la perspectiva para los mercados globales ha mejorado. Las cifras que ha lanzado la Agencia apuntan a que el consumo global de petróleo será de 91,2 M de barriles diarios, superando los 90,5 M que daba hasta ahora. Así, se terminaría con la situación de sobreproducción, ya que la producción global ha caído este mes hasta 88 M de barriles diarios, el nivel más bajo de los últimos 9 años.

                   Caída debido a los recortes de producción de la OPEP y Rusia y a que, en países como EE.UU., las empresas del sector se ven obligadas a cerrar el grifo por los bajos precios del barril.

                   Sin embargo, es importante recordar que si bien el petróleo rondando los US$ 35 por barril es mejor que a US$ 10 o 20, y este cambio parece significativo en un gráfico, la realidad es que los precios por debajo de US$ 50 son insostenibles para la mayoría de los productores de petróleo de esquisto de EE.UU. y los precios por debajo de US$ 40 son problemáticos para Rusia, el segundo mayor productor global.

Gráfico semanal: Futuros Crudo WTI

               A medida que los vencimientos de los contratos de futuro son cada vez más lejanos, el precio del petróleo es más elevado. Los de Brent -el de referencia en Argentina- llega a los US$ 44,4 por barril en el caso del futuro que vence en diciembre de 2023.

               Con lo que luce desfasada la realidad argentina, ya que el Gobierno estableció que el precio para la compraventa local del petróleo será de US$ 45 por barril, y prohibió la importación cuando haya crudo disponible en el mercado interno. Este “barril criollo” estará vigente hasta el 31 de diciembre y quedará desactivado cuando el valor del precio internacional supere los US$ 45 durante 10 días consecutivos lo que, según los futuros no ocurrirá por lo menos hasta 2024.

                Y, como toda injerencia coactiva lo que logrará es distorsionar todo, ya que los precios en un mercado sano sirven para dirigir el consumo y las inversiones. Y el mercado es imprevisible, por eso cuando un burócrata lo interfiere de manera coactiva, seguro que yerra. Para empezar, perjudicará al de siempre, al ciudadano de a pie que tendrá que soportar un precio exagerado.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

“War news”: Maoism advances

maoBy Alejandro A. Tagliavini *

 

In February I wrote that panic is the most lethal and effective weapon of the authoritarians, because it impedes rationing and provokes primary reactions such as violence that, Aristotle already said and science has established incontestably, can only destroy even in the urgent defense cases.

And, although the frightened do not recognize it and say that they act in defense of general health, the truth is that they do not rationalize, otherwise they would act with wisdom and not wanting to imprison, violate, anyone who does not comply with their “obvious sanitary norms ”.

Point 2 of sheet 2 of the guide to certify deaths from the Covid 19 of the WHO, dictates that any death that can be related to this virus must be counted as such, even if not proven. In other words, the little more than 320,000 deaths recorded are probably not all caused by this coronavirus.

But suppose these are exact figures. A WHO report from November 2018 says “Flu (seasonal) … can be … even fatal … annual epidemics are estimated to cause 3 to 5 million severe cases and 290,000 to 650,000 deaths.” That is to say, the number at which the Covid 19 will arrive if continues with this rhythm.

But those who have panicked repeat slogans and spin the statistics to justify their fear. So I am not going to discuss them and I will assume that the “pandemic” is that serious. Now, was it necessary to violate the human right to freedom so as to “maintain public health” overall?

Even the officialist UN admits that the economic crisis caused by the quarantines will kill more children from malnutrition than those killed by Covid. In addition, family violence increases “dramatically” according to the UN. The Colombian Women’s Observatory says that calls due to domestic violence have tripled. Additionally, quarantine is creating a mental health crisis and an increase in suicides, warns the American Academy of Family Physicians.

And the damage continues and not only to health as is logical given the unnatural nature of being locked up, but it destroys the health system itself. As a consequence of panic and being unable to leave their homes, millions of patients are not being treated to the point that, among the thousands of cases, two clinics of the very prestigious Favaloro Foundation of Argentina will be closed due to a lack of patients.

But even then, the frightened will not stop wanting to violently impose themselves on those who do not think like them and try to imprison us, or worse, if we do not fulfill their mandates. And so they are being useful to the Maoist totalitarianism that has caused this, from communist China to the WHO led by a recognized Marxist and going through Chavistas such as the authoritarian and ill-educated Argentine president who has said that “normality will not return anymore”, with unusual insolence.

Although for the moment they win the battle, normality – and freedom – will return because we are human and not humanoid, but clearly the return will be hard and after immeasurable damage, especially among the poor who are the ones who suffer the most from tyrannies.

Now the media in panic titled that “Trump leaves the WHO so that China will lead the fight against the crononavirus”, they don’t even happen to think that this fight should be faced by the people in freedom and not by a government and even less by a Maoist bureaucratic political organism.

 

* Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and Member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

“Parte de guerra”: el maoísmo avanza

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

En febrero escribí que el pánico es el arma más letal y eficaz de los autoritarios, porque nubla la mente y provoca reacciones primarias como la violencia que, ya lo decía Aristóteles y la ciencia lo ha establecido de manera incontestable, solo puede destruir aun en los casos de defensa urgente.

Y, aunque los asustados no lo reconocen y dicen que actúan en defensa de la salud general, lo cierto es que tienen el entendimiento nublado, de otro modo actuarían con sabiduría y no queriendo encarcelar, violentar, a todo el que no cumpla con las “normas sanitarias obvias”.

El punto 2 de la hoja 2 de la guía para certificar las muertes por Covid 19 de la OMS, dictamina que toda muerte que pueda relacionarse con este virus debe ser contabilizada como tal, aunque no esté probada. O sea, las poco más de 320.000 muertes contabilizadas probablemente no sean todas causadas por este coronavirus.

Pero supongamos que estas cifras son exactas. Un informe de la OMS de noviembre de 2018 dice que la “Gripe (estacional)… puede ser… incluso mortal… se calcula que las epidemias anuales causan 3 a 5 millones de casos graves y 290.000 a 650.000 muertes”. Es decir, la cifra a la que llegará el Covid 19 de seguir este ritmo.

Pero quienes han entrado en pánico repiten frases hechas y dan vueltas a las estadísticas para justificar su miedo. De modo que no voy a discutirles y supondré que es tan grave la “pandemia”. Ahora, ¿era necesario violar el derecho humano a la libertad para “mantener la salud” general?

Hasta la oficialista ONU admite que la crisis económica causada por las cuarentenas matará más niños por desnutrición que los muertos por Covid. Además, la violencia familiar aumenta “estremecedoramente” según la ONU. El Observatorio Colombiano de las Mujeres, dice que las llamadas por violencia intrafamiliar se han triplicado. Además, la cuarentena está creando una crisis en la salud mental y un aumento de suicidios, advierte la American Academy of Family Physicians de EE.UU.

Y siguen los daños y no solo a la salud como es lógico dado lo antinatural de estar encerrado, sino que destruye al mismísimo sistema de salud. Como consecuencia del pánico y no poder salir de sus casas, millones de enfermos no se están atendiendo al punto que, entre los miles de casos, dos clínicas de la muy prestigiosa Fundación Favaloro de Argentina serán cerradas por falta de pacientes.

Pero ni así, los asustados dejaran de querer imponerse violentamente a quienes no opinamos como ellos y pretender encarcelarnos o algo peor si no cumplimos sus mandatos. Y así están siendo útiles al totalitarismo maoísta que ha originado esto, desde la China comunista hasta la OMS dirigida por un reconocido marxista y pasando por chavistas como el autoritario y mal educado presidente argentino que ha dicho que “la normalidad no vuelve más”, con una soberbia inusitada.

Aunque de momento ganan la batalla, la normalidad -y la libertad- volverá porque somos humanos y no humanoides, pero claramente la vuelta será dura y tras un daño inconmensurable, sobre todo entre los pobres que son quienes más sufren las tiranías.

Ahora los medios en pánico titulan que “Trump deja al OMS de modo que China liderará la lucha contra el crononavirus”, ni se les ocurre pensar que esa lucha debe ser encarada por la gente en libertad y no por un gobierno y menos por un organismo político burocrático maoísta.

 

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Se disparó fuerte la inflación en abril y asoma la híper

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

Días atrás, la OCDE advertía que el crecimiento anual del IPC en los países desarrollados se desaceleró significativamente, cayó al 1,7% en marzo desde el 2,3% en febrero, “reflejo de la evaporación de la demanda” a medida que la represión de los gobiernos detuvo casi por completo la actividad.

El 11 de febrero escribí una nota (¿Por qué el dólar es la divisa con mejores expectativas a nivel global?) dónde decía que la moneda de mejor desempeño era el billete verde -el Dollar Index Spot (DXY:CUR) superaba los 98.84- ya que entonces “Los activos estadounidenses se benefician por los buenos datos”. Era inimaginable la draconiana represión a la actividad como método de los Estados para “combatir el coronavirus”.

Hoy, irónicamente, el dólar sigue siendo la estrella a pesar de que los datos son pésimos. Además de que el euro no resulta atractivo, entre otras cosas, porque el Banco Central Europeo ve con buenos ojos las tasas de interés negativas, la incertidumbre global provoca que los inversores busquen activos refugio. Así las cosas, hoy el DXY:CUR supera los 99.50.

Captura de pantalla (7)

 

Dan Kopf, por nombrar uno entre muchos analistas, dice que la suba del dólar es lo que evidencia el IPC de EE.UU. que disminuyó un -0,8% en abril, la mayor caída desde diciembre de 2008, acumulando en 2020 una baja del -0,2%. Ahora, Kopf aclara que el IPC intenta medir el cambio en el costo de una canasta típica, pero la cuarentena forzada está cambiando drásticamente los hábitos, por caso, no se compran autos ni gasolina ni van a restaurantes, “Eso significa que el IPC, no refleja la realidad de la inflación”, concluye coincidiendo con todos los analistas.

Entretanto el Indec anuncia con bombos y platillos que “la inflación” -la suba del IPC en rigor- de abril fue del 1,5%, la más baja en 30 meses, una fuerte caída comparada con la de marzo del 3,3%. De esta manera, la “inflación” interanual baja al 45,6%.

Pero esto se debe a los cambios en el consumo, a la recesión -los mayoristas pasan precios 40 y 50% superiores que los minoristas no trasladan o porque están cerrados o por la caída en las ventas-, a que los precios “regulados” bajaron -0,7% y a que las mediciones no se realizan en el campo dada la cuarentena, de haberlo hecho el resultado habría sido diferente: personalmente, algo más de un mes atrás compré huevos en un almacén de barrio y pagué $ 100 la docena, ayer pagué $ 160, ¡60% más en poco más de 30 días!

Y el gobierno y muchos analistas toman esto como un resultado alentador. Pero resulta que la inflación es el exceso de emisión, en tiempo real, sobre la demanda y eso desvaloriza el peso y, por ello, si bien es imposible calcularla con precisión, sin dudas su reflejo más realista es la cotización de una moneda marco en un mercado no distorsionado por intervenciones estatales: el blue.

Claro que en política -cortoplacista, ganar la popularidad hoy a costa del futuro- importa más el IPC, el problema es que la inflación más temprano que tarde se trasladará con fuerza a los precios o, mejor dicho, la depreciación del peso -la inflación- necesariamente se verá reflejada en el poder adquisitivo de los consumidores. Hoy quién viaje por el mundo encontrará que el sueldo promedio en argentina es de apenas ($ 75.000) US$ 600 al valor blue -el umbral de pobreza familiar en España es de US$ 630-, y menos si cambia, por ejemplo, en Montevideo donde el dólar cotiza a unos 165 pesos argentinos.

El blue, desde el 26 de febrero de 2015 ($ 13,26) hasta fines de 2019 ($ 77,90) aumentó 587% mientras la base monetaria creció 427% -y el IPC subió 452%- la diferencia puede atribuirse a una caída en la demanda monetaria. En lo que va del año, el blue sube (hasta $ 124) 70% y la base monetaria 39%, diferencia otra vez atribuible a la caída en la demanda monetaria. En abril, sube (hasta $ 117,80 desde 83,75) 41% y en lo que va de mayo (hasta $ 124) 15%

El BCRA ya emitió para auxiliar al Tesoro -acumulado en lo que va de 2020- $ 731.620 M, es decir, 132% más de lo girado el año pasado, equivalente al 2.4% del PBI versus el 2.5% de todo el 2019.

Captura de pantalla (2)Fuente: BCRA

Es decir que la emisión se acelera, entre otras cosas porque la recaudación cae estrepitosamente, -33% i.a. en términos reales, según el IARAF.

Captura de pantalla (8)

Y, consecuentemente, se acelera a una velocidad temeraria la brecha cambiaria entre el dólar oficial y los alternativos llegando el viernes al 103%  -aunque luego de momento bajó a 78%- nivel similar al que alcanzó en la hiperinflación del junio 1989, cuando los precios se dispararon 3.079% en un año. También, antes del Rodrigazo -el plan económico implementado en el 1975 que llevó a una fuerte devaluación y a una hiperinflación- la brecha se mantuvo entre 100 y 120% y luego de desatada la crisis tuvo picos de 370%.

Graf-nota-2

 

En algún momento el precio del blue se trasladará al IPC, aunque el gobierno porfía en que detendrá el aumento de los precios absorbiendo pesos en el futuro. Eso es no comprender que la inflación se da en tiempo real, de modo que absorber moneda más tarde no solo que no sirve, sino que contrae la demanda.

Ya la capacidad del BCRA de sostener el tipo de cambio oficial se complica y veremos qué pasa con las negociaciones por la deuda. Para Delphos Investment, la relación de circulante más depósitos totales (M2) sobre reservas brutas hoy arroja un precio del dólar oficial del orden de los $130.

 

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

 

El dólar sigue siendo la mejor moneda y vigoriza al blue

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

El 11 de febrero escribí una nota (¿Por qué el dólar es la divisa con mejores expectativas a nivel global?) en la que afirmaba que la moneda de mejor actuación era el billete estadounidense -el Dollar Index Spot superaba los 98.84- en tanto que la peor resultaba ser el euro que había bajado a 1.0912 EU/USD. En aquel momento “Los activos estadounidenses se benefician por los buenos datos”. Entonces, era impensable la draconiana represión a la actividad en general como método de los gobiernos para combatir el coronavirus.

Hoy, irónicamente, el dólar sigue siendo la estrella a pesar de que los datos son pésimos. Por caso, desde que comenzaron las represiones a mediados de marzo, en EE.UU. se presentaron un total de 36.5 M de solicitudes de seguro de desempleo. Por cierto, cómo siempre ocurre con cualquier intervención estatal -que los de mayor capacidad económica derivan hacia abajo, por caso, los impuestos subiendo precios- la desocupación también perjudica a los más pobres: en marzo perdió el empleo el 39% de trabajadores con un ingreso menor a US$ 40.000 anuales, el 19% de los de ingresos entre 40.000 y 100.000 y el 13% de los de ingresos superiores a 100.000.

Si bien los pedidos de seguro de desempleo semanales se mantienen por encima del promedio esperado de 2.5M, tienden a la baja y eso ha traído cierto optimismo. Así Wall Street subía moderadamente, mientras que los rendimientos de los bonos del Tesoro caían, precisamente, por la fortaleza del dólar.

bloom

 

Además, el euro no resulta atractivo entre otras cosas porque el Banco Central Europeo, en un reciente informe, ve con buenos ojos las tasas de interés negativas. Para remate, la incertidumbre global provoca que los inversores busquen activos refugio. Aunque sin dudas es impensable, el hecho de que se hable hasta de un conflicto militar muestra el grado de incertidumbre.

“Me han preguntado mucho recientemente: ¿Estallará una guerra militar entre China y EE.UU.? Mi respuesta… nadie quiere una guerra”, twitteó el editor jefe de Global Times, Hu Xijin. Lo que sí es cierto es que podría llegarse a una “guerra financiera”. Entre otras cosas, Trump ha instado al Federal Retirement Thrift Investment Board, el principal fondo de pensiones estadounidense, a dejar de invertir en compañías chinas.

Así las cosas, hoy el Dollar Index Spot supera los 100.43 y el EU/USD baja hasta 1.08.

spot

 

Entretanto en Argentina la presión sobre el blue aumenta. Mientras la recaudación se hunde y el gasto se dispara, el BCRA ya emitió para auxiliar al Tesoro -acumulado en lo que va de 2020- $ 731.620 M, es decir, 132% más de lo girado el año pasado, equivalente al 2.4% del PBI versus el 2.5% de todo el 2019.

2020-05-15 (12)

Según el IARAF, el déficit primario, considerando a las provincias, durante 2020 podría ir del equivalente al 6% del PBI en un escenario optimista al 8% en uno pesimista. Lo que conllevaría una emisión de entre $ 1.8 B a 2.4 B.

Para Delphos Investment, además de elevarse la ratio de circulante equivalente al PBI, también es muy alta la relación de circulante más depósitos totales (M2) sobre reservas brutas ya que arroja un precio del dólar oficial del orden de los $130. Para peor esto va en aumento ya que el déficit fiscal de mayo sería mayor que el de abril y, consecuentemente, también así sería la asistencia del BCRA.

El BCRA confirmó la expansión monetaria: el circulante creció 8.5% en abril en términos reales y sin estacionalidad, y los depósitos a la vista registraron un aumento promedio mensual de 15.5%. Así las cosas, dicen los rumores que cerca del Gobierno ven para fines de año un dólar oficial a $95 y el “blue” a $200 y, en mi opinión, son muy optimistas.

Por cierto, ayuda a bajar la presión cambiaria el evitar un default cosa que el gobierno parece empeñado en lograr, pero lo cierto es que cualquier reestructuración luce mal en el mediano plazo ya que no se vislumbra un plan económico capaz de generar un superávit que haga sustentable la deuda. Para sumar presión al blue, están las restricciones al dólar CCL y MEP y el hecho de que la economía informal ronda el 35% y hoy no tiene otra opción frente a la espiral inflacionaria.

De momento, el mercado se recupera sobre todo debido a los precios atractivos: el Merval debajo de los US$ 400 históricamente fue una buena opción de compra, según muchos analistas. La deuda en pesos, que continuó mostrando una muy buena performance en las últimas semanas, debido a que no ha dejado de pagarse. Pero si bien la curva de la deuda en pesos rinde todavía 15 puntos por encima del aumento del IPC, en mi opinión podría quedar debajo de lo que promete el blue.

 

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

 

We will overcome it (to Maoism)

MaoismoBy Alejandro A. Tagliavini *

 

Princess Camilla di Borbone suggested: “Imagine you were born in 1900.” At your age of 14, First World War began, which ended when you were 18, killing 22 million people, and that year the “Spanish flu” appeared.

According to a report by the US CDC dated in 2018, a third of the world’s population became infected and 50 million died. “Tight and confined spaces and massive troop movements helped fuel the spread,” the CDC acknowledged. One of the first cases occurred in March 1918 at Fort Riley, Kansas. The overcrowding quickly spread the virus by military units that took it to France and it was believed that it attacked only the military.

And the ferocious quarantine – in New York even those who did not not cover themselves when coughing were imprisioned- does not seem to have helped, on the contrary, the number of deaths suggests that it was part of the problem. This flu subsided in mid-1919 before the virus could be isolated. Today it is known that it was H1N1, which circulated as a seasonal virus for 38 years.

Anyway, when you turn 29, the Great Depression begins, until you are 33. When you reach 39, the Second World War begins, which lasts until you are 45, killing about 75 million people, including 6 million due to the holocaust.

When you reach 50, the Korean War breaks out and 5 million people die. At age 55, the 20-year Vietnam War begins, killing 4 million. When you get closer to 62, the Cuban missile crisis emerges, a peak of the cold war, and terror from nuclear war.

A hard life. Now, clearly, it was governments, states that started not only these wars, but also spread the Spanish fever “biblically” with their armies and underpinned it with quarantines. As if people, societies in freedom could not solve epidemics more effectively.

Those born in 1985 have not lived that long. But they face the “Covid-19” and the governments, the States, so irresponsible. A lucid group of Catholic clergy led by Archbishop Carlo Viganó and Cardinals Gerhard Mueller, Joseph Zen and Janis Pujats warn that “the pandemic” is used as a pretext to “control people, deprive them of their rights … (and) provides a prelude… for the realization of a world government ”without control.

Like many, Shiva Ayyaduraii, MIT PhD, says that mandatory quarantines are “medieval medicine.” But the current one is, both ideologically and chronologically, Maoist, since it was started by the Chinese Communist Party and endorsed by a WHO chaired by a notorious Marxist militant.

Panic has confused to the point that we no longer respect the laws of logic whose first principle, attributed to Parmenides, that of non-contradiction, establishes that good cannot arise from evil. Depriving people of something natural like freedom can never be a good.

The damages are very serious: spiritual, moral, psychological (increase in suicides and intra-family and social violence), economic to the point that hundreds of thousands will starve … and, ironically, to health: the New York governor admitted that 66% of those admitted to hospitals for “Covid-19” were complying with the quarantine.

In short, as with all ills, we will overcome this Maoism but, as we are already seeing, it will not be fast or easy and at an apocalyptic cost.

 

* Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and Member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

 

Lo superaremos (al maoísmo)

MaoismoPor Alejandro A. Tagliavini*

 

Camilla di Borbone sugirió: “imagínate que has nacido en 1900”. A tus 14 años comenzó la Primera Guerra Mundial, que terminó cuando tenías 18 asesinando a 22 millones de personas, y ese año aparece la “gripe española”.

Según un informe de la CDC de EE.UU. de 2018, un tercio de la población mundial se infectó y fallecieron 50 millones. “Los espacios reducidos y cerrados y los movimientos masivos de tropas ayudaron a impulsar la propagación”, reconocía la CDC. Uno de los primeros casos ocurrió en marzo de 1918 en el Fort Riley, Kansas. El hacinamiento propagó velozmente al virus por unidades militares que lo llevaron a Francia y llegó a creerse que atacaba a solo a militares.

Y la feroz cuarentena -en Nueva York encarcelaban a quién no se cubriera al toser- no parece haber ayudado, por el contrario, la cantidad de muertos sugiere que fue parte del problema. Esta gripe amainó a mediados de 1919 antes de que se pudiera aislar el virus. Hoy se sabe que se trató del H1N1, que circuló como virus estacional durante 38 años.

En fin, cuando cumples 29, comienza la Gran Depresión, hasta que tienes 33. Cuando llegas a los 39 comienza la Segunda Guerra Mundial que se prolonga hasta que tus 45 siendo asesinados unos 75 millones de personas, incluidos 6 millones por el holocausto.

Cuando llegas a los 50 se desata la guerra de Corea y mueren 5 millones de personas. A tus 55 comienza la guerra de Vietnam que dura 20 años matando 4 millones. Cuando te acercas a los 62 surge la crisis de los misiles en Cuba, un pico de la guerra fría y el terror por la guerra nuclear.

Una vida dura. Ahora, claramente fueron gobiernos, Estados, los que iniciaron no solo estas guerras, sino que diseminaron la fiebre española “bíblicamente” con sus ejércitos y la apuntalaron con cuarentenas. Como si las personas, las sociedades en libertad no pudieran resolver epidemias con más eficacia.

Los nacidos en 1985 no han vivido tanto. Pero se enfrentan al “Covid-19” y los gobiernos, los Estados, irresponsables. Un lúcido grupo del clero católico liderado por el arzobispo Carlo Viganó y los cardenales Gerhard Mueller, Joseph Zen y Janis Pujats advierten que “la pandemia” se utiliza como pretexto para “controlar a las personas, despojarlas de sus derechos… (y) proporciona un preludio… para la realización de un gobierno mundial” sin control.

Según Shiva Ayyaduraii, MIT PhD, las cuarentenas obligatorias son “medicina medieval”. Pero la actual es, tanto ideológica como cronológicamente, maoísta ya que la inicia el Parido Comunista Chino y la avala una OMS presidida por un notorio militante marxista.

El pánico ha confundido al punto que ya no respetamos las leyes de la lógica cuyo primer principio, atribuido a Parménides, el de no contradicción, establece que del mal no puede surgir el bien. De privar a las personas de algo natural como la libertad, jamás puede resultar un bien.

Los daños son muy graves: espirituales, morales, sicológicos – aumento de suicidios y violencia intrafamiliar y social- económicos tanto que cientos de miles morirán de hambre… e, irónicamente, a la salud: el gobernador de Nueva York admitió que el 66% de los ingresados en los hospitales por “Covid-19” cumplía con la cuarentena.

En fin, como a todos los males, superaremos este maoísmo, pero como ya se ve, no será rápido ni fácil y a un costo apocalíptico.

 

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

Las tasas negativas de la Fed y la evolución del dólar

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

En EE.UU. orquestaron estímulos fiscales por unos US$ 3 B, más del 14% del PBI de 2019 y todavía se espera otro billón para el mes que viene. Esto acarrearía una fuerte sobreoferta -inflación- sino fuera por la gran demanda global de dólares, a la vez que las otras monedas se depreciarán quizás más: se estimaba que los países del G-20, para capear la crisis por las cuarentenas, lanzarían estímulos por US$ 8 B, pero esta cantidad ya supera los 10 B. De hecho, Dollar Index Spot ahora sube hasta los 100.23.

Entre las muchas incoherencias que estamos viendo, se argumenta que la intervención estatal no es una toma de control sino una forma de preservar el libre mercado. Pero subirle impuestos al mercado será la contrapartida inevitable, advierten economistas como Jay H. Bryson, de Wells Fargo, quien estima que la deuda del gobierno llegará al 110% del PBI en el 2030 desde el 80% en 2019.

Para sumar expectativas inflacionarias, los futuros sobre fondos de la Fed llegaron a superar el 100% y cotizar a 100.025% -luego bajaron hasta 99.945- lo que implica expectativas de tasas por debajo de cero, y de darse marcaría un hito histórico. En tanto Wall Street continúa su tímida subida a la espera de nuevas aperturas en la economía, destacando la firmeza de Amazon (NASDAQ: AMZN) que ha llevado la fortuna de Jeff Bezos a los US$ 140.000 M, 40.000 más que su seguidor inmediato.

De paso, un consejo interesante de Albert Salvany: se puede identificar, no un Cisne Negro, pero sí la cercanía de una situación peligrosa observando tres índices: el oro (XAU/USD), el de volatilidad VIX y el Dollar Index Spot. En principio, si suben los tres, la tormenta perfecta ya está encima, luego hay que analizar el movimiento de cada uno.

cisne negro

En Argentina, la actividad industrial se contrajo 17% en marzo, y abril será peor ya que tuvo cuarentena los 30 días. Para darnos una idea, la industria automotriz cayó 34% i.a. en marzo y 100% en abril. Y mayo, aunque se abren algunas industrias, podría ser peor dado el empobrecimiento general, empresas quebradas y casos como Acindar que, autorizada a trabajar solo al 30%, podría importar desde Brasil. Dadas las suspensiones, reducciones de salarios y caída de ingresos la pobreza pronto alcanzaría el 50%, incluyendo al 30% de los ocupados.

Por esta recesión, el IPC se retrasa no así la inflación que será replicada por el blue, o sea, en la devaluación del peso. Mientras sigue la saga de la discusión con los bonistas con títulos ley Nueva York, ahora con mejor clima y eso descomprime algo la presión sobre el dólar, además del desarme de los papeles dolarizados de los FCI, el MEP y CCL se dirigían a la baja dado un control casi total, así como contrapartida el blue promete escalar.

Y el BCRA emite a gran velocidad, con giros récord al Tesoro, y pérdida de reservas que, en cuatro meses, ya superan los US$ 2.000 M. En momentos en que debería estar acumulando reservas, pierde y, al 4 de mayo, le quedaban US$ 43.575 M. En la última quincena perdió US$ 311 M, pero este es el resultado neto, ya que se vendieron más de US$ 600 M, lo que implica una pérdida de casi el 70% de lo que había comprado en lo que va del 2020.

Son dólares destinados a pagos de deudas y financiamiento comercial, junto con importaciones. Por cierto, la semana pasada del BCRA salieron US$ 324 M para el pago de intereses de la deuda con el FMI que, irónicamente, resulta ser privilegiado aun cuando fue corresponsable de los errores de la administración Macri, al tiempo que recomienda un fuerte recorte a los acreedores privados. O sea, quién siga insistiendo en que el (multi) estatal FMI es “promercado” niega la realidad.

Así las cosas, la presión escalará sobre el blue o sus alternativas más abiertas como el bitcoin que, a la espera del “halving” que ocurrirá en cualquier momento sino se produjo ya, llegó a superar los US$ 10000 (+113% respecto del 16 de marzo) aunque probablemente por aquello de “compra con el rumor y vende con la noticia” en las últimas horas bajaba hasta los US$ 8450. Pero tras el “halving” de 2012 la cotización subió un 7652% en menos de un año, y luego del de 2016 se superó la barrera de los US$ 20.000 a fines de 2017.

Otra alternativa es el “dólar digital” -o stablecoins, divisas virtuales atadas a un activo real- como el DAI, un “blue legal”, que se puede comprar en la web por hasta $200.000 por operación, lo máximo autorizado por la UIF.

Los exchanges –casas de cambio virtuales– se han multiplicado. El DAI tiene la “ventaja” de una paridad fija 1 a 1 con el billete verde y cuya cotización, al ser un mercado -todavía- libre subió al ritmo de las variantes del dólar libre y hoy supera los $120 en promedio. En los exchanges los fondos se pueden convertir con un click entre monedas digitales y pesos y los saldos pueden enviarse a cuentas bancarias o de Fintech.

La emisión de la DAI está dirigida por un contrato inteligente -sobre la blockchain de Ethereum- sin un “banco central” y sus regulaciones represivas, así las posibilidades son infinitas. Por caso, las DEFI -Finanzas Descentralizadas, en castellano-, como el Savings Rate (DSR), una caja de ahorros remunerada, y hasta podría suceder que los mismos usuarios ofrezcan préstamos a tasas pre acordadas. Y, por cierto, pronto las digitales podrían utilizarse como medios de pago en comercios a través de códigos QR, con una app al estilo de la de Mercado Pago.

 

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

 

 

La Fed en negativo y la evolución del dólar

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

En EE.UU. los legisladores republicanos y demócratas orquestaron estímulos fiscales por unos US$ 3 B, más del 14% del PBI de 2019 y todavía se espera otro billón para el mes que viene. Esto acarrearía una fuerte sobreoferta -inflación- sino fuera que el dólar tiene muchísima demanda global, a la vez que las otras monedas se depreciarán quizás más: analistas estimaban en abril que los países del G-20, para capear la crisis por las cuarentenas, lanzarían estímulos por US$ 8 B, pero esta cantidad ya rondaría los 10 B.

Insólitamente, argumentan que la intervención estatal no es una toma de control sino una forma de preservar el libre mercado. Otra incoherencia de las muchas que estamos viendo y ya empiezan a darse cuenta. Aumentar impuestos -que pagará el mercado- en los próximos años será la contrapartida, advierten economistas como Jay H. Bryson, de Wells Fargo, quien estima que la deuda del gobierno llegará al 110% del PBI en el 2030 desde el 80% registrado en 2019.

Para sumar presión inflacionaria, los fondos de los futuros de la Fed llegaron a cotizar a 100.025, lo que implica expectativas de tasas por debajo de cero, lo que de darse marcaría un hito histórico. El rendimiento de los bonos del Tesoro a dos y cinco años ha alcanzado nuevos mínimos históricos en el 0.11% y el 0.28% respectivamente, aunque luego repuntaron algo.

De paso, un consejo interesante da Albert Salvany: se puede identificar, no un Cisne Negro, pero sí que se está produciendo una situación peligrosa observando tres índices: el oro (XAU/USD), el de volatilidad VIX y el Dollar Index Spot. En principio, si suben los tres, la tormenta perfecta ya está encima, luego hay que analizar el movimiento de cada uno.

cisne negro

En tanto en Argentina el IPC se verá retrasado dada la recesión, no así la inflación que será replicada por el blue, es decir, en la devaluación del peso. Dadas las suspensiones, reducciones de salarios y caída de ingresos se calcula que la pobreza pronto alcanzaría el 50%, llegando incluso al 30% de los ocupados desde el 27.5% al término de la era Macri.

La actividad industrial se contrajo en marzo el 17%, y abril será peor ya que tuvo cuarentena todos los días. Para darnos una idea, la industria automotriz cayó 34% i.a. en marzo y 100% en abril. Y mayo, aunque se abren algunas industrias, podría ser peor dado el empobrecimiento de los consumidores, empresas quebradas y casos como Acindar que, ya autorizada a trabajar solo al 30%, podría importar desde Brasil.

Mientras sigue la saga de la discusión con los bonistas con títulos ley Nueva York, para aumentar el dramatismo este lunes podría declararse en default la provincia de Buenos Aires. Entretanto, además del desarme de los papeles dolarizados de los FCI, el MEP y CCL se dirigían a la baja por estar bajo un control casi total, así como contrapartida, el blue promete escalar.

Y el BCRA emite a gran velocidad, con giros récord al Tesoro, y pérdida de reservas que, en cuatro meses, ya superan los US$ 2.000 M. En momentos en que debería estar acumulando reservas, pierde y, al 4 de mayo, le quedaban US$ 43.575 M. En la última quincena perdió US$ 311 M, pero este es el resultado neto, ya que se vendieron más de US$ 600 M, lo que implica una pérdida de casi el 70% de lo que había comprado en lo que va del 2020.

Son dólares que han ido a pagos de deudas y financiamiento comercial, junto con pago de importaciones. Por cierto, el lunes pasado del BCRA salieron US$ 324 M para el pago de intereses de la deuda con el FMI que, irónicamente, resulta ser privilegiado aun cuando fue corresponsable de los errores de la administración Macri, al tiempo que recomienda un fuerte recorte a los acreedores privados. O sea, quién siga insistiendo en que el (multi) estatal FMI es “promercado” niega la realidad.

Así las cosas, la presión escalará sobre el blue o sus alternativas más abiertas como el bitcoin que, a la espera del “halving”, llegó a superar los US$ 10000 (+113% respecto del 16 de marzo) aunque probablemente por aquello de “compra con el rumor y vende con la noticia” en las últimas horas bajaba hasta los US$ 8500. Otra alternativa es el “dólar digital” -o stablecoins, divisas virtuales atadas a un activo real- como el DAI, un “blue legal”, que se puede comprar en la web por hasta $200.000 por operación, lo máximo autorizado por la UIF.

Los exchanges –las casas de cambio virtuales– se han multiplicado. El DAI tiene la “ventaja” de una paridad fija 1 a 1 con el billete estadounidense y cuya cotización, al ser un mercado -todavía- libre subió al ritmo de las variantes del dólar libre y hoy supera los $120 en promedio. En los exchanges los fondos se pueden convertir al instante entre monedas digitales y pesos y los saldos pueden enviarse a cuentas bancarias o de Fintech.

La emisión de la DAI está “gobernada” por un contrato inteligente -sobre la blockchain de Ethereum- sin un “banco central” y sus regulaciones represivas, con lo cual el universo de posibilidades es infinito. Por caso, las DEFI -Finanzas Descentralizadas, traducido al castellano-, como el Savings Rate (DSR), una caja de ahorros remunerada, y hasta podría suceder que los mismos usuarios ofrezcan préstamos a tasas pre acordadas. Y, por cierto, se va en camino del uso de las monedas digitales como medios de pago aceptados en comercios a través de códigos QR, con una app al estilo de la de Mercado Pago.

 

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: