Buscar

Alejandro A. Tagliavini

"Hay quienes piensan distinto a mí, incluso yo, al cabo del tiempo, pienso distinto a mí", J.L. Borges

Líquido en dólares, de momento, y oro (exit Argentina)

Por Alejandro A. Tagliavini*

              Wall Street parece inestable, al fin en fase de corrección del movimiento alcista que se inició en los mínimos de marzo. La volatilidad que mide el índice VIX de la Bolsa de Chicago, ligado al S&P 500, en la semana sube un 2,7%. La incertidumbre en torno a las elecciones continúa al alza como se ve en los futuros del VIX:

Gráfico de Bloomberg

                  La sesión del viernes terminó en positivo, pero no la semana. En las últimas cinco ruedas, el Dow Jones cae un 1,75% (cuarta semana consecutiva de descensos), el S&P 500 el 0,65% (también la cuarta en negativo) y el Nasdaq 100 logra quedarse en positivo 1,96%, rompiendo la racha negativa de las tres semanas anteriores. El Nasdaq 100 gana un 27,69% en el año; el S&P 500 un 2,09%, y el Dow Jones pierde 4,78%.

                  Por cierto, peor le fue a Europa:

Gráfico de Bloomberg.

                    En cuanto a la venta masiva de las acciones de Tesla (NASDAQ:TSLA) no resulta sorprendente ya que han tenido ciclos de auge y desplome muchas veces. En el último movimiento a la baja, perdieron casi una cuarta parte de su valor desde los máximos históricos el 31 de agosto, pero, aun así, siguen acumulando ganancias de un 356% en términos anuales lo que la convierte en la mayor ganadora entre las empresas tecnológicas de gran capitalización.

Tesla Daily

                    Es que el reciente “Battery Day” desilusionó y desencadenó una caída aproximada del 11% del valor de las acciones el martes. Antes, Musk había ganado credibilidad tras la apertura de una giga fábrica en China, en tiempo récord, y registrar cuatro trimestres consecutivos de ganancias. Desde 2018, ha habido dos oleadas de ventas, cada una de las cuales zarandeó a los inversores, ya que las acciones cayeron alrededor de un 50% cada vez. Y algunos analistas creen que los inversores deben prepararse para un movimiento similar si continúa el actual bajón.

                 Los futuros del Brent bajan a la zona de 41,9 dólares por barril quedando la caída semanal en el entorno del 2,8%. Los del West Texas retroceden hasta la zona de los 40,2 dólares por barril, y pierden un 2% en la semana. Todo esto debido al aumento de las represiones, sobre los mercados y las personas, por parte de los Estados con la excusa de la “pandemia”.

                 Las criptos bajaron todas en la semana (incluso con el repunte de los últimos dos días) siendo el Bitcoin el menos afectado y Ethereum el más golpeado:

Gráfico de Bloomberg

                 Como todos los commodities (que caen -26.8% anual) la plata tuvo esta semana la peor desde septiembre de 2011, en medio de un dólar fortalecido. Pero la última vez que la plata vio tal caída luego el rebote fue muy superior:

Grtafico de Bloomberg

                       El oro ha superado a la plata durante 5 de los últimos 6 días:

Gráfico de Bloomberg

                       El euro cae un 1,8% semanal pero todavía se aprecia un 3,7% sobre el billete norteamericano en lo que va de año. Y los indicios de una nueva caída de la moneda comunitaria se están acumulando:

EUR/USD Daily

                    Los bonos del Tesoro han subido 6,6% anual, los Investment Grade (IG) 5,9%, mientras que el S&P500 sube 11% y las acciones globales caen -0.7%, y el dólar baja -2.1%.

                    Conclusión hay que volver a mantenerse líquido en dólares, de momento, comprar el siempre refugio de valor a largo plazo por excelencia el oro, aun habiendo experimentado su peor semana desde marzo cayendo un 4,7% quedando barato, pero ganado anualmente 22,2%. Y, para los ultraconservadores, comprar Treasuries que, aunque están caros, probablemente se mantengan y no pierdan valor lo que es mucho pedir hoy día.  

                    A ver, la Fed claramente infló la burbuja con tasas bajas y “regalando” dinero en cantidades récord. Entre muchos, un indicio interesante es que los individuos se encontraron con dinero sobrante y los invirtieron en la bolsa. E * Trade Financial Corp., TD Ameritrade Holding Corp. y Charles Schwab Corp. registraron registros récord de nuevos clientes en los tres meses que terminaron en marzo, y el crecimiento continuó a partir de entonces, y todos cotizaron más que nunca en el segundo trimestre. Robinhood dijo en mayo que se agregaron 3 millones de nuevas cuentas en 2020, y la mitad de los nuevos clientes fueron inversores primerizos.

                      Y ahora, entonces, se fortalece el dólar -respecto de las otras monedas dada la inestabilidad global- entre otras cosas porque la Fed está poniendo algo de freno a esta multiplicación récord de billetes. Hace dos semanas, cuando publicó su último desglose mensual de las compras de la SMCCF (“Facilidad de Crédito Corporativo del Mercado Secundario”), mostró sorprendentemente que, en agosto, la Fed había comprado pocos bonos corporativos y ningún ETF dedicado. En las siguientes dos semanas, se vio una fuerte caída en los activos de riesgo y el Nasdaq se deslizó hacia una corrección del 10%, junto con una modesta caída en el sector de bonos corporativos:

Así, el dólar subió (5to día más alto en los últimos 6 alza) y tuvo a su mejor semana desde marzo:

Gráfico de Bloomberg

                 En particular, el dólar se recuperó hasta el pivote bajo de marzo:

Gráfico de Bloomberg

El siguiente gráfico, con una reversión del índice dólar superpuesto con el S&P 500, muestra lo estrechamente que se han seguido -inversamente- el uno al otro desde los mínimos de marzo:

Gráfico de TradingView

 Entretanto el rendimiento de los bonos del Tesoro continúa bajando -a medida que sube el precio- sobre todo los de largo plazo:

Source: Bloomberg

                 Y el rendimiento real, descontada la inflación, de los bonos -que está en negativo- sube a medida que baja el oro mostrando que se compraron bonos y se vendió oro.

Source: Bloomberg

Exit Argentina now

                Entretanto en Argentina las cosas van cada vez peor, con un Estado cada vez más grande y represor. Es increíble que todavía los seres humanos no podamos comprender que con la violencia -la represión- solo se puede destruir. De manera que ni vale la pena hablar. Solo mostraré unos gráficos para, otra vez, mostrar lo mal que va todo.

                   En este gráfico puede verse cómo el S&P Merval medido en dólares CCL cayó un 30% desde el reciente canje, dada la caída del 11% en pesos a lo que hay que sumarle la depreciación del peso (“suba del dólar”) del 17%. Y en el siguiente cuadro, se muestra el drenaje constante, a pesar de los fuertes impedimentos en la teoría y en la práctica, de los depósitos y el aumento de las compras de dólares y aunque el sistema está solvente (solo el 35% de los depósitos están prestados) dado que, irónicamente, nadie quiere endeudarse en moneda dura porque nadie sabe cómo sigue el futuro dada la imprevisibilidad y falta de seguridad en Argentina.

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

A full con el oro

Por Alejandro A. Tagliavini*

              Argentina está de moda. Este jueves, en un momento, ocupaba las tres primeras posiciones entre las noticias más leídas en Bloomberg: 1.- El brote del virus en Argentina se desata mientras la región experimenta cierto alivio, 2.- Los argentinos están comenzando a sacar sus ahorros en dólares de los bancos, 3.- La curva de rendimiento invertida de Argentina refleja el riesgo de incumplimiento.

                         Pero es la clase de moda que definitivamente no recomiendo, de modo que no queda más alternativa que irse, cuanto más lejos mejor. Y esto a pesar de que los ADRs llegaron a subir fuerte hasta 16% -quisiera saber quiénes son los “audaces” que compraron para que suban tanto, salvo que sean profesionales y hayan comprado con la apertura y vendido a media rueda- porque venían de caídas muy fuertes y terminaron aflojando… baja que recién empieza.

                         Por su parte, Wall Street subía, aunque poco e inestable, debido a las especulaciones de que se reanudarán las conversaciones sobre una nueva ronda de estímulo económico -inflación, burbuja- estímulos que, en la práctica, se terminaron en junio, aunque sus efectos llegaron hasta estos días. Pero el titular de la Fed, no intentó esconder el hecho de que otro paquete de estímulo “es crítico para que la recuperación continúe” -léase, que se inflen más las bolsas- aunque aludió a la probabilidad de que no se materialice debido a la disputa en el Congreso entre la Administración y los legisladores demócratas.

                         Las empresas de tecnología y los minoristas lideraron el avance de las acciones, luego de una caída temprana que llevó el indicador de referencia un 10% por debajo de su máximo de septiembre. En particular destaca Tesla (NASDAQ: TSLA) que resiste bastante bien la decepción por el “batery day”. Los datos de la explosión de la vivienda también impulsaron las ganancias, superando las decepcionantes solicitudes de desempleo.

                        El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años cayó un punto básico hasta el 0,66%, esto quiere decir que su precio sube debido a las constantes compras, de hecho, gana un 15% en lo que va de 2020.

                        Ahora qué pasa con el oro que ha bajado tanto, o es que subió el dólar. No voy a renegar de mi preferencia por el oro como inversión conservadora en el largo plazo: cuando Richard Nixon puso fin al sistema de Bretton Woods en 1971, es decir, desligó definitivamente al dólar del metal precioso, su precio rondaba los US$ 40,62/onza, lo que significa que hasta hoy aumentó un 5000%, u 800% en términos reales descontada la inflación.

                        El metal precioso comenzó a subir con decisión desde que tocara fondo a mediados de marzo en 1.451,50 dólares para alcanzar máximos históricos en 2.073 dólares en la primera semana de agosto. En lo que va de septiembre, el metal precioso ha bajado un 6,61%. Esto sorprende, dada su posición como activo de refugio seguro, que normalmente prospera cuando el interés por el riesgo flaquea —lo que ha quedado ilustrado por el S&P 500, que ha caído un 7,6% en el mismo período, camino para su peor septiembre en 18 años.

                       Hay un catalizador inmediato de este comportamiento: el inesperado repunte del dólar que ha subido un 2,5% este mes, a causa de múltiples posibles factores conflictivos: la aversión al riesgo reflejado en las acciones mientras que algunos datos económicos han mejorado, pero, por sobe todo, el afloje en el dinero helicóptero. El billete verde marcó un hito el martes cuando el índice dólar, que sigue su evolución con respecto a una cesta de otras seis divisas, alcanzó el nivel de 94,23. El DX, como se conoce al índice, dejó atrás el nivel de resistencia de 94 por primera vez desde julio.

                       Para algunos, pesimistas en mi opinión, las esperanzas de los alcistas de mantener el oro y la plata por encima de 1.900 dólares y 23 dólares por onza —mínimos defendidos desde agosto— podrían estar desvaneciéndose. En un blog en FXStreet, Dhwani Mehta dijo: “El oro ha reanudado su reciente impulso a la baja, tras haber confirmado un desplome simétrico del triángulo en el gráfico por horas, abriendo un espacio para una prueba del objetivo del patrón cerca de los mínimos del mes de agosto de 1.863 dólares”.

                       Y añade: “Antes de ese nivel, los mínimos del lunes de 1.882 dólares podrían desafiar el compromiso de los bajistas. El camino de menor resistencia sigue siendo a la baja, ya que el índice de fuerza relativa (RSI) bajista sondea el territorio sobrevendido en 31,17, lo que permite más descensos”.

Spot Gold Weekly. Gráficos de Sunil Kumar Dixit.

               Por su parte, Sunil Kumar Dixit agregó que la caída del oro probablemente se acelerará una vez que DX llegue a 94.60. Una fuerte reversión del oro podría situarlo en 1.690 dólares, lo que debería ser “el punto de reversión”, marcando un mínimo más alto tras el ahora famoso fondo de marzo de 1.450 dólares, según Dixit. Y añade: la plata, mientras tanto, podría dirigirse al colapso total, habiendo perdido ya el precio al contado su nivel clave de 24 dólares por onza y estando los riesgos a la baja en 22,40, 21,90 y 19,90 dólares a continuación, de acuerdo con los gráficos.

Spot Silver Weekly

                   En fin, lo cierto es que el oro hoy empezó a recuperarse hasta los 1874 y el dólar a caer. EL DX estaba en 94,36 mientras que la plata se recuperaba hasta 23,22. En mi opinión, estos son buenos precios para comprar.

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

The Nations more un United than ever

By Alejandro A. Tagliavini *

                “Humans deserve what they have: they fill their mouths talking about nature (climate change, GMOs, blah, blah, blah …) and then cover it with something unnatural like a mask. Greta T was in fashion, they bet it would change the world, months later, she doesn’t exist”, wrote someone on Twitter. Well, even if it was not right and the mask was useful, I highlight the incoherence that prevails. Either it is the mask, or it is nature, both cannot be at the same time, not perceiving this incoherence is a clear indication that there is no reasoning but a state of panic.

                The days of the UN General Assembly reveal a world totally polarized with global leaders in a virtual meeting marked by tension between Trump and Xi. A dialogue of the deaf where the multilateral strategy does not exist and that portrays some leaders facing each other, the growing tensions between Beijing and Washington – two increasingly authoritarian leaderships – reviving the Cold War, with Russia destabilizing the West; the Turkish challenge in the eastern Mediterranean; or Washington’s announcement to impose new sanctions on Iran.

              For the first time in the 75 years of the UN, the leaders will not meet but in a succession of prerecorded speeches. In other words, more distant, more disunited than ever. “Climate calamity looms. Biodiversity is collapsing. Poverty grows again. Hate spreads. Geopolitical tensions are escalating. Nuclear weapons are still on a sensitive trigger alert … and we must face them together”, said the UN Secretary General during the opening ceremony in which they were all separated.

             But how did we get to this point, what good has the UN been for? States are the monopoly of violence and the UN its sum. I will not discuss the need for them to exist, but, in any case, it is incoherent to pretend they can solve problems when it is clear that violence is in itself destructive of the natural, in fact, Aristotle – and many others – defined it as that which contrary to nature.

             Now, why do politicians appeal to violence, to repression to “solve the problems.” Because it is their modus vivendi -of the State- and that is what their survival is about despite knowing that repression only destroys. It is that, as the prominent neurologist A.K. Pradeep said, 95% of the decisions we make are gestated in the subconscious. And the subconscious forces us to survive, so politicians do not really care what happens to the country, their survival prevails. By the way, fear and aggression go together.

             Take for example Argentina, which is increasingly looking like Venezuela or even Cuba. Today it has the longest quarantine in the world without any positive results to show and a lot of destruction. There are no flights, and it remains isolated from the world, something as normal as buying foreign currency, such as the dollar, is considered a crime.

           Martín Tetaz wrote on Twitter that “Classes are not going to return (at least for now) … It doesn’t matter what protocol they present or what guarantees they give them. Peronism governs and education is not considered essential”. The degradation reached the point where it is not spent on education, but on subsidies for millions of unemployed as a result of the quarantine, and all this with a tax burden and a suffocating lack of freedom that causes companies to flee the country.

* Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and Member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Las Naciones más des Unidas que nunca

desunión Instagram posts - Gramho.com

Por Alejandro A. Tagliavini*

               “Los humanos merecen lo que tienen: se llenan la boca hablando del respeto a la naturaleza (cambio climático, transgénicos, bla, bla, bla…) y después se la tapan con algo tan antinatural como es un barbijo. Greta Thunberg estaba de moda, muchos apostaban a que cambiaría el mundo y, unos meses después, ya no existe”, escribió alguien en Twitter. Pues, si el barbijo fuera útil, destaco esto porque lo que sí queda claro es la incoherencia que impera. O es el barbijo o es la naturaleza, ambas cosas a la vez no pueden ser.

               Las jornadas de la Asamblea General de la ONU desnudan un mundo totalmente polarizado. Los principales líderes en un encuentro virtual marcado por la tensión entre Trump y Xi. Un auténtico diálogo de sordos donde la estrategia multilateral no existe y que escenifica a unos mandatarios enfrentados entre sí, las crecientes tensiones entre Pekín y Washington -dos liderazgos cada vez más autoritarios- reavivando la Guerra Fría, con Rusia como factor desestabilizador de Occidente; el desafío turco en el Mediterráneo oriental; o el anuncio de Washington de imponer nuevas sanciones a Irán.

             Por primera vez en los 75 años de la ONU, los líderes no se verán las caras sino en una sucesión de discursos pregrabados. O sea, mas alejados, más distanciados, más desunidos que nunca. “La calamidad climática acecha. La biodiversidad está colapsando. La pobreza crece de nuevo. El odio se expande. Las tensiones geopolíticas escalan. Las armas nucleares siguen en una alerta de gatillo sensible… y debemos enfrentarlas juntos”, dijo el secretario general de la ONU durante el acto de inauguración en el que estaban todos separados.

            Pero, y entonces cómo hemos llegado a este punto, de qué ha servido la ONU. Los Estados son el monopolio de la violencia y la ONU su sumatoria. No discutiré la necesidad de que existan, pero, en todo caso, es incoherente pretender puedan solucionar los problemas cuando que está claro que la violencia es de suyo destructiva de lo natural, de hecho, Aristóteles -y muchos otros- la definía como aquello que contraría a la naturaleza.

            Ahora por qué los políticos apelan a la violencia, a la represión para “solucionar los problemas”, porque es su modus vivendi -del Estado- y en ello va su supervivencia a pesar de saber que cuanta más represión más destrucción. Es que como dice el doctor A.K. Pradeep, especialista en neuromarketing, el 95% de las decisiones que tomamos se gestan en el subconsciente. Y en el subconsciente a los políticos no les importa lo que al país le suceda, a solo su supervivencia. Por cierto, el miedo y la agresión van juntos.

            Tomemos por caso Argentina que cada vez se parece más a Venezuela sino a Cuba. Hoy tiene la cuarentena más larga del mundo sin ningún resultado positivo que mostrar y sí mucha destrucción. No hay vuelos, y permanece aislada del mundo, algo tan normal como comprar divisas extranjeras, como el dólar, es considerado un delito.

           Martín Tetaz escribió en Twitter que “Las clases no van a volver (al menos de momento) … No importa qué protocolo les presenten ni qué garantías les den. Gobierna el peronismo y la educación no se considera esencial”. La degradación ha llegado al punto en que no se gasta en educación, pero sí en subsidios para millones de desocupados como consecuencia de la cuarentena, y todo ello con una carga impositiva y una falta de libertad asfixiante que provoca que las empresas huyan del país.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

De Wall Street inflacionada y el cepo inflacionario

Por Alejandro A. Tagliavini

                    Wall Street termina su tercera semana consecutiva en ‘rojo’ con sus índices alejándose de sus niveles de máximos históricos. La reunión de la Fed marcó la semana y la falta de nuevas medidas dejó dudas. La negociación de un segundo paquete fiscal en el Congreso, de entre US$ 1,5 y 2,2 B, no han sido suficientes fuegos artificiales para animar la bolsa. El Dow Jones cayó 0,03%, el S&P 500 bajó 0,59% mientras que el Nasdaq 100 dejó 1,36%. En lo que va de 2020, el Nasdaq gana 25,2%; el S&P 500 el 2,78%, y el Dow Jones pierde 3,09%.

                     En la sesión del viernes destacó Aptiv, fabricante y distribuidor estadounidense de componentes para vehículos, cuyas acciones repuntaron en torno al 7% hasta los US$ 88,9 y así Morgan Stanley ha mejorado su precio objetivo hasta los US$ 150, cuando antes estimaba 63.

                      Entre las compañías que más subieron esta semana está el auténtico “milagro” Tesla (NASDAQ:TSLA) que sube 20%, General Electric (16,2%), Zoom (13%), WestRock (12%) y Diamondback Energy (13%). Los futuros del Brent suben 8% respecto de la semana pasada cayendo, en lo que va de año, un 35%. Por su parte, los futuros del WTI en los últimos siete días se revalorizaron casi 10%, lo que deja la caída anual en el 33%. El euro está en la zona de los US$ 1,185 apreciándose un 5% en lo que va de año. El oro acumula una rentabilidad del 25% en 2020.

                     Entre las muchas señales que indican que Wall Street, como hace tiempo vengo diciendo, está muy inflacionada por el dinero helicóptero ahora se suma, como muestra el siguiente gráfico, el reciente aumento de la base corta a nivel de acciones individuales, por primera vez desde marzo, que apunta a la reducción del riesgo por parte de los inversores institucionales de renta variable. Y hay margen para nuevos aumentos en la base corta dado lo bajo que todavía está para las acciones estadounidenses.

Gráfico: Cantidad en préstamo sobre acciones individuales (Excluidos los ETF)

TheMarketEar

               En particular, es interesante el análisis técnico sobre que las acciones tecnológicas podrían tener mucho más margen de caída de Michael Kramer aunque, insisto una vez más, le tengo muy poca confianza a las matemáticas aplicadas a la economía desde que difícilmente el comportamiento humano y, por tanto, del mercado pueda ser anticipado por cálculos “racionales” previos, valga la redundancia.

                Por cierto, las tasas de interés a cero han regresado para quedarse durante un tiempo, reafirmó la Fed el miércoles, al menos hasta 2023. Lo que no clarificó fue el futuro del programa de compras de deuda vigente, el conocido como quantitative easing (QE), pese a que el mercado esperaba que pudiera adelantar si las adquisiciones se volcarían más en los bonos a largo plazo.

               Así el rendimiento del bono a 10 años tiende a subir -a medida que el precio baja- quedando en alrededor del 0,697%. Aun así, en general, la deuda estadounidense a largo plazo, aquella que vence en al menos una década, aún acumula unas ganancias del 15% en el año frente al 2,8% que se anotan los bonos entre 1 y 3 años.

                Y, desde Citi, creen que cualquier novedad en el QE no llegaría hasta final de año. Sus analistas esperan poco en el FOMC [el comité encargado de la política monetaria] de noviembre. En diciembre, la Fed puede desacelerar las compras de MBS [valores respaldados por hipotecas], aumentar las compras del Tesoro o extender su duración promedio. Con lo cual el rendimiento podría bajar a medida que el precio suba.

El cepo inflacionario                

                En fin, yendo a la Argentina populista, lo cierto es que estamos en un círculo vicioso existencial que no tiene solución, al menos en el mediano plazo. Para ser político hay que ser corto de cerebro, es condición sine qua non. Lo digo seriamente, cuando los escucho me asombra lo primate que son. Es un círculo vicioso, porque necesitan atraer a la mayoría y, para ello, tienen que repetir slogans que la mayoría acepte de manera primaria, en la medida en que digan algo más inteligente, o más elaborado, la masa los entiende menos y pierden seguidores y, si dicen algo extremadamente inteligente, sencillamente desaparecen.

                Ahora, el miedo deliberadamente difundido desde el gobierno y amplificado por casi todos los medios que trasmiten como un partido de fútbol los muertos por “covid” -aunque solo son el 10% de los muertos totales en Argentina y esto creyéndonos que las cifras no están infladas- hacen que la masa sea aún más irracional, con lo cual los políticos se ven “forzados” a una bola de nieve cada vez más populista (léase, mas Estado en lugar de menos regulaciones y más privatizaciones).

                Y esta bola de nieve populista se ve reflejada en el Presupuesto Nacional para el ejercicio 2021. Donde, como señalan desde Invecq, la primera condición es la “inclusión social” que, por cierto, es la excusa para aumentar los impuestos y la inflación que siempre terminan siendo derivados a los pobres (ya que las empresas aumentan precios, etc) necesarias para hacer demagogia, “asistencialismo social” que es devolverles a los pobres menos de los que se les quitó.

                El gobierno augura que el PBI crecerá 5,5% en 2021, una inflación del 29%, un dólar oficial de 102,4 en diciembre y un déficit presupuestario primario del 4,5% del PBI y total del 6%. Como se ve en este gráfico, aun con las proyecciones oficiales -muy poco creíbles- el nivel de actividad hacia finales del 2023 sería inferior a la del 2017.  

                   Ante tanto populismo rampante, no es creíble que la suba del IPC pueda terminar el año 2021 por debajo del 30% y, sobre todo ahora que se endurece el cepo que, irónicamente, presionará hacia arriba al IPC. Para empezar, se agravan condiciones de financiamiento para empresas, dice Moody’s, con el nuevo cepo, es decir, caerá el PBI esto es la demanda de pesos.

                  La razón porque los dólares no alcanzan es muy obvia, sucede que el BCRA los vende baratos subsidiados y, entonces, aumentan artificialmente la demanda al tiempo que a ese precio nadie quiere venderle al BCRA y -en esto se llevará una sorpresa el gobierno- la oferta seguirá cayendo por mucho que obligue porque siempre algunos encuentran la manera de zafar.

                   Por qué el gobierno insiste en mantenerlo barato, desde el punto de vista ideológico porque le teme al IPC y cree que eso es inflación -cuando es al revés: el peso se deprecia con la inflación, la exagerada oferta- pero el motivo funcional es una cuestión de poder. Los dólares son la moneda real no el peso, y el gobierno quiere mantenerlo controlado por una cuestión de poder.

                   Este gráfico, que lo tomé de Nicolás Cachanosky, es muy didáctico:

                  Allí se ve cómo, ante el precio subsidiado del BCRA, los dólares son potencialmente muy demandados y muy poco ofrecidos, perdiendo reservas. Pero, como no toda esa demanda potencial se puede realizar dado el cepo, la demanda insatisfecha -que crece a medida que se endurece el cepo- se vuelca al blue provocando una suba de su precio a ese nivel de demanda, así aumenta la brecha entre el oficial y los paralelos, se pierden más reservas y se encarece los precios relacionados perjudicando a los más pobres.

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

La situación global no pinta bien, pero igual hay que irse

Por Alejandro A. Tagliavini*

               Quedaron muchas dudas ya que, en la última reunión del Comité Federal de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en inglés) antes de las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre, la Fed reafirmó que mantendrá las tasas de interés entre el 0% y el 0,25% por lo menos hasta finales de 2023 e incluso ya 2024, pero no dio muchos detalles sobre sus próximos pasos en política monetaria.

                 La recuperación se ve floja dado que los gobiernos, como era previsible dada la intrínseca inercia, tomaron el gusto a las represiones con la excusa de la “pandemia” y se resisten a dejarlas. El 71% de los países para los que se calculan los índices PMI -las principales economías del mundo- registró expansión económica en agosto, desde el casi 0% de abril, en pleno confinamiento global, pasando por el 60% que se alcanzó en julio. Por encima de 50 puntos, estos índices adelantan crecimiento y así salieron para China, EEUU, Alemania, el pasado mes. El PMI tiene una correlación histórica del 85% con la evolución del PBI.

                   Pero otros indicadores como el mercado laboral e inmobiliario en EE.UU. han resultado más flojos de lo esperado. Ahora, la crisis provocada por las cuarentenas ha reforzado la posición de los valores growth, pues ha dado impulso a tendencias características del siglo XXI, como la digitalización, el ESG y el rendimiento lower-for-longer. Pero ahora, todo está en dudas.

                    Este jueves el Dow Jones Industrial Average cayó  0.47%, el S&P 500 0.84% y el Nasdaq Composite bajó 1.27%. Las tecnológicas continuaron vendidas con Facebook (NASDAQ:FB) cayendo más de 3%, y también cayeron Apple (NASDAQ:AAPL) Microsoft (NASDAQ:MSFT), Amazon.com (NASDAQ:AMZN) y Alphabet (NASDAQ:GOOGL). En tanto que Tesla (NASDAQ:TSLA) cayó 4.15%.El CBOE Volatility Index, que mide la volatilidad de las opciones del S&P 500, subió 1.61%.

                      Los futuros del oro para entrega en diciembre cayeron un 0.96%, hasta US$ 1951.50/onza. Los futuros del petróleo crudo para entrega en octubre repuntaron 2.04%, para quedarse en US$40.98 el barril, mientras que los futuros del petróleo brent para entrega en noviembre se replegaron 0.07%, hasta US$43,27 el barril. El EUR/USD retrocedió 0.01% para situarse en 1.1845 y el índice dólar cayó 0.22%, hasta 92,918.

                    Pero Argentina va mucho peor, pero mucho peor. Los activos profundizaban su debilidad este jueves por renovadas ventas ante un aumento en la aversión al riesgo del país, luego que el BCRA anunciara mayores restricciones cambiarias para cubrir sus efímeras reservas. El S&P Merval cayó 5.62% luego de caer 5.5% el miércoles. El volumen fue 50% mayor al habitual y la tendencia claramente vendedora.

                      En tanto, el “riesgo país”, el índice elaborado por JP Morgan avanza 4.2% hasta los 1.235 pb. La baja de las acciones argentinas en Nueva York, principalmente los financieros, impactaban en la plaza local: los ADRs de Grupo Supiervielle perdían 5.2%; los de Galicia 4.1%, mientras que los de YPF se contraían 4.3%. Y todo a una semana de tener su nueva conformación tras el canje exitoso de deuda que tuvo Argentina por algo más de US$ 100.000 M.

                    Sucede que Argentina es un verdadero blef. Como señalaba Daniel Sticco, las reservas de libre disponibilidad del Banco Central se aproximan a cero mientras la brecha cambiaria tiende al infinito lo que va a crear una tensión literalmente insoportable.

                    Es que, en un país literalmente destruido y sin ninguna seguridad jurídica y en fase terminal gracias a la cuarentena, faltaba el ultra cepo que, para empezar como señala Diana Mondino, no soluciona ningún problema, crea varios más y, por evitar una fuerte devaluación nos llenamos de regulaciones complejas: ahora hay dólares para exportadores, para importadores, para personas, para empresas, para deudores, para dejarlos en Argentina o llevarlos al exterior, para operaciones en blanco y de las otras, para los que pueden esperar en un parking, para los que quieran importar libros, etc. Indescifrable.

                    El BCRA intenta proteger las reservas actuales, pero va a lograr exactamente lo contrario, no solo porque no logrará frenar la salida sino porque ahora ha empeorado la posibilidad de que entren dólares ya que los exportadores irán decreciendo en cantidad de producción y en cantidad de divisas liquidadas, dada la brecha. Y el impacto sobre el IPC será mucho mayor ya que aumentan costos para las empresas más que con una devaluación. Y, entre otras muchas distorsiones, una caída en la recaudación, que obligará a un aumento de la emisión.  

                     En lo que resta del año vencen unos US$ 3.300 M de deuda financiera de empresas, de los cuales 800 M son obligaciones negociables que deberán ser restructuradas. La disposición del BCRA estableció que sólo venderá divisas al sector privado para cancelar deuda por un 40% del vencimiento de amortizaciones, sin poner restricción al pago de intereses. La medida obliga, en la práctica, a que las empresas cancelen los vencimientos con divisas propias o a que restructuren el 60% de los vencimientos de capital entre septiembre y fines de marzo.

              Y ni hablar de las inversiones en bonos y plazos fijos dólar linked porque los inversores piensan que se viene el desdoblamiento del mercado cambiario (en cualquier caso, de lo que nadie tiene dudas es de que esto explota). Otro resultado negativo que provocó la reforma fue el derrumbe de los nuevos bonos de la deuda. Los títulos más buscados, de la nueva emisión post canje, que son los que se utilizan para hacer operaciones de CCL y MEP tuvieron bajas superiores a 5%.

Digamos las cosas como son: a este gobierno no le importa que al país le vaya mal y, por tanto, no se corregirán sino que aprovecharan el miedo (que se ve en las caras, en los barbijos), el caos y el debilitamiento general para profundizar la represión y aumentar su poder que es lo que les importa porque, de otro modo, sus vidas y asuntos personales podrían enfrentar años de cárcel.

                Moraleja, en contra de lo que dicen incluso algunos popes “liberales” que, al final, también quieren cuidar su quintita que está en Argentina, desde que no aspiran a la política global sino local, lo digo crudamente: hay que irse de Argentina lo más rápido posible, en las inversiones e, incluso, personalmente aquellos que puedan hacerlo en buenas condiciones. Y los padres deberían preparar a sus hijos para que se vayan.

              

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

China grows, the bipolar world returns along with the cold war

By Alejandro A. Tagliavini *

                As the prominent economist Roberto Cachanosky wrote, in a column titled “The Present State Plunges the Population into Poverty”, most of the people “… believed that politicians had a monopoly on solidarity and that, with them taking care of the population, everyone would have… health…, etc.… they were going to provide the population with the best living condition ever seen…. This perverse system of the present state… has transformed the state into something unmanageable…”.

                 This false belief facilitated the “Chinese tale”, literally, that the health of countries could be “cared for” with government repressions of personal freedom and markets. As I said in a previous column (“China consolidates as a power“), the result was the destruction of the global economy.

                 But the red giant, with the same authoritarianism with which it imposed these confinements, lifted them while the West continues to debate whether to remove them or harden them. And, thus, it is the only power that grows: its economy shot up 11% in the second quarter, while those of the US and Germany fell -9.5% and -10.1% respectively.

   eleconomista.com

              As Chinese industrial production and consumption begin to recover. It really looks like the reds won the “Third World War“.

Bloomberg

              The Red Dragon weighs more and more and nobody knows how far it will go. For now, as Rosalind Mathieson wrote in Bloomberg, the world is treading cautiously on the tightrope between the US and China, and she recalls the story, popularized in the film directed by Robert Zemeckis, from the Frenchman Philippe Petit that, in 1974, walked about 400 meters above the ground on a cable between the Twin Towers in New York.

              Today, governments balance two superpowers. A single misstep would be very dangerous. It can be seen in the speeches of countries that are not interested in being caught up in a new Cold War. And it was seen during a recent call between China’s Xi Jinping and European Union leaders trying to finalize an investment deal this year.

               And we will see who wins the US elections, because if Washington continues to toughen up against the Chinese in terms of more retaliation – which, strictly speaking, like tariffs on imported products, American citizens end up paying – it will lose while the red economy grows… as its military power.

              For example, due to the agreement of Nvidia Corp. to buy the English Arm Ltd. for US $ 40,000 million, are now under the control of a US company the chip designs and the Arm’s instruction set, the code used by chips to communicate with the software, which are a key part of smartphones, autonomous vehicles, millions of sensors, data center servers and laptops.

            Its clients include Qualcomm, Intel, AMD, Apple, Samsung, Google, Amazon, Microsoft and many Chinese companies including Huawei, which has been in Washington’s sights for months. The agreement to purchase Arm will require approval from China, the UK, the European Union and the US, a process that can take up to 18 months.

               Anyway, at the moment, in this cold war there are no dead spies like in the movies, but some are irresponsibly calling for war like the Global Times of China that says that China must be militarily and morally ready for a potential war.

* Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and Member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Crece China, vuelve el mundo bipolar y la guerra fría

Por Alejandro A. Tagliavini*

                Como escribió el destacado economista Roberto Cachanosky, en una columna titulada “El Estado presente hunde a la población en la pobreza”, la mayoría de las personas “…creyeron que los políticos tenían el monopolio de la solidaridad y que, con ellos cuidando a la población, todos tendrían… salud…, etc… iban a brindarle a la población la mejor condición de vida jamás vista…. Este perverso sistema del estado presente…ha transformado al estado en algo inmanejable…”,

                 Esta falsa creencia facilitó el “cuento chino”, literalmente, de que la salud de los países podía “cuidarse” con represiones de los gobiernos a la libertad personal y a los mercados. Como decía en una columna anterior (“China se consolida como potencia”), el resultado fue la destrucción de la economía global.

                 Pero el gigante rojo, con el mismo autoritarismo con que impuso estos confinamientos, los levantó mientras Occidente sigue discutiendo si los quita o los endurece. Y, así, es la única potencia que crece: su economía se disparó en el segundo trimestre 11%, mientras que las de EE.UU. y Alemania cayeron -9,5% y -10,1% respectivamente.

Eleconomista.com

              Al tiempo que la producción industrial y el consumo chinos empiezan a recuperarse. Se diría que ganó la “Tercera Guerra Mundial”.

Bloomberg

              Cada vez pesa más el Dragón Rojo y nadie sabe hasta dónde llegará. De momento, como escribió Rosalind Mathieson, en Bloomberg, el mundo avanza con cautela en la cuerda floja entre EE.UU. y China y recuerda la historia, popularizada en el film dirigido por Robert Zemeckis, del francés Philippe Petit que, en 1974, caminó a unos 400 metros sobre el suelo por un cable entre las Torres Gemelas de Nueva York.

              Hoy día, los gobiernos hacen equilibrio entre dos superpotencias. Un solo paso en falso sería muy peligroso. Puede verse en los discursos de los países que no están interesados ​​en verse atrapados en una nueva Guerra Fría. Y se vio durante una reciente llamada entre Xi Jinping de China y los líderes de la Unión Europea que intentan concretar un acuerdo de inversión este año.

               Y veremos quién gana las elecciones de EE.UU., porque si Washington sigue endureciéndose con los chinos en términos de más represalias -que, en rigor, como los aranceles a los productos importados, terminan pagando los ciudadanos estadounidenses- perderá mientras se recupera la economía roja… y su poder militar.

              Por caso, por el acuerdo de Nvidia Corp. para comprar la inglesa Arm Ltd. por el récord de US$ 40.000 millones ahora quedan bajo el control de una empresa de EE.UU. los diseños de chips y el conjunto de instrucciones de Arm, el código utilizado por los chips para comunicarse con el software, que son una parte clave de los teléfonos inteligentes, los vehículos autónomos, millones de sensores, servidores de centros de datos y las computadoras portátiles.

            Entre sus clientes figuran Qualcomm, Intel, AMD, Apple, Samsung, Google, Amazon, Microsoft y muchas empresas chinas incluida Huawei que está en la mira de Washington desde hace meses. El acuerdo para la compra de Arm necesitará la aprobación de China, el Reino Unido, la Unión Europea y EE.UU., proceso que puede tardar hasta 18 meses.

               En fin, de momento, en esta guerra fría no hay espías muertos como en las pelis, pero algunos están llamando irresponsablemente a la guerra como el Global Times de China que dice que China debe estar militar y moralmente lista para una potencial guerra.

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

¡Ojo con Nvidia! (y Tesla) y siempre mirando el oro

Por Alejandro A. Tagliavini*

             La tecnología tuvo su peor semana desde marzo a la espera de lo que diga la Fed en los próximos días ya que, tras la vuelta de sus vacaciones, Jerome Powell podría anunciar nuevos estímulos ante la falta de acuerdo dentro del Senado para “dinamizar” -fuegos artificiales hoy, inflación y hambre para mañana- la economía. El Nasdaq 100 cayó en estas últimas cuatro jornadas (el lunes fue feriado) un 4,6%. El S&P 500 dejó un 2,47% y el Dow Jones perdió el 1,66%.

             El consenso de los analistas estima que, rebotes al margen, el Nasdaq 100, el principal índice tecnológico, podría haber entrado definitivamente en fase de corrección del tramo alcista que nació en los mínimos de marzo y, así, podría llegar a perder hasta el 40% de toda la subida previa con lo que estaríamos ante una oportunidad para comprar tecnología.

             En mi última columna habíamos visto cómo se ha ido formando una burbuja especulativa. Ahora, en este interesante tweet puede verse cómo se desarma, pero aún es elevada:

(¿la buena señal? La actividad especulativa con opciones cayó la semana pasada. ¿La mala señal?: sigue por encima de cualquier pico en 20 años)

SentimenTrader

@sentimentrader

The good sign? Speculative options activity dropped off last week.

The bad sign? It’s still higher than any other peak in 20 years.

             Hay que destacar a Tesla (NASDAQ:TSLA). El 31 de agosto hizo efectivo su split (desdoblamiento de los títulos) y la acción cerró a USD 498. Luego, pese a la caída del 21% del martes por su no inclusión en el S&P 500, los títulos aumentaron un 440% en lo que va de 2020 y ahora ronda los 372. Los fundamentals no dan. La empresa vale más de USD 346.000 M al 11 de agosto y así su valor de mercado superaba al de Toyota y Ford juntos, aunque controla solo el 0,8% del sector.

            Por eso, la enorme cantidad de posiciones cortas abiertas por los especuladores que complica mucho gestionar el largo plazo de la empresa. Los vendedores a corto han llegado a endeudarse en USD 20.000 M para apostar a la baja: la mayor cantidad nunca vista en esta estrategia. Pero por esto es por lo que Elon Musk hace tiempo que viene insinuando una recompra y los rumores dicen que podría llegar a los USD 5.000 M, con lo que empujó hacia arriba a las acciones.

            Podríamos estar frente a una especie de tulipomanía (especulación sobre los precios de los bulbos de tulipán que se dio en los Países Bajos en el siglo XVII) que se ha apoderado de los inversores. Según la consultora J. D. Power -que mide el atractivo de las marcas-, Tesla consiguió 896 puntos sobre 1.000 la mejor, seguida de Porsche, con 881. De hecho, el Tesla Model 3 fue el automóvil eléctrico puro más vendido durante 2019 en Europa Occidental, con 94.000 unidades. El doble que el siguiente, el Renault Zoe con 45.700.

             Standard & Poor’s calcula que su caja de USD 8.600 M del segundo trimestre le da “gran flexibilidad” para financiar su ambiciosa expansión. Pero este año, gracias a los incentivos fiscales para los vehículos eléctricos en ciertos mercados europeos, donde casi no había más opción que Tesla, se ofrecerán muchos más modelos. De hecho, Volkswagen y la alianza entre Nissan y Renault vendieron, en 2020, más coches en el Viejo Continente que la compañía de Musk.

                     Ahora, ojo esta semana con Nvidia (NASDAQ:NVDA) -cuyas acciones han avanzado 265% en un año- porque se confirmó un acuerdo para comprar por más de USD 40.000 M al diseñador de chips británico ARM (LON:ARM) Holdings a SoftBank (T:9984) Group Corp, creando un gigante en la industria de los procesadores. ¿Será hora de comprar? De hecho, en la apertura de Tokio este lunes 14 de septiembre, las acciones del vendedor, SoftBank, suben un 10%. En fin, para los que no tienen cuenta afuera -y así poder evitar el enorme riesgo argentino- tienen los Cedears (para Nvidia y también mineras de oro) y esta interesante guía publicada por Iprofesional para proceder.

                     Y, por cierto, siempre mantengamos un ojo en el refugio clásico por excelencia el oro, sobre todo en estos tiempos de alto “dinero helicóptero”. Los bajistas del metal acechan, para empezar un agresivo dólar, aunque el oro está haciendo frente a las adversidades estos días y manteniéndose fuerte frente al euro y otros grandes rivales. El viernes por la tarde en Asia el oro al contado registró mínimos intradía en USD 1.937,41.

                     Aparte de los lingotes, los futuros de oro de EE.UU. para entrega en diciembre se liquidaron en el COMEX de Nueva York por tercera jornada consecutiva el jueves, subiendo a un promedio del 0,5% cada vez. La subida de la última sesión fue de USD 9,40 para establecerse finalmente en USD 1.964,30/onza. Desde su último cierre negativo en 1.937,10 del 7 de septiembre, el oro ha subido poco más de USD 27.

                    La subida del jueves de los futuros se produjo tras una volátil actuación por parte del dólar, que inicialmente cayó frente al euro tras las declaraciones de la presidenta del Banco Central Europeo consideradas agresivas para la moneda única.

                    Aunque personalmente descreo mucho de la matemática aplicada a los mercados -porque el mercado es impredecible, nunca una fórmula previsible- y por ende de los gráficos, como anécdota, veamos estos de Sunil Kumar en dónde habría múltiples puntos de presión que se podrían cruzar en un camino de vuelta hasta sus máximos históricos del 7 de agosto registrados en USD 2.073,41 y más allá. “Tras los USD 1.968, la prueba de oro al contado estará en 1.993”, Sunil Kumar dixit. “Que cruce la línea de los 1.993 ya es un enigma”.

Gold Daily

               “En el lado negativo, situarse por debajo de 1.935 y cerrar por debajo de 1.920 entonces tenderá a llegar al nivel de 1.900. Un mayor debilitamiento puede aumentar las posibilidades de un mínimo más bajo que podría alcanzar los 1.850-1.800”.

Gold Weekly

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio 

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: