Buscar

Alejandro A. Tagliavini

El columnista de opinión basado en Argentina más publicado en el mundo

Autor

alejandroatagliavini

Exaggerated optimism about the end of the crisis

By Alejandro A. Tagliavini *

 

As Dr. Stephen Smith – who recommends hydroxychloroquine – anticipated, the beginning of the end of the coronavirus pandemic has begun and, as many of us have long warned, it occurs naturally and with fewer deaths than influenza.

China announced the first day without deaths and I have personally confirmed that the situation there is getting normal. The pandemic is leveling out in areas like New York, according to its governor, and Italy and this has brought exaggerated optimism and so the Stock Exchanges rose more than 10% in two days.

Exaggerated because the economic crisis is due to the repression of the market by some governments in terms of paralyzing production and it is not clear that it will end once the virus is controlled, on the contrary, it could even increase.

Now how did these repressive measures come to be taken when serious specialists such as Howard Markel say that mandatory quarantine is counterproductive. The key is given by the best specialist in Korea – a successful country on the subject – Kim Woo-Joo: my country “is a democratic republic … a blockade is not an option.”

Faced with the panic of public opinion, governments like Italy copied the recipe of the Chinese Communist Party, which has controlled the pandemic as it has always controlled everything: with violence, repression, police quarantine. And this totalitarian “solution” has been recommended by the WHO, which is an organism of the international -political- state bureaucracy whose president is Tedros A. Ghebreyesus, a militant of the Marxist and guerrilla Ethiopian Revolutionary Democratic Front.

In this way they politicized the solution, diverting it from science, violating the moral statement of non-violence and the human right to freedom, ignoring the logic whose first principle – that of non-contradiction – supposes that from evil -violence- cannot surge goodness.

Obviously, quarantined countries (i.e. Italy and Spain) have far more deaths than Korea and Japan. Furthermore, compulsory quarantine has effects that will kill between ten and one hundred times more people than the pandemic.

You read correctly: the direct effects of forced quarantine will cause 10 to 100 times more deaths than this virus.

For countless causes. The enclosure weakens the physique and the psyche. In France, femicides increased by a third. Even many Venezuelans return to their country due to the situation of hostility and xenophobia.

As a Marxist system, the quarantine has not only established violence and denunciations even among family members, but it has in fact decided the death of religions and prohibited Easter celebrations in many countries. According to IFES, 39 countries “postponed” electoral processes. The closing of the economies could leave up to 22 million more people in extreme poverty in Latin America, according to CEPAL. Many of them will die from malnutrition or poor living conditions, in addition to increasing crime.

Just as the economic crisis does not end with the virus, but when the States stop repressing, humanity will not have a future without a “Nuremberg”. I don’t think jailing anyone is a solution, but a strong condemnation has to occur, making it clear to citizens that panic cannot be the engine of their votes, that terror journalism is unethical and, above all, that leaders can not act with their political criteria violating the rule of law, morality and human rights.

 

*Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

Exagerado optimismo por el fin de la pandemia

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

Como anticipó el Dr. Stephen Smith -que recomienda la hidroxicloroquina- ha comenzado el principio del fin de la pandemia del coronavirus y, como lo avisamos muchos desde hace tiempo, se da naturalmente y con menos muertes que por influenza.

China anunció el primer día sin muertos y personalmente he corroborado que la situación allí se normaliza. Se nivela la pandemia en zonas como New York, según su gobernador, e Italia y esto ha traído un exagerado optimismo y las Bolsas subían más de 10% en dos días.

Exagerado porque la crisis económica se debe a la represión del mercado por parte de algunos gobiernos en términos de paralizar la producción y no está claro que terminará una vez controlado el virus, por el contrario, hasta podría aumentar.

Ahora, cómo se llegaron a tomar estas medidas represivas cuando los especialistas serios, como Howard Markel, dicen que la cuarentena obligatoria es contraproducente. La clave la da el mejor especialista de Corea -país exitoso en el tema- Kim Woo-Joo: mi país “es una república democrática… un bloqueo no es una opción”.

Ante el pánico de la opinión pública, Gobiernos como el de Italia copiaron la receta del Partido Comunista Chino, que ha controlado la pandemia como siempre ha controlado todo: con violencia, represión, cuarentena policial. Y esta “solución” totalitaria ha sido recomendada por la OMS que es un organismo de la burocracia estatal -política- internacional cuyo presidente es Tedros A. Ghebreyesus, militante del marxista y guerrillero Frente Democrático Revolucionario Etíope.

Así politizaron la solución, desviándola de la ciencia, violando el enunciado moral de no violencia y el derecho humano a la libertad, desoyendo la lógica cuyo primer principio -el de no contradicción- supone que de un mal -la violencia- no puede salir un bien.

Obviamente, los países con cuarentenas (i.e. Italia y España) tienen muchos más muertos que Corea y Japón. Además, la cuarentena obligatoria tiene efectos que matarán entre diez y cien veces más personas que por la pandemia.

Leyó bien: los efectos directos de la cuarentena forzada provocarán entre 10 y 100 veces más muertos que este virus.

Por incontables causas. El encerramiento debilita el físico y la psiquis. En Francia, los femicidios aumentaron un tercio. Si hasta muchos venezolanos vuelven a su país por la situación de hostilidad y xenofobia.

Como sistema marxista, la cuarentena no solo ha establecido violencia y la denuncias incluso entre familiares, sino que decidió de hecho la muerte de las religiones y prohibió las celebraciones de Semana Santa en muchos países. Según el IFES, 39 países “postergaron” procesos electorales. El cerramiento de las economías podría dejar hasta 22 millones de personas más en pobreza extrema en Latinoamérica, según la Cepal. Muchos de ellos morirán por desnutrición o malas condiciones de vida, amén de engrosar el delito.

Así como la crisis económica no se termina con el virus sino cuando los Estados dejen de reprimir, la humanidad no tendrá futuro sin un “Nüremberg”. No creo que encarcelar a nadie sea una solución, pero tiene que ocurrir una fuerte condena dejandole claro a los ciudadanos que el pánico no puede ser el motor de sus votos, que el periodismo terror no es ético y, sobre todo, que los dirigentes no pueden actuar con sus criterios políticos violando el Estado de Derecho, la moral y los DDHH.

 

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

Demasiado optimismo por el fin de la pandemia

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

La nivelación de la pandemia en zonas clave como NYC, New Jersey e Italia -que estaría marcando el principio del fin de la crisis sanitaria- entre otras cosas, ha traído este lunes demasiado optimismo, en mi opinión. Es que si bien es cierto que esta pandemia parece que finalmente terminará -y con menos muertes que la influenza- no es el coronavirus el que ha traído la crisis económica sino la represión del mercado por parte de algunos gobiernos en términos de paralizar gran parte del sistema productivo. Y no está nada claro que esta represión terminará una vez controlado el coronavirus, por el contrario, en algunos países hasta podría aumentar.

Además, inversores y analistas no cuentan hoy con referencias macroeconómicas relevantes que les puedan aguar la fiesta todavía más. De hecho, esta semana solo destacará, como en las dos anteriores, el dato de peticiones iniciales de subsidios por desempleo, que seguramente volverá a dispararse como se anticipa.

Wall Street rebota un 7% este lunes y supera los máximos de la semana pasada, en tanto que el oro llega a los US$ 1665 precisamente porque no todos se creen que terminó la recesión y “los inversores han buscado asegurarse contra la posibilidad de que la ralentización de la economía vaya a más”, aseguran desde Bloomberg. También hoy se ha conocido que tres de las mayores refinerías de oro, en el cantón suizo de Ticino, han reanudado su actividad, aunque con limitaciones luego de dos semanas de inactividad.

Trump anunció la semana pasada un gran acuerdo por el petróleo que luego se enfrió, total que el crudo ha vuelto a caer, de forma algo más moderada. Entretanto se fortalece el dólar y el Dollar Index Spot sube hasta 100.72, y baja el euro quedando a 1.079 dólares.

Los índices de Wall Street retoman un rebote que aún tiene algo de recorrido pero que, si se atiende al análisis técnico, es débil. El Dow Jones se dispara un 7.7%, hasta alcanzar los 22679 puntos; el S&P 500 sube otro 7%, hasta los 2663 puntos, y el Nasdaq 100 escala un 7.35%, hasta situarse en las 8081 unidades. Por ahora el parqué neoyorquino se tiñe de verde. Sus índices vuelven a las alzas y alargan un rebote que se mantendrá vivo -aunque inestable- siempre que estos no pierdan soportes.

Entre las compañías que mejor se han comportado en bolsa este lunes están algunas de las más castigadas en esta corrección bursátil. Como Royal Caribbean (NYSE:RCL), que recupera un 22% de su valor en una sola jornada, Carnival (NYSE: CCL) 20.26% y Norwegian (NYSE: NCLH) 18.39%. Las tres forman el triunvirato que domina el sector de los cruceros en el mundo. También Boeing (NYSE:BA) empezaba la semana con una subida del 19.47% y ha sido un buen día para Kohl’s, Nordstrom y Ross Stores.

Por cierto, los inversores siguen pendientes de si Rusia y Arabia Saudí finalmente esta semana acordarán recortar la producción de petróleo. La reunión de la OPEP y sus aliados se ha aplazado al 9 de abril ante la falta de consenso. “Un acuerdo efectivo requerirá de la participación de los tres [Arabia Saudí, Rusia y Estados Unidos], pero no todos los recortes de barriles serán iguales”, apuntan desde Bloomberg. Por su lado, Trump, quien en un principio se mostró como un mediador entre Rusia y Arabia Saudí, el domingo amenazó con “usar aranceles [sobre el crudo de fuera de EEUU] si fuese necesario”.

El precio de los futuros del Brent cae cerca de un 3% hoy, hasta descender a los 33 dólares por barril. Así, las pérdidas que acumula en lo que va de año son de 50%. El precio de los futuros del West Texas (WTI), cae un 7.20% con respecto al viernes, lo que deja el crudo estadounidense en los 26.30 dólares por barril. En lo que va de año pierde un 57% de su valor.

El Dax también viene con rebotes este lunes del 5.77% quedando en los 10075.17 rompiendo la resistencia de los 9.600 puntos que ahora se convierte en soporte. De momento sigue dentro del rango y veremos qué pasa con esas zonas de 9.900/10.100 que son las resistencias importantes.

Eso sí, gracias al dinero helicóptero seguimos con liquidez y esta es más bien la razón de la tendencia alcista y no el fin de la represión de los Estados, aunque no creo mucho en estas subidas, de momento tampoco apostaría a una baja. Por su parte el Bitcoin cotiza a US$ 7242 subiendo 53% en tres semanas.

 

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

 

Bolsas -robo advisors- y Bitcoin ¿llega la recuperación?

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

La economía global caerá 1.9% en 2020, según Fitch Ratings, en medio de la paralización global decidida entre muchos gobiernos. La recuperación de China se ralentizará por el bajón del resto. El PBI de EE.UU. caería 3.3%, el de la zona euro 4.2% y el de Gran Bretaña 3.9%.

La zona euro tuvo un descenso récord de la actividad en marzo, el índice de PMI Compuesto -actividad del sector privado- quedó en 29.7, mínimo histórico. Pérdidas de empleo en muchos países, y registrando España la mayor destrucción, y lo peor está por llegar según Chris Williamson, economista de IHS Markit. En cuanto a Latinoamérica, baste decir que, según la Cepal, entre 14 y 22 M de personas caerían en la pobreza extrema.

Así, la caída de Wall Street ha sido la más rápida de su historia. ¿Cuánto tiempo tardaron las acciones en caer 30%?: En 2020, 19 días; en 1929 y 1987, 55 días y con el estallido de las punto.com en el 2000 y en la crisis de 2008, un año.

Los detractores del trading algorítmico – “robo advisors”- dicen que agrava la recesión al ser los operadores sustituidos por máquinas inexpertas. Los defensores dicen que vivieron el “flash crash” del 6 de mayo de 2010 cuando el Dow Jones cayó 998.5 puntos -un 9%- en minutos para luego recuperarse el mismo día. En cualquier caso, su avance es inevitable y muchos gestores ya cerraron sus fondos y, según Wells Fargo, los robots reemplazarán 200.000 bancarios antes de 2030.

Algunos, ingenuos en mi opinión, creen que la recuperación está a la vuelta de la esquina. Por caso, según Rida Morwa, de Seeking Alpha, no es la primera vez que se da un mal comienzo y el resto del año termina siendo positivo como en 1933, 1935, 1938, 1939 y 2009, con una rentabilidad anual del 39.36%.

Según Morwa, pese a que la mayoría de los inversores se muestra bajista, los insiders siguen comprando a niveles récord, lo que, históricamente, se produce al llegar al piso. En las “empresas, no están tan alarmados. Manejan mejor el pulso de la economía” y la evolución de la pandemia. No lo creo, más bien los insiders intentan sostener sus acciones a la vez que yerran al creer que la crisis es culpa del covid- 19 y no de los gobiernos.

Italia habría alcanzado el pico el 21 de marzo. En China la epidemia estaría llegando a su fin, mientras que en EE.UU. sitúan el pico en dos semanas. Así estaríamos frente al principio del fin de la pandemia. Pero como la culpa de la crisis no es del virus sino de los gobiernos, el hecho de que se retire la pandemia no es sustancial -solo entusiasma a los ingenuos- sino que se revierta la fuerte represión de los Estados sobre la sociedad. Y esto podría no suceder, sino que la debacle económica, en un círculo vicioso, hasta podría llevar a una más fuerte intervención estatal en forma de estatizaciones de empresas “para evitar la quiebra”, aumento de la presión fiscal y dinero helicóptero que se pagará con inflación.

Sea como sea, algunos ven acciones con futuro. Muchas compañías han suspendido sus dividendos. Goldman Sachs estudió las empresas del Russell 1000 con un historial de 90 trimestres consecutivos de pagos de dividendos sin recortes, con mucho efectivo y balances saludables. Destacan Home Depot (NYSE:HD), IBM (NYSE:IBM), 3M (NYSE:MMM) y Cisco Systems (NASDAQ:CSCO).

Bank of America (NYSE:BAC) también elaboró sus “top 10 de EE.UU.”. La lista incluye a Apple (NASDAQ:AAPL) que ya absorbió las noticias negativas sobre el virus. Tras caer 26% desde sus máximos de enero, cotiza a US$ 241.41, calificación de compra y un precio objetivo de US$ 300. Honeywell (NYSE:HON) con precio objetivo de US$ 155 por acción, que cotiza hoy a US$ 127.45. Destacan los consumibles, cuando aumenta el riesgo de recesión. Procter & Gamble (NYSE:PG), por lo tanto, es una inversión conservadora para estos tiempos. Tras subir un 80% desde mediados de 2018, sus acciones cayeron 12% este año y cotizan a US$ 115.08, tienen calificación de compra, y precio objetivo de US$ 135.

Para Credit Suisse, existe un fuerte traslado de la publicidad a la web, aumenta el comercio electrónico, los teletrabajadores y caen los viajes de negocios. Las beneficiadas serán Amazon (NASDAQ:AMZN) y la matriz de Google, Alphabet (NASDAQ:GOOGL). Y a pesar de todo, Booking.com (NASDAQ:BKNG) ya que, levantadas las restricciones, puede ganar cuota de mercado al desaparecer por la crisis los operadores vulnerables.

Mi consejo prudencial es huir más de los países con gobiernos más restrictivos y mirar aquellos como Suecia, Portugal y Corea que han sido menos represivos, no solo porque la intervención de los Estados resulta destructiva sino por la seguridad jurídica. Me gusta Samsung (KS:005930) -siguiendo el consejo de los gurús de Wall Street: compra lo que usas- porque si bien el comercio global está destrozado, es líder en un rubro esencial y de un país, Corea, que actuó con mayor racionalidad frente a la pandemia. Sus acciones cayeron 27% desde el 20 de febrero -mientras el S&P 500 cae 35%- y están subiendo con firmeza.

Por su parte, el Bitcoin (BTC) cotiza a US$ 6.780, 45% arriba en 20 días, superando la media móvil de las últimas 200 semanas de US$ 5.000. Dada la crisis y los bancos centrales proporcionando “dinero helicóptero”, el BTC se antoja atractivo sobre todo porque el “halving” se producirá a mediados de mayo: los BTC que ingresan en circulación cada 10 minutos, recompensa de bloque, disminuirán de 12.5 a 6.25.

 

 

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

 

¿Invertir en Europa? Grave error: culpar al covid y no a los gobiernos

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

La zona euro sufre una caída récord de la actividad en marzo ante las medidas estatales de bloqueo a la economía con la excusa de contener la propagación del virus. El índice de PMI Compuesto, que mide la actividad del sector privado, registró su mayor caída hasta situarse en 29.7, en mínimos históricos. El dato apunta a una contracción trimestral del PBI del 2% en marzo y del 10% interanual y lo peor está por llegar, dicen los analistas y, en mi opinión, es “peor que peor”.

El PMI del sector servicios de la Zona Euro cayó hasta un nuevo mínimo histórico de 26.4 puntos, desde los 52.6 de febrero. En Italia, donde las medidas represivas llevan más tiempo instaladas, cayó hasta los 17.4 puntos. “La disminución especialmente pronunciada de Italia probablemente ofrece una idea de lo que vendrá para otros países a medida que los cierres y bloqueos se vuelven más frecuentes y se aplican de manera más estricta en los próximos meses”, indica Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit.

Todos los países registraron récords de caída, siendo Italia y España las que experimentaron las mayores reducciones debido a que allí las acciones coactivas, ergo, destructivas del mercado por parte del Estado han sido más fuertes. La tasa de declive de las contrataciones fue en marzo la más fuerte desde junio de 2009 y se registraron pérdidas de empleo en todos los países, registrando España la mayor destrucción del empleo y “sin duda alguna durante los próximos meses se verá un aumento considerable de las cifras del desempleo”, apunta Williamson.

Algunos analistas, que pecan de ingenuos en mi opinión, creen que la recuperación está a la vuelta de la esquina. Por caso, Rida Morwa, de Seeking Alpha, recuerda que no es la primera vez que se da un mal comienzo de año. Afirma que, por lo general, en años así, el resto del año termina siendo positivo. Sucedió en 1933, 1935, 1938, 1939 y 2009, con una rentabilidad anual del 39.36%.

Según Morwa, pese a que la gran mayoría de inversores se muestra bajista, los insiders siguen comprando acciones a niveles récord, lo que, históricamente, se ha producido en más ocasiones cuando teníamos el inicio de un suelo. “Está claro que, dentro de las empresas, no se percibe la situación de alarma que percibimos fuera. También manejan mejor el pulso de la economía y los posibles cambios en las fases de confinamiento que ordenen instancias más altas”.

No me lo creo, me parece que más bien los insiders están intentando sostener sus valores a la vez que apostando a que estas volverán a subir en algún momento y errando al calcular que las autoridades aliviarán el peso -destructivo, coactivo- del Estado.

Y, finalmente, quedaría valorar la situación de la propia pandemia, o cómo evolucionan los casos de contagios. Italia alcanzó un pico el 21 de marzo y, si contabilizamos el total de los casos, la tasa empieza a reducirse. Así, de ver porcentajes del 20% el 14 de marzo, pocos días después de que se decretara el confinamiento, a ver un 4% en el total de contagios estos días, un número que sigue en descenso.

Por su parte, en China la pandemia podría estar llegando a su fin, mientras que en EE.UU. sitúan el pico en dos semanas. Una situación que, de confirmarse, daría también un respiro a los más asustados, lo que podría provocar nuevas subidas en las bolsas. Y todo ello sin mencionar los casos resueltos, los enfermos que se curan y pueden volver a casa.

Esto es así, todo indica que ya empezó el principio del fin de la pandemia. Pero como la culpa de la crisis no es de la pandemia sino de los gobiernos, el hecho de que se retire la pandemia no es sustancial -solo entusiasma a los ingenuos-, lo importante es que se revierta el tremendo avance de los Estados sobre la sociedad (y su faz económica, el mercado). Y lo cierto es que esto no solo que podría no suceder, sino que el desastre económico está llevando a una más fuerte intervención estatal en forma de estatizaciones de empresas “para salvarlas de la quiebra”, aumento de la presión fiscal y dinero helicóptero que se pagará con inflación.

De modo que mi consejo prudencial es huir de los países que han implementado medidas coactivas como cuarentenas forzadas y otras restricciones y centrarse en aquellos como Suecia y Portugal que no lo han hecho.

El crecimiento promedio de la economía sueca de 2014 a 2017 ha sido de 3.1%, es decir un 55% más alto que el de los países de la OCDE. Si bien en 2019 cayó a 1.2% venía recuperándose hasta esta crisis global que, evidentemente, la afectará ya que afecta todo el comercio global, sin embargo, será mucho menos castigada que en los países represores y, además, resulta importante la seguridad jurídica que se deduce del comportamiento racional del gobierno sueco frente al cronavirus.

Y lo mismo le cabe a Portugal aunque, tras crecer un promedio de 3.0% en 2017-2018, la economía lusa haya moderado su crecimiento hasta cotas en torno al 2%, en 2019. Antes de la crisis, se estimaba un avance un 1,7% en 2020.

 

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

 

Con o sin “robo advisors”, las acciones que mejor pintan

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

Ubiquémonos en el escenario. La economía mundial se contraerá un 1.9% en 2020, según dijo este jueves Fitch Ratings, estimando una profunda recesión global, en medio de la paralización global decidida por muchos gobiernos. En un círculo vicioso, la recuperación de China se verá obstruida por la caída del resto del mundo. El PBI de EE.UU. se contraería 3.3% en 2020, mientras que el de la zona euro y de Gran Bretaña retrocederían 4.2% y 3.9%, respectivamente. Muy optimistas en mi opinión.

Así las cosas, la caída de Wall Street ha sido la más rápida de su historia. Para que se den una idea de cuánto tiempo tardaron las acciones en caer un 30%, señalemos que este año 2020 sólo 19 días. El anterior récord databa de 1929 y 1987 con 55 días y con el estallido de las punto.com en el 2000 y en la crisis de 2008 se tardó casi un año.

Los detractores del trading algorítmico – “robo advisors”- dicen que están agravando la recesión económica y que el mercado es cada vez más difícil de prever ya que los participantes tradicionales son sustituidos por máquinas sin experiencia. Los defensores dicen que no, ya que vivieron el “flash crash” del 6 de mayo de 2010 que originó que el Dow Jones cayera 998.5 puntos -casi el 9%- en minutos para luego recuperar gran parte el mismo día.

En cualquier caso, su avance es inevitable y por ello muchos gestores que prosperaron en décadas anteriores han cerrado sus fondos, entre ellos Louis Bacon de Remington Funds, Jeffrey Vinik – ex administrador del fondo Magellan de Fidelity- y Leon Cooperman de Omega Advisors. Y es que, según Wells Fargo, los robots reemplazarán 200.000 puestos de trabajo en la banca en los próximos 10 años.

Sea como sea, quedan acciones con futuro aun cuando que los cierres de las economías parecen profundizarse. Muchas empresas han suspendido sus dividendos para preservar el efectivo tras esta masiva crisis, así que resulta más complicado encontrar acciones de dividendo seguro que puedan seguir proporcionando un flujo de ingresos estable.

Goldman Sachs ha estudiado las empresas del universo del Russell 1000 con un historial de 90 trimestres consecutivos de pagos de dividendos sin un solo recorte. Estas empresas también tienen un amplio efectivo y balances saludables. Los más destacados son Home Depot (NYSE:HD), IBM (NYSE:IBM), 3M (NYSE:MMM) y Cisco Systems (NASDAQ:CSCO).

Por su parte, Bank of America (NYSE:BAC) también elaboró sus “top 10 de EE.UU.”, que incluye acciones que supuestamente tienen la capacidad de sobrevivir en este entorno altamente desafiante. La lista incluye a Apple (NASDAQ:AAPL) que ya ha absorbido la mayoría de las noticias negativas relacionadas con el coronavirus. Tras una caída del 26% desde sus máximos de enero, cotiza ahora a US$ 244.82, proporcionando un punto de entrada atractivo para los inversores a largo y corto plazo, tienen calificación de compra y un precio objetivo de US$ 300.

Honeywell (NYSE:HON) es otra de las favoritas de BAC debido a su sólido balance, menor riesgo operativo y generación de flujo de efectivo, estableciendo un precio objetivo de US$ 155 por acción, que cotiza hoy a US$ 132.81. Los productos básicos de consumo son otro sector a destacar cuando aumenta el riesgo de recesión. Procter & Gamble (NYSE:PG), ofrece productos esenciales que los consumidores siguen necesitando y comprando, por lo tanto, es una inversión conservadora para tiempos de volatilidad. Tras subir más de 80% desde mediados de 2018, cayeron 12% este año. Las acciones cotizan ahora a US$ 114.46 y tienen calificación de compra, con un precio objetivo de US$ 135.

En tanto que para Credit Suisse, aunque el sector se ha visto zarandeado, algunas tecnológicas surgirán con fuerza pasada la incertidumbre relacionada con el coronavirus. Hoy existe un fuerte traslado de la publicidad al ámbito online, el aumento del comercio electrónico para comestibles y artículos de lujo, un mayor porcentaje de trabajadores utilizando las telecomunicaciones y la disminución de los viajes de negocios. Las empresas que se beneficiarán así serán Amazon (NASDAQ:AMZN) y la sociedad matriz de Google, Alphabet (NASDAQ:GOOGL).

Y a pesar de todo, Credit Suisse augura buenos resultados para el sitio web de viajes Booking.com (NASDAQ:BKNG) ya que una vez que los bloqueos con la excusa del coronavirus desaparezcan, la empresa está bien capitalizada y puede ganar más cuota de mercado al desaparecer por la crisis los operadores vulnerables.

Finalmente, en mi opinión, habrá que mirar aquellos mercados como el sueco cuyas economías no fueron cerradas por los gobiernos. EL OMXS30 sueco desde el 20 de febrero cae “solo” 33% y viene subiendo, mientras que el SP 500 cae 35% y sigue inestable y el Dow Jones también baja 35% y sigue cayendo. Me gusta también Samsung (KS:005930) -siguiendo el consejo de los gurús de Wall Street: compra lo que usas- porque si bien el comercio internacional está destrozado, es una marca líder en un rubro esencial hoy día y de un país, Corea, que tampoco ha impuesto cuarentena obligatoria. Sus acciones cayeron 28% desde el 20 de febrero, y están subiendo con firmeza.

 

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio

@alextagliavini

ww.alejandrotagliavini.com

La ‘cruz de la muerte’ y el halving del Bitcoin

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

El Bitcoin (BTC) cotiza a USD 6.670, lo que representa una ganancia del 1% en las últimas 24 horas, y del 14.66% desde la apertura semanal a USD 5.815. En cuanto al rendimiento en relación con sus pares, el Ether (ETH) y el XRP tuvieron la semana pasada un rendimiento inferior frente al dólar estadounidense, y han seguido haciéndolo.

Como resultado, el dominio de BTC ha aumentado un 1.5% y está presionando para recuperar el 68% de participación en el mercado, ya que ha habido una migración por aversión al riesgo hacia el BTC, aunque el dominio aún ha disminuido un 4% desde los picos del año, de alrededor del 70%.

BTC está cotizando cerca de lo que se considera un punto de decisión fundamental en USD 6.8K. Este es un soporte anterior que ahora actúa como resistencia superior, diseccionado por una línea de tendencia de resistencia diagonal, que se remonta a mediados de 2019.

Superar el nivel de USD 6.5K ha sido una señal de fortaleza, por encima de la media móvil de las últimas 200 semanas de USD 5K. Observando el panorama general, una ruptura significativa de la resistencia de USD 6.8K podría llevar al BTC a USD 7.200, según Cointelegraph, pero por encima de eso se encuentra una resistencia formidable.

Hay una llamada “cruz de la muerte” que tiene lugar hoy en día a USD 8300, donde la media móvil de 50 días cruza por debajo de la media móvil de 200 días. El índice de fuerza relativa (RSI) también muestra una divergencia bajista que se suma a la tendencia bajista.

Históricamente, hemos visto un repunte en los patrones de cruces de la muerte y la depreciación en un patrón de cruz de oro. Si la tendencia alcista rompe el nivel de USD 6.800, hay una alta probabilidad de presión de venta de alrededor de USD 8K debido a la confluencia del soporte perdido anteriormente que ahora es probable que actúe como resistencia.

El índice cripto de miedo y codicia, que es una métrica que deriva el sentimiento en el mercado de varias fuentes, muestra de manera sorprendente que el mercado sigue teniendo un miedo extremo, lo que significa que es probable que haya más volatilidad en el camino.

La última vez que el miedo fue tan alto durante tanto tiempo fue en diciembre de 2018, cuando llegó a mínimos y, curiosamente, también en la media móvil de 200 semanas lo que fue un buen indicador de que el piso estaba puesto.

El mercado de futuros también da una idea de cuál es la expectativa para el precio de BTC con contratos que finalizan en junio y que actualmente cotizan en ‘retraso’ con un descuento de los precios spot de alrededor del 1%. Sin embargo, existe la expectativa de cierta recuperación y una mayor valoración para el cierre del contrato de septiembre.

El financiamiento perpetuo de swaps también sigue siendo negativo en el mercado, lo que significa que, para lograr una posición de efectivo sintético en un intercambio perpetuo de swaps, los participantes del mercado están pagando efectivamente una tasa de interés.

Históricamente, ha habido una relación inversa entre el financiamiento negativo y la propensión a que el mercado se torne alcista, por lo que esto puede indicar que eventualmente, aquellos que pagan para estar en una posición corta por períodos más largos mientras el precio permanece plano por encima de la media móvil de 200 semanas, naturalmente, serán expulsados.

Con la incertidumbre global alcanzando hoy picos históricos y con el compromiso de los bancos centrales de proporcionar liquidez “ilimitada” en forma de deuda, BTC se encuentra en la zona cero en términos de encarar su creación.

Mientras los activos globales se están depreciando en términos reales, la oferta “inflacionaria” -halving- de BTC se reducirá a la mitad en mayo (los BTC que ingresan en circulación cada 10 minutos conocidos como recompensas en bloque disminuirá 12,5 a 6,25) y una vez que se calmen las aguas en los mercados globales, puede ser que haya un flujo de dólares inactivos hacia el mercado de BTC.

Este contexto macroeconómico podría ser muy beneficioso para el precio de BTC. El desafío clave es mantener la media móvil de 200 semanas y los ingresos del minero por encima del costo de producción, que actualmente es el caso.

Suponiendo que se mantendrá la media móvil de 200 semanas y que la resistencia esperada será de USD 8K, BTC puede encontrarse negociando lateralmente entre USD 6K y USD 8K durante algún tiempo antes de un movimiento decisivo. El escenario no podría ser un mejor momento para hablar sobre el halving y en unas pocas semanas se presentará como un evento inminente que podría ser el catalizador para llevar a BTC por encima de la resistencia; el tiempo lo dirá, aún quedan algo menos de 50 días para que la recompensa de BTC se reduzca a la mitad.

 

*Senior Advisor, The Cedar Portfolio

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

Sweden, a serious country

By Alejandro A. Tagliavini *

 

Stockholm is in peace and freedom. There are people, there is life in the cafeterias and adolescents chatting in the parks. Authorities advise social distancing, work at home, that people over 70 isolate themselves and that meetings be limited to 50 people. Standing in bars is prohibited, but they do serve tables. High schools and universities are closed, but preschools and elementary schools are not.

“Sweden is an unusual case,” said Johan Giesecke of the Health Agency, “Other nations have taken inconsiderate political measures instead of those dictated by science.” Coinciding with many scientists, such as Georgetown’s Lawrence Gostin, who says that quarantines are never effective. Mandatory quarantine – imposed by police States – is not real because the virus can be spread from the balcony, in the elevator, etc., and prisoners are more likely to become infected and become ill when weakened.

According to Gymtca, after three weeks of inactivity, a person loses 40% of his physical conditions, at 7 weeks, 100%, gaining in stress, depression, anxiety, aggressiveness, paranoia and panic and losing especially in immune defences. According to Federico Fros Campelo, professor of ITBA in Neuroscience, when the brain “operates normally, sequential thinking governs and there is a cause-effect link… with uncertainty… Fear of the inexplicable makes us believe in all the news that we receive”. The oxytocin hormone strengthens the bonds of proximity and decreases with isolation. “In the absence of contact, the brain can be tricked through technology. Similar effect to pornography”, says Fros.

The governments of the police States -which are enlarging like a cancer and later it will be difficult to roll them back- know that with the “quarantine the number of cases will not go down … it is sought that they appear in a controlled manner and not overflow the system,” says the main adviser to the Argentine Government. In other words, it recognizes that the state health system is incompetent, in fact, for example in Spain, while private companies are handing out masks by the millions, the government is far behind. So, then the state must withdraw, not interfere further.

With enormous hypocrisy it is said that life must be preserved, even if it costs the economy. To neglect the economy is to kill more people than this epidemic. In Spain, a program “Feeding desperate families due to the covid crisis” has been created. Covid crisis? Things in place, the food crisis is a direct consequence of the measures of the police State, not the virus.

Juan Isasmendi, a priest in Buenos Aires, has just set up an emergency dining room for 4,000 daily servings. “We are perplexed. The ‘health emergency’ has worsened the social emergency …” Many people are forbidden to go to work. So far in 2020, according to the UN, only among children under 5 have died 140,000 from malnutrition. And the situation is worsening quickly by global enclosure.

Sweden, which with 10 million inhabitants had 239 deaths from the coronavirus until the end of March, acts wisely, because violating the human right of freedom will make things worse, evil can only bring evil, it is Parmenides’ principle of non-contradiction, and violence – police coercion – can only destroy the cosmos, as Aristotle already said.

 

*Senior Advisor at The Cedar Portfolio  and member of the Advisory Council of the Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

Suecia, un país serio

Por Alejandro A. Tagliavini*

 

Estocolmo está en paz y libertad. Hay gente, hay vida en las cafeterías y adolescentes charlando en los parques. Las autoridades aconsejan el distanciamiento social, el trabajo en casa, que las personas mayores de 70 años se aíslen y que las reuniones se limiten a 50 personas. Está prohibido estar de pie en los bares, pero dan servicio en mesas. Las escuelas secundarias y universidades están cerradas, pero no las preescolares y primarias.

“Suecia es un caso atípico”, dijo Johan Giesecke, de la Agencia de Salud, “Otras naciones han tomado medidas políticas desconsideradas en lugar de las dictadas por la ciencia”. Coincidiendo con muchos científicos, como Lawrence Gostin, de Georgetown, que asegura que las cuarentenas nunca son efectivas. La cuarentena obligatoria – impuesta por el Estado policial- no es real porque se puede contagiar desde el balcón, en el ascensor, etc., y los recluidos son más propensos a contagiarse y enfermarse al estar debilitados.

Según Gymtca, a las tres semanas de inactividad física una persona pierde el 40% de su estado, a las 7 semanas el 100%, ganando en estrés, depresión, ansiedad, agresividad, paranoia y pánico y perdiendo sobre todo en defensas inmunológicas. Según Federico Fros Campelo, docente del ITBA en Neurociencia, cuando el cerebro “opera con normalidad, rige el pensamiento secuencial y se da la vinculación causa-efecto… con la incertidumbre… El miedo a lo inexplicable nos hace creer en todas las noticias que nos llegan”. La hormona de la oxitocina fortalece los vínculos de proximidad y disminuye con el aislamiento. “Ante la falta de contacto, se puede engañar al cerebro a través de la tecnología. Efecto similar al de la pornografía” asegura Fros.

Los gobiernos del Estado policial -que se agranda como un cáncer y luego será difícil retrotraerlo- saben que con la “cuarentena el número de casos no va a bajar… se busca que aparezcan de manera controlada y no desborde el sistema”, dice la principal asesora del Gobierno argentino. Es decir, reconoce que el sistema de salud estatal es incompetente, de hecho, por caso en España, mientras que las empresas privadas están repartiendo barbijos por millones, el gobierno viene muy por detrás. Entonces el Estado debe retirarse, no entrometerse aún más.

Con enorme hipocresía se dice que hay que preservar la vida, aunque cueste la economía. Descuidar la economía es matar a más personas que esta epidemia. En España se ha creado un programa “Alimentando familias desesperadas por la crisis del covid”. ¿Crisis del covid? Las cosas en su lugar, la crisis alimentaria es consecuencia directa de las medidas del Estado policial no del virus.

Juan Isasmendi, sacerdote en Buenos Aires, acaba de habilitar un comedor de emergencia para 4.000 raciones diarias. “Estamos perplejos. La ‘emergencia sanitaria’ ha empeorado la emergencia social…” mucha gente ya no trabaja. En lo que va del 2020, según la ONU, solo entre menores de 5 años han muerto 140.000 por desnutrición. Y la situación se agrava rápidamente por el encerramiento global.

Suecia, que con 10 millones de habitantes tuvo 239 muertos por coronavirus hasta fin de marzo, actúa con sabiduría, porque violar el derecho humano de la libertad empeorará las cosas, el mal solo puede traer mal, es el principio de no contradicción de Parménides, y la violencia -la coacción policial- solo puede destruir al cosmos, como ya decía Aristóteles.

 

 

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

 

@alextagliavini

 

www.alejandrotagliavini.com

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: