Por Alejandro A. Tagliavini*

 

El 11 de febrero escribí una nota (¿Por qué el dólar es la divisa con mejores expectativas a nivel global?) en la que afirmaba que la moneda de mejor actuación era el billete estadounidense -el Dollar Index Spot superaba los 98.84- en tanto que la peor resultaba ser el euro que había bajado a 1.0912 EU/USD. En aquel momento “Los activos estadounidenses se benefician por los buenos datos”. Entonces, era impensable la draconiana represión a la actividad en general como método de los gobiernos para combatir el coronavirus.

Hoy, irónicamente, el dólar sigue siendo la estrella a pesar de que los datos son pésimos. Por caso, desde que comenzaron las represiones a mediados de marzo, en EE.UU. se presentaron un total de 36.5 M de solicitudes de seguro de desempleo. Por cierto, cómo siempre ocurre con cualquier intervención estatal -que los de mayor capacidad económica derivan hacia abajo, por caso, los impuestos subiendo precios- la desocupación también perjudica a los más pobres: en marzo perdió el empleo el 39% de trabajadores con un ingreso menor a US$ 40.000 anuales, el 19% de los de ingresos entre 40.000 y 100.000 y el 13% de los de ingresos superiores a 100.000.

Si bien los pedidos de seguro de desempleo semanales se mantienen por encima del promedio esperado de 2.5M, tienden a la baja y eso ha traído cierto optimismo. Así Wall Street subía moderadamente, mientras que los rendimientos de los bonos del Tesoro caían, precisamente, por la fortaleza del dólar.

bloom

 

Además, el euro no resulta atractivo entre otras cosas porque el Banco Central Europeo, en un reciente informe, ve con buenos ojos las tasas de interés negativas. Para remate, la incertidumbre global provoca que los inversores busquen activos refugio. Aunque sin dudas es impensable, el hecho de que se hable hasta de un conflicto militar muestra el grado de incertidumbre.

“Me han preguntado mucho recientemente: ¿Estallará una guerra militar entre China y EE.UU.? Mi respuesta… nadie quiere una guerra”, twitteó el editor jefe de Global Times, Hu Xijin. Lo que sí es cierto es que podría llegarse a una “guerra financiera”. Entre otras cosas, Trump ha instado al Federal Retirement Thrift Investment Board, el principal fondo de pensiones estadounidense, a dejar de invertir en compañías chinas.

Así las cosas, hoy el Dollar Index Spot supera los 100.43 y el EU/USD baja hasta 1.08.

spot

 

Entretanto en Argentina la presión sobre el blue aumenta. Mientras la recaudación se hunde y el gasto se dispara, el BCRA ya emitió para auxiliar al Tesoro -acumulado en lo que va de 2020- $ 731.620 M, es decir, 132% más de lo girado el año pasado, equivalente al 2.4% del PBI versus el 2.5% de todo el 2019.

2020-05-15 (12)

Según el IARAF, el déficit primario, considerando a las provincias, durante 2020 podría ir del equivalente al 6% del PBI en un escenario optimista al 8% en uno pesimista. Lo que conllevaría una emisión de entre $ 1.8 B a 2.4 B.

Para Delphos Investment, además de elevarse la ratio de circulante equivalente al PBI, también es muy alta la relación de circulante más depósitos totales (M2) sobre reservas brutas ya que arroja un precio del dólar oficial del orden de los $130. Para peor esto va en aumento ya que el déficit fiscal de mayo sería mayor que el de abril y, consecuentemente, también así sería la asistencia del BCRA.

El BCRA confirmó la expansión monetaria: el circulante creció 8.5% en abril en términos reales y sin estacionalidad, y los depósitos a la vista registraron un aumento promedio mensual de 15.5%. Así las cosas, dicen los rumores que cerca del Gobierno ven para fines de año un dólar oficial a $95 y el “blue” a $200 y, en mi opinión, son muy optimistas.

Por cierto, ayuda a bajar la presión cambiaria el evitar un default cosa que el gobierno parece empeñado en lograr, pero lo cierto es que cualquier reestructuración luce mal en el mediano plazo ya que no se vislumbra un plan económico capaz de generar un superávit que haga sustentable la deuda. Para sumar presión al blue, están las restricciones al dólar CCL y MEP y el hecho de que la economía informal ronda el 35% y hoy no tiene otra opción frente a la espiral inflacionaria.

De momento, el mercado se recupera sobre todo debido a los precios atractivos: el Merval debajo de los US$ 400 históricamente fue una buena opción de compra, según muchos analistas. La deuda en pesos, que continuó mostrando una muy buena performance en las últimas semanas, debido a que no ha dejado de pagarse. Pero si bien la curva de la deuda en pesos rinde todavía 15 puntos por encima del aumento del IPC, en mi opinión podría quedar debajo de lo que promete el blue.

 

*Asesor Senior en The Cedar Portfolio  y miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com